Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Carmen Terraes, en primer término, con otras integrantes del equipo del programa Alumnado Ayudante. S. F.

Carmen Terraes, coordinadora del Programa Alumnado Ayudante del IES de Utrillas: “Mejorar la convivencia en el aula facilita el proceso de enseñanza y el aprendizaje”

26 alumnos y 9 profesores colaboran en la prevención, detección y mediación para la resolución de conflictos

Carmen Terraes es profesora de Biología y Geología en el IES Fernando Lázaro Carreter desde hace ocho años y desde hace cinco forma parte del equipo organizador del programa Alumnado Ayudante, una iniciativa que favorece la convivencia escolar, tanto dentro como fuera del aula. Este curso pretenden centrarse en la formación de los ciberayudantes, realizar actividades para fomentar la interculturalidad del IES y para la gestión de las emociones. Consideran muy necesario poder  contactar con otros institutos que también trabajan con este tipo de programas para crear una especie de red de apoyo e intercambio de experiencias.

-¿En qué consiste este programa?

-Alumnado Ayudante es un programa de convivencia escolar que surge no solo de la necesidad de disminuir los conflictos surgidos en este contexto, sino también de mejorar las relaciones entre el propio alumnado y entre estos y el profesorado. Además, al mejorar la convivencia en el aula se facilita el proceso de enseñanza y el aprendizaje. Lo que trabajamos en este programa es la prevención, detección y mediación de los conflictos, siendo el propio alumnado ayudante el que, de forma voluntaria, contribuye activamente a la mejora de la convivencia en el IES, ellos son los protagonistas. Por eso es un programa basado en la ayuda entre iguales. 

-¿Cuánto tiempo lleva funcionando?

-Desde 2016. En ese curso coincidimos un grupo de docentes con las mismas inquietudes y pensamos en formar un equipo en el que participaran alumnos y alumnas para mejorar el clima en el centro.

-¿Cómo se hace cargo de la coordinación de este programa? 

-Al llevar cinco años en el programa y haber realizado un máster sobre resolución de conflictos en el aula, me propusieron llevar la coordinación del programa.

-¿Qué tipo de actividades preparan?

-Por una parte, preparamos actividades de formación para nuestro alumnado ayudante orientadas a la prevención, mediante actividades para el desarrollo de habilidades como la empatía, asertividad, escucha activa, discreción etc. Otras están dirigidas a la detección del conflicto y otras a la mediación; este es  el proceso más especializado y el alumnado ayudante necesita una formación muy concreta en este ámbito. Esta actuación se la dejamos a los más mayores, a los veteranos del programa. Por otra parte, realizamos actividades para implicar a todos los estudiantes del centro. Por ejemplo, el curso pasado realizamos una jornada de convivencia con la realización de talleres de cocina y  yincanas. Este año hemos realizado un concurso de dibujo de un sticker contra el acoso en las redes y también queremos organizar un concurso de fotografía sobre las emociones que estamos viviendo en la pandemia.

Por último ,y para despedir el curso, realizamos una excursión en la que todos los alumnos y alumnas que han participado en el proyecto disfrutan de una jornada de convivencia. 

-¿Quién forma parte de Alumnado Ayudante? ¿Cómo funciona?

-Los alumnos que lo integran son 26 chicos y chicas de 2º de ESO a 2º de Bachillerato, pero en estos momentos estamos trabajando con los cursos de 1º de ESO para incorporar a los voluntarios. En cuanto a los docentes, este año somos 9.

-¿Cómo se coordina este programa durante la pandemia? ¿Ha habido situaciones en las que se hayan tenido que reinventar?

-La pandemia nos ha condicionado totalmente, hemos tenido que ajustarnos al protocolo anti covid, por ejemplo. Una de las características más importantes en este programa es el sentimiento de equipo y lo conseguimos a través de todas las reuniones, formación y actividades que realizamos juntos, pero este año no lo estamos haciendo ya que respetamos los grupos estables de convivencia,  de manera que las reuniones que solíamos hacer con todo el alumnado, ahora las hacemos por cursos. Además, hemos tenido que sustituir al alumnado en muchas dinámicas en las que participaban activamente para evitar así que se rompan los grupos burbuja. Está siendo complicado, pero mantenemos la ilusión y la esperanza de volver a la normalidad. 

-¿Tienen algún  papel  destacable los profesores y el resto de la comunidad educativa en este programa?

-Por supuesto, es imprescindible tanto el apoyo del equipo directivo como el del profesorado del IES. Ten en cuenta que tenemos que contar con ellos para poder flexibilizar en cierta medida y cuando sea necesario el horario de nuestro alumnado ayudante. Además, cuando necesitamos algún tipo de apoyo, están ahí para ayudarnos, por ejemplo, la digitalización del sticker la está realizando nuestro compañero el profesor de Dibujo. Y no me quiero olvidar de las familias, que nos dan su consentimiento para que sus hijos e hijas pertenezcan al programa.

-¿Qué planes tienen para este curso?

-Queremos iniciar la formación de los ciberayudantes y realizar actividades para fomentar la interculturalidad del IES y para la gestión de las emociones. Además nos gustaría contactar con otros IES que también trabajan con este tipo de programas para crear una especie de red de apoyo e intercambio de experiencias.