Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Carmen Carramiñana, la semana pasada en el curso celebrado en Alcañiz

Carramiñana: "El objetivo principal del programa Leer Juntos es ganar adultos lectores"

La educadora valora los beneficios que ha aportado esta experiencia de la que es cofundadora

Carmen Carramiñana fue una de las impulsoras, junto con Mercedes Caballud, del programa Leer Juntos en Aragón, una especie de club de lectura que no sólo implica al alumnado, sino a todos los adultos que están alrededor de él. Su creación hace 28 años en Ballobar, en la provincia de Huesca, tuvo tanto éxito que pronto fue exportado a toda la Comunidad autónoma aragonesa y hoy es uno de los programas de mayor éxito implantados en nuestro sistema educativo. Carmen Carramiñana participó como docente la semana pasada en el Curso de la Fundación Antonio Gargallo sobre Cómo iniciar los cambios en la Educación, celebrado en Alcañiz y que ya ha llegado a su tercera edición.

-¿En qué ha consistido desde su implantación exactamente el programa Leer Juntos?
-Principalmente, consiste en hacer adultos lectores, pero adultos que también conozcan la literatura infantil y juvenil y poco a poco que den el salto a la literatura de adultos. A través del programa Leer juntos hemos conseguido que muchas personas que no eran lectoras, al leer los libros de infantil que leían sus hijos, se hayan visto competentes y eso les ha hecho subir en su nivel lector. Otra cosa importante en Leer Juntos son las tertulias, porque los comentarios de unas personas ayudan a otras. La tarea principal de este programa es hacer profesores lectores, padres y madres lectores y bibliotecarios lectores, es decir, los adultos que van a estar en torno al niño para favorecer su lectura.

- Es decir, que el programa no está destinado exclusivamente a los alumnos de infantil y primaria de los centros educativos, sino también a todo su entorno.
-No está dirigido a niños en ese proceso de tertulia, aunque hay centros donde hay grupos de Leer Juntos en los que participan algunos alumnos que voluntariamente quieren estar allí. También hay otros programas que son mixtos, con familias y niños y niñas.

-¿Cómo ha crecido y ha evolucionado el programa Leer Juntos a lo largo de sus 28 años de trayectoria?
-Lo ha hecho de manera paulatina, aunque a lo largo de estos 28 años también ha adquirido nuevas fórmulas. Ha sido así posible a medida que se implementaba en centros diversos. Y todo eso es lo que ha enriquecido el proyecto. Lo importante del programa es que las lecturas que se seleccionan en el programa, los comentarios que se hacen y las posibilidades que dan esos libros  que se han leído dan la opción a los docentes de llevarlos con posterioridad al aula. Igualmente, las familias los comparten con sus hijos y en la biblioteca se organizan actividades diferentes. Y todas las propuestas se tienen que evaluar y ver si el alumno progresa en su competencia lectora, en su competencia escritora, etc. En casa también se tiene que acompañar. Allí no se les evalúa o se les exigen otras competencias, mientras que la biblioteca es el espacio con la libertad total.

Resultados

-¿Qué resultados ha obtenido el programa durante este tiempo?
-El primer resultado es que en algunas localidades como Ballobar, en Huesca, hay personas que permanecemos. Ha habido años con dos grupos, porque no todo el mundo podía estar de tanta gente que había inscrita. Han mejorado los recursos bibliotecarios, tanto de las bibliotecas públicas como de las bibliotecas personales, porque se hace una labor de crítica literaria. Ha mejorado la relación de los profesores con las familias, los procesos lectores de muchas personas de 30 o 40 años han ido a mejor, personas que quizá habían tenido fracasos escolares y ahora, gracias al programa, se han convertido en lectoras. Y de la misma manera también hay personas que a esas edades han accedido a otros estudios. Hay personas que habían tenido unos estudios básicos y han terminado contando en una universidad estos procesos de lectura. Es decir, es un proceso en el que se adquieren muchas competencias

-Y se ha extendido por todo el territorio.
-El programa Leer Juntos se ha extendido muchísimo en Aragón, e incluso ha pasado a otras comunidades también. Hubo una época en la que hubo programas importantes de bibliotecas escolares y una de las cosas que se desarrolló fue la participación de las familias en estos procesos de lectura.

-¿Se trata de que los niños tengan una referencia lectora a su alrededor?
-Sí, se trata de que tengan como referencia a un adulto lector, igual que los tienen como referente a la hora de comer, de la higiene, de visitar espacios de arte o de cultura. Esa es otra de las cosas importantes en el programa Leer Juntos, esto es, que la literatura no puede ser un acto aislado y puede abrir muchas posibilidades. Muchos grupos hacen viajes culturales, bien a Soria a hacer una ruta de Machado, a conocer el Maestrazgo, porque se  han realizado visitas, bien a conocer las obras de Goya aprovechando el aniversario del pintor o a otros espacios. Son actividades compartidas entre adultos y niños. Leer Juntos va más allá de la experiencia literaria.