Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

César Mingueza, cantautor: “La música me ha dado la vida y es una de las cosas que me anclan en este mundo” César Mingueza, cantautor: “La música me ha dado la vida y es una de las cosas que me anclan en este mundo”
César Mingueza con su guitarra cuando actuó en San Julián. Javier Escriche

César Mingueza, cantautor: “La música me ha dado la vida y es una de las cosas que me anclan en este mundo”

“Yo siempre me encuentro mejor con la gente más llana que en grandes eventos o grandes historias”

Al cantautor César Mingueza le apasiona la música y ha hecho de ella su pasión en los dos últimos años, como ha podido demostrar en varias ocasiones en Teruel, la primera el año pasado cuando participó en la actividad La Plaza Suena, organizada por la Federación de Asociaciones Vecinales y Culturales de Teruel, y la segunda recientemente cuando participó en un recital homenaje a Joaquín Carbonell que tuvo lugar recientemente dentro de los actos de la puesta en marcha del centro sociocultural de San Julián.

- ¿Empezó a cantar cuando tenía 50 años, cómo fue ese proceso?

- Yo a los 16 años me compré la primera guitarra, estuve ahorrando un año la paga de la semana de mi casa. Me enseñó un amigo y yo como escribía poemas, pues hacía las letras y él escribía la música. Hicimos una docena de canciones y cuando ya acabamos la carrera y cada uno se fue por su lado pues ya lo dejamos. Y a los 50 años un cambio de vida personal me hizo plantearme volver a la música. Yo seguía escribiendo poemas, pero como no tenía a nadie que me escribiera la música me puse a hacerla yo. Soy mucho de hazlo tú mismo, tanto que ahora me estoy haciendo hasta mis propias guitarras.

- ¿Se fabrica usted las guitarras?

- Me he hecho ya dos. Era una ilusión que tenía de joven, cuando no tenía dinero pues pensaba en hacérmela, pero no tenía ni herramientas ni nada, y ahora como he sido muy bricolajero a lo largo de mi vida, pues me he puesto y ya me hecho dos, una acústica y una eléctrica, y ahora voy a hacer una española con caja, estilo flamenco.

- Hasta a la electrónica veo que le pega entonces.

- Sí, yo me lo hago todo, menos el plástico de los CDs, que me hacen las copias, lo demás lo hago yo todo; hago la letra, hago la música, hago la instrumentación, me lo grabo, grabo las mezclas.

- ¿Qué es para usted la música?

- Para mí la música es todo, me ha dado la vida y es una de las cosas que me anclan a este mundo junto a mi hijo, lo que me mantiene en la tierra, por lo que vale la pena levantarse por la mañana.

- Veo que desde que se levanta hasta que se acuesta está pensando en la música, ¿no?

- Bueno, también en otras cosas. Hay temporadas que hago más y otras menos. Ahora por ejemplo me preparo la instrumentación, hago los arreglos. Yo no tengo banda, entonces me he comprado un disco duro en el que vienen un montón de instrumentos grabados y ritmos diferentes y yo combino y creo a través de un programa.

- ¿Cuántos discos ha hecho?

- Tres discos de canciones mías y el último que he hecho está dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer, porque el año pasado fue el 150 aniversario, y entonces puse música a trece rimas de Bécquer y a un poema mío que lo hice cuando era joven, que era a su estilo, una imitación digamos del tipo de poesía que hacía él.

- Se le puede escuchar también en Internet.

- Sí, en Youtube se puede escuchar en dos canales que tengo,  en uno de ellos hay tres discos, los dos últimos de canciones mías y el de Bécquer, y también está en Spotify.

- El año pasado participó en La Plaza Suena con la Federación de Vecinos para llevar la música a los pueblos, ¿cómo fue esa experiencia?

- Fue una maravilla lo de los pueblos, yo salí encantado. La verdad es que la gente es muy agradecida y yo me siento muy bien en ese ambiente, yo también soy de pueblo, he vivido en Zaragoza pero lo hacía al lado, en el campo. Cuando iba a veces por la carretera veía una curva y me daba la impresión de que a veces detrás de esa curva iba a salir mi pueblo, porque era muy parecido el paisaje. Y luego, yo creo que en muchos pueblos, no sé si era la primera vez que veían a un cantautor, porque normalmente van orquestas. Y la verdad es que era casi una clase de literatura porque el que más hice fue el de Machado, que era el que más pidieron, hice uno de canciones mías solo. Para mí fue muy gratificante y lo hago muy a gusto. Yo siempre me encuentro mejor con la gente más llana, con el pueblo llano, que en grandes eventos o grandes historias.

- Veo que no para y está cargado de proyectos. ¿Después de este disco con Bécquer, tiene ya algo en mente?

- Sí, tengo ahora que tengo hechas ya las canciones y me falta grabar la voz, con los arreglos hechos, tengo canciones con poemas de Pablo Neruda y de Luis García Montero, que es el director del Instituto Cervantes, es catedrático de Literatura y especialista en Bécquer también. Le mandé un disco de Bécquer y le pedí permiso para colgar en Youtube los poemas suyos a los que he puesto música, me dijo que sí y fue muy amable. La verdad es que voy teniendo suerte, la gente  se porta bien, me tratan bien. Yo hago lo que me gusta y no espero nada tampoco, siempre recibes algo a cambio. De todas maneras nunca se hacen las cosas por recibir algo o tener algún tipo de recompensa.

- ¿Por qué las hace, por una necesidad vital?

- Las hago porque disfruto y porque creo en eso. Yo siempre he trabajado en la escuela pública, creo en el servicio público y yo me siento igual que cuando era maestro, que tenía que hacer las cosas porque tenía que hacerlas, no por el sueldo. El sueldo era una cosa que me permitía vivir, pero no encontraba relación entre el sueldo y lo que yo hacía, que echaba más horas que esto, y aquí igual. Yo no saco dinero de esto, no me voy a hacer rico con esto.

- ¿Qué edad tiene ahora?

- Tengo 68 años.

- Así que lleva casi veinte años centrado en la música.

- Sí, yo comento que en música soy como un millennial, porque yo me manejo mucho con el ordenador y estas cosas, y los de mi generación son todavía analógicos. Yo dejé esto de la música a los veinte y empecé a los 50, así que si quitas ese paréntesis, digamos son 38 años, así que yo soy como si tuviera ahora esa edad. Por eso digo que mi hijo tiene 37 y es millennial, pues yo como él.

El redactor recomienda