Síguenos
Claudia Saz Muñecas, jugadora de la Selección Aragonesa de baloncesto: “No hay ayudas para casos como el mío y mi familia tiene que pagarlo todo” Claudia Saz Muñecas, jugadora de la Selección Aragonesa de baloncesto: “No hay ayudas para casos como el mío y mi familia tiene que pagarlo todo”
Claudia Saz durante un partido de la Selección Aragonesa de Baloncesto

Claudia Saz Muñecas, jugadora de la Selección Aragonesa de baloncesto: “No hay ayudas para casos como el mío y mi familia tiene que pagarlo todo”

“La competición en Teruel es muy escasa, la liga no es ni mucho menos igual de exigente que la de Zaragoza”

Con tan solo 13 años de edad, la turolense, Claudia Saz, ha sido dos veces miembro de la Selección Aragonesa de Baloncesto, este año en la categoría Infantil. La joven compagina los estudios con su pasión, algo que no siempre es fácil y que requiere de un gran esfuerzo, ya que Claudia debe desplazarse todos los fines de semana a Zaragoza donde entrena sábado y domingo con la selección. 

- ¿Cómo llegó a ser una integrante de la Selección Aragonesa de Baloncesto?

- Pues mi entrenador de cuando iba a sexto que se llama Diego me animó a que fuese a unas sesiones de tecnificación en Zaragoza a las que tú podías apuntarte. En aquellas jornadas que hacía la Federación Aragonesa me vieron jugar y luego me llamaron para la preselección.

- ¿En qué consistía esa preselección?

- Durante varios días íbamos al pabellón para realizar unas pruebas que supervisaban miembros de la Federación. Empezamos unas 30 chicas y cada día iban eliminando hasta quedarnos 12 jugadoras, más tres de reserva.

- ¿Cómo compagina el baloncesto con los estudios?

- Pues siempre intento hacer los deberes lo más rápido posible e intento aprovechar el tiempo lo máximo posible y no pasarlo enredando para así tener tiempo para las dos cosas. Y cuando tengo que viajar a Zaragoza, si tengo algún examen pronto me llevo los libros y en los ratos libres entre entrenamientos voy estudiando. 

-¿Tiene que viajar a Zaragoza habitualmente?

- Depende. En el momento de la preselección tenía que ir prácticamente todos los fines de semana. Luego el primer año que estás en una categoría es un poco más light y solo vas una vez al mes, más o menos. Pero en el segundo año, que es mi caso actual, tienes que viajar todos los fines de semana porque siempre hacen dos entrenamientos el sábado y dos el domingo como mínimo.

- ¿Qué hace cuando tiene que quedarse todo el fin de semana en Zaragoza?

- Pues por suerte tengo familiares allí y me quedo en su casa cuando me toca pasar más de un día en Zaragoza.

- ¿No recibe ningún tipo de ayuda? ¿O alguna beca deportiva?

- No, no hay ninguna ayuda para casos como el mío y mi familia tiene que pagarlo todo. Suerte que están allí mis tíos y mi padre que me lleva a Zaragoza cuando hace falta.

- ¿Supone un esfuerzo muy grande para usted llevar este estilo de vida?

- A ver, viajar todo el tiempo supone mucho esfuerzo,  pero como me gusta tanto el baloncesto lo llevo bien. Al final he conseguido hacer un circulo de amistades bastante grande en este mundillo, incluido Zaragoza, entonces también disfruto de todo lo que conlleva jugar a baloncesto. Me da pereza cuando tengo que irme, pero luego estoy muy bien y una vez allí no me quiero volver.

- Cuando empezó en la Selección Aragonesa ¿Encontró el apoyo necesario para dar el paso de jugar en la selección?

-  Siempre. He tenido mucha suerte con mis entrenadores, tanto con Diego Cerdá que es el que me animó a hacerlo como el de ahora que es Jose Maícas. Luego mi club de la Fuenfresca-Chomón siempre me ha apoyado, también el Club de Baloncesto de las Anejas, tanto Alberto Betolaza como Ana Belén La Fuente. Me he sentido respaldada.

- ¿Encuentra diferencias entre jugar a baloncesto en una ciudad como Zaragoza y jugar en Teruel?

- La competición en Teruel es muy escasa, la liga de aquí no es ni mucho menos igual de exigente que la de Zaragoza. Luego allí también hacen los entrenamientos más duros, la gente se lo toma más en serio que aquí. Básicamente es un problema de población. Aquí no hay casi equipos porque no hay suficiente gente. Yo he tenido que jugar con categorías superiores, con equipos mixtos para poder tener un nivel que es el que exige la Federación.

- ¿Le costó mucho hacerse al equipo de la selección aragonesa?

- Pues mira los entrenamientos son muchísimo más duros en Zaragoza, también necesitas estar más concentrada y tomártelos más en serio. Pero con las chicas he estado muy bien desde el principio, me llevo muy bien con todas.

- ¿Cómo es un entrenamiento con la selección?

- Sobre todo trabajamos la parte técnica. Practicamos también algunas jugadas para los saques de fondo y de banda. Pero la parte física, presuponen que ya la traes de tu equipo base y ahí es donde yo tengo que hacer un sobreesfuerzo, porque no es lo mismo la competición de Teruel que la de Zaragoza.

- Aquí en Teruel, su equipo, el Fuenfresca-Chomón, logró clasificarse para el Campeonato de Aragón Infantil A. ¿Cómo está yendo la competición?

- Bueno, pues la verdad es que no muy bien porque no estamos acostumbradas a tanto nivel. Los equipos rivales son todos de Zaragoza y son muchísimo más duros que los de aquí. Además, ellas llevan compitiendo muchos años a ese nivel y nosotras hacemos lo que podemos. Pero la experiencia nos está gustando mucho y poco a poco vamos mejorando. Luego también gracias a esta competición jugamos prácticamente todas las semanas, que era un poco de lo que se trataba, porque aquí solo había 3 o 4 equipos.