Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Encarna Ripollés, restauradora de Albarium: “Eliminamos cementos y yesos de las basas de la iglesia de San Francisco” Encarna Ripollés, restauradora de Albarium: “Eliminamos cementos y yesos de las basas de la iglesia de San Francisco”
Encarna Ripollés durante los trabajos en una de las basas de la iglesia de los Franciscanos de Teruel

Encarna Ripollés, restauradora de Albarium: “Eliminamos cementos y yesos de las basas de la iglesia de San Francisco”

La restauración de las pilastras del templo turolense es una de las actuaciones del proyecto de recuperación

Las trabajos de recuperación de la iglesia de los Franciscanos de Teruel, que lleva a cabo el Gobierno de Aragón, con cargo al Fite. se centran en estas últimas fases en la limpieza de vidrieras, intervención en el pavimiento tras la colocación de la calefacción radiante y limpieza y restauración de las basas de la nave. Las actuaciones requieren de especialistas para recuperar este templo gótico, como los restauradores.  Encarna Ripollés es responsable de Albarium, empresa aragonesa subcontratada en los trabajos de acondicionamiento de la iglesia de San Francisco. 

-¿Qué trabajos está realizando su empresa en la iglesia de San Francisco?
-Nuestra misión es intervenir las basas, que están casi completamente rehechas a mitad del siglo pasado. Se rehicieron con yesos, con cementos y con la humedad que tiene esta iglesia lo que ha pasado es que estos materiales que son incompatibles con la piedra, tanto la arenisca que forman las pilastras de las capillas como la caliza que forman las pilastras de la nave, ha creado una serie de sales que están destrozando el material original, la piedra. Tenemos que hacer una limpieza y eliminación de materiales extraños, que son los yesos y cementos. Haremos una consolidación de la piedra original y después una reconstrucción de los volúmenes que se van a perder cuando eliminemos estos materiales extraños al original.
-¿Se conoce que nivel de profundidad tienen que alcanzar para llegar a la piedra original?
-No, porque empezamos a retirar los materiales extraños de fuera hacia adentro y las sorpresas son desagradables porque no sabes lo que te vas a encontrar. Hay casos como una pilastra que una vez eliminada un estratillo de cemento gris que lo recubría todo te encuentras con que el yeso prácticamente reconstruye la columna.
-¿Son materiales que proceden de anteriores intervenciones?
-Sí, de la que se hizo en los años 60 del siglo pasado. Las columnas originales serían muñones, y se reconstruyeron con los materiales que había en ese momento sin ningún concepto de restauración. Lo hacían los albañiles de la obra con cemento y yeso.
-¿Cómo va ser el proceso de recuperación?
-Se trata de una restauración, no de una rehabilitación. Lo más similar al original sería coger piedra de cantería y reponerlo pero como son una faltas muy irregulares, que puede haber perdido parte de una basa, un agujero o una esquina no es cuestión de ir poniendo injertos de cantería porque es una locura y es imposible y se hará con un mortero de cal hidráulica, que es compatible con el material original. 
-¿En qué tiempo se mueven para hacer este trabajo?
-Comenzamos hace unas semanas y tendríamos que acabar antes de final de mayo. 
-¿En cuántas basas tienen que intervenir?
-Doce en la nave y cuatro en el sotocoro.
-¿Se esperaban que el estado de deterioro iba a ser como se lo han encontrado?
-Ya vimos que estaba mal, pero cuando vas quitando las capas de cemento vamos viendo que son rehechos, no queda prácticamente nada del original. Las sorpresas -como ya he dicho- son siempre desagradables.
-¿Cuántos están trabajando estos días en esta iglesia de San Francisco?
-Tres. Somos una empresa de Zaragoza, Albarium.
-¿Por dónde trabaja esta empresa?
-Nos movemos por todo Aragón, también en Castilla-León y Valencia.
-¿La cercanía del río a esta iglesia ha podido agravar las humedades del templo?
-Todas las iglesias, da lo mismo estén junto a un río o en montículo, padecen de humedad. Su cercanía al río influirá y no positivamente pero no he conocido iglesia en los 30 años que llevo con la empresa que no padezca de humedades. No existen.
-Hoy en día existen sistemas para evitar la humedad. ¿Cómo funcionan?
-Se suelen instalar sistemas para que la humedad circule y no chupe el paramento esa humedad que se va al ambiente.
-¿El tipo de materiales es el habitual en este tipo de monumentos?
-Normalmente en Aragón o es piedra arenisca si vas más hacia Huesca, que es además de muy mala calidad, o las calizas. Las iglesias suelen pasar sus fases renacentistas, que lo cubren todo,  o barroca que lo llenan de otros elementos. Aquí no ha habido estas remodernizaciones posteriores. 
-¿Había trabajado con anterioridad en Teruel?
-Hemos trabajado en el Palacio de la Marquesa y ahora estamos también en los alfares de los hermanos Górriz, con los hornos, las salas de tornos y de molienda.
-Son trabajos de épocas muy distintas.
-Sí pero se restaura todo. Hasta ahora se trabajaba desde la excavación arqueológica, en yacimientos del siglo I o II antes de Cristo hasta edificios modernistas. Ahora por ejemplo estamos en los alfares, que son de mitad del siglo XX. La restauración va avanzando en el tiempo.