Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Enrique Monreal, enólogo de la bodega Más de Torubio de Cretas: “Un buen vino tiene que reflejar, sin interferencias de ningún tipo, su origen” Enrique Monreal, enólogo de la bodega Más de Torubio de Cretas: “Un buen vino tiene que reflejar, sin interferencias de ningún tipo, su origen”
Enrique Monreal, en su bodega de Cretas

Enrique Monreal, enólogo de la bodega Más de Torubio de Cretas: “Un buen vino tiene que reflejar, sin interferencias de ningún tipo, su origen”

La bodega celebrará este año el décimo aniversario de su primer vino

Desde bien joven decidió formarse en el mundo de la enología. Lo hizo conociendo la experiencia de distintas denominaciones de origen y aprendiendo de las distintas formas de entender el mundo del vino en cada una de ellas. Está al frente de una bodega turolense (Mas de Torubio, en Cretas) que este año 2021 celebrará el décimo aniversario de la presentación de su primera botella. Hasta ahora, de sus manos han salido seis vinos y los dos siguientes están al caer, según desvela este joven enólogo.

-¿Por qué decidió optar por la enología?

-Porque vengo de una familia de tradición agraria y, entre otros cultivos, teníamos el de la viña. Como jóvenes emprendedores solo nos faltaba dar el salto a elaborar, y así lo hicimos. 

-¿Dónde se formó?

-Empecé estudiando cerca de casa, en el Campo de Cariñena. Después seguí en el Priorato, en el Penedés y hasta  en 11 denominaciones de origen españolas y francesas. 

-¿Y cuando tomó la decisión de emprender un proyecto propio?

-Tomé la decisión en el mismo momento en que inicie los estudios de enología, en el año 2003, aunque tardé unos años en llevarlo a cabo.  

-¿Cuando prepara un nuevo vino para sacar al mercado en su bodega, en qué piensa un enólogo?

-Siempre buscamos que sea atractivo al consumidor, y para ello tienes que conocer bien el mercado y adaptarte a lo que éste pide. En cualquier caso, un vino  siempre ha de respetar sus señas de identidad.

-¿Cómo se le saca lo máximo a un nuevo vino?

-Cuidando el viñedo y todo su entorno para que todo esté en perfecto equilibrio. Al final, si el zumo de la uva que has extraído es rico en sabores, los microorganismos responsables de la fermentación nos darán un  vino de calidad. 

-¿Cuando está de asueto y sentado en la mesa suele sacar muchos defectos a los vinos?

-El vino es motivo de alegría y una bebida para compartir, así que lo elijo previamente y en la mesa solo tengo que disfrutarlo  en compañía. 

-¿Qué ha de tener un buen vino desde su punto de vista?

-Tiene que reflejar, sin interferencias de ningún tipo, su origen, la tierra de la que procede. 

-¿Usted es más de blancos o de tintos?

-Hay tantas zonas vitícolas como vinos bien diferenciados que son capaces de expresar su lugar de origen que me resulta imposible elegir un solo tipo de vino. 

-¿Está pensando en nuevos proyectos para éste o el próximo año?

-En el mundo del vino siempre tienes que tener ganas desarrollar nuevas ideas. 

-¿Cuáles?

-El objetivo final que tenemos siempre es la mejora continua. Acaban de cumplirse diez años desde que sacamos la primera botella en el mercado, así que para este año tenemos previsto sacar dos vinos de alta expresión con nuestras  variedades autóctonas.

-¿De todos los vinos que ha sacado su bodega al mercado, con cuál se queda?

-En la actualidad, en Mas de Torubio tenemos seis marcas en el mercado, vinos elaborados con mucho esfuerzo y pasión. Personalmente, no puedo elegir una u otra, pero me ratificó en lo dicho anteriormente. Si nuestro consumidor tiene vinos favoritos y si eligen un vino de nuestra zona es porque le encuentra unas características bien diferenciadas. La Garnacha Blanca y La Garnacha Peluda son nuestras estrellas.

-En Aragón tenemos una potente industria agroalimentaria, y las provincias de Huesca y Zaragoza son en el sector vitivinícola un referente. ¿Qué pasa en Teruel para que el sector vinícola no termine de posicionarse?

-Quizá en tiempos pasados no se creyó en el potencial vitícola de nuestra zona. Esto también ha pasado en otras regiones vitícolas españolas con mucho nombre. Sin embargo, aquí también hay cambios y se está avanzando mucho, ya que en los últimos años en nuestra provincia han aflorado interesantes proyectos enológicos.

-¿Es fundamental tener una Denominación de Origen Protegida de los Vinos del Bajo Aragón?

-Una Denominación de Origen asegura que sus vinos están elaborados con uvas del territorio indicado y, por tanto, es una manera de proteger la viticultura de la zona.  Tomando esta premisa como valor principal, una DOP puede ser muy útil, pero no creo que tenga que ser fundamental, ya que, para atraer al consumidor es necesario algo más. Bajo mi punto de vista, la percepción de calidad debe darse con productos  que sean fieles al lugar de donde vienen

-¿Qué opina de los vinos que se elaboran en Aragón?

-En Aragón elaboramos excelentes vinos. Cada vez más intentamos comprender cómo elaboraban el vino generaciones pasadas y esto, unido a la técnica actual, nos ofrece vinos con marcada personalidad. 

- ¿Y se aprecia en nuestra tierra el producto que se elabora aquí? 

- Igual que viticultores y enólogos hemos sabido interpretar nuestra tierra, el consumidor también está abierto, y cada vez más, a comprobar que el producto que tiene a su alrededor es de calidad. 

-¿La Comarca del Matarraña tiene potencial en términos enológicos?

-Nuestra comarca tiene un clima y tierras bien diferenciadas de lo que hay a su alrededor, pero el verdadero potencial solo lo obtendremos si somos fieles a la tradición vitícola de nuestra tierra, es decir si respetamos las variedades autóctonas que nos diferencian del resto, como son las variedades de uva Garnacha Blanca y la Garnacha Peluda.