Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Gabriel Catalán, escritor: “‘Mediterráneo, azul, blanco  y negro’ es una novela de contrastes y contradicciones” Gabriel Catalán, escritor: “‘Mediterráneo, azul, blanco  y negro’ es una novela de contrastes y contradicciones”
Gabriel Catalán presentó su novela en el claustro del Obispado de Teruel

Gabriel Catalán, escritor: “‘Mediterráneo, azul, blanco y negro’ es una novela de contrastes y contradicciones”

Los protagonistas son una pareja turolense que llevan cuarenta años juntos y están enamorados del mar
banner click 244 banner 244
Gabriel Catalán ha publicado su tercera novela con Nuria y Bernardo, una pareja turolense, como protagonistas. Titulada Mediterráneo, azul, blanco y negro, el libro se presentó recientemente en Teruel en un acto organizado por Cáritas en el claustro del Obispado con la participación de dos inmigrantes que contaron su experiencia hasta llegar a Teruel. El libro está a la venta en la Librería Escolar y en internet.

-¿Qué cuenta esta tercera novela suya que acaba de publicar?

-Mediterráneo azul, blanco y negro está protagonizada por una pareja turolense que está enamorada de este mar. Viven juntos desde hace 40 años y nos invitan a compartir con ellos sus experiencias desde el verano de 2019 hasta enero de 2022. Nos hablan de lo bueno y de lo malo, de lo bien que se lo pasan en el Mediterráneo, una semana en Ibiza viendo las puestas de sol, disfrutando de la gastronomía de la isla, de las toallas, la arena y el sol. Posteriormente nos cuentan también lo bien que se lo pasan haciendo un crucero desde Barcelona y describen lo que más les ha gustado y la gastronomía que disfrutan en cada lugar por donde pasan. Pero a la vez que están disfrutando de sus vacaciones se produce un naufragio en el mar, Bernardo se sensibiliza mucho más que Nuria y tienen diferencias. Ella quiere seguir con sus vacaciones y él conocer más sobre la inmigración.

-¿Cómo entran en contacto con este fenómeno?

-En ese periodo de más de dos años conocen a cinco inmigrantes que les cuentan su vida desde que decidieron salir de su país de origen, las causas que les llevaron a hacerlo y les cuentan también ese peregrinar desde Costa de Marfil o Guinea Conakry hasta llegar a Marruecos, a las puertas de Europa. En este trasiego por el desierto he querido contar detalles porque no se suelen dar. Luego, cuando llegan al Mediterráneo se encuentran el problema de cómo cruzar a Europa y lo hacen cruzando la valla de Ceuta o Melilla o pasando en patera el estrecho. Mucho mueren en el mar y para los que llegan vivos a España su alegría es inmensa pero se dan cuenta que muchos son devueltos en caliente y los que no comienzan otro peregrinar de papeleo y legalización que tarda años en resolverse.

-Ante esta situación, ¿qué hacen los protagonistas?

-Se meten como voluntarios ayudando ella a la Cruz Roja en Mallorca y él de salvamento marítimo con Open Arms de Óscar Camps. Además, cogen el coronavirus los dos, conocen las colas del hambre, ponen en riesgo su salud para ayudar a inmigrantes recién llegados en condiciones infrahumanas. Finalmente, terminan bien volviendo a su lugar de origen. Con 67 años vuelven a vivir a su Teruel después de ocurrir una serie de desgracias y padecimientos salvando inmigrantes en el mar.

-¿Cuánto hay de realidad y cuánto de ficción en esta novela?

-Hay datos concretos que son reales porque me los han contado migrantes y hay mucha ficción pero que está basada en investigación que he hecho yo. En lo que va de año han desaparecido en el Mediterráneo más de 2.000 personas y desde 2014 supera la cifra de 35.000. Es una novela ante todo social pero también divertida donde los protagonistas cuentan sus experiencias viendo las puestas de sol o visitando el coliseo romano.

-Por lo que cuenta, ¿es una novela de contrastes?

-La experiencia que adquieren Nuria y Bernardo tanto vacacional como de conocimiento de migrantes genera una serie de contradicciones que son las propias que se están dando. Y así aparece en la portada del libro, con un barco de crucero y al lado una patera. Es una novela donde los protagonistas sufren esas contradicciones y se sensibilizan ante la comparativa de cruzar ellos mismos el Mediterráneo en crucero mientras otras personas son engullidas por el mar.

-Esta es su tercera novela en tres años.

-La primera, de 2019, fue también de perfil social, Indigentes. Después, vino la pandemia y  fue un año de escritura y lectura. El año pasado publiqué Lo que la mente esconde, que es una novela histórico policiaca centrada entre 1903 a 1974, con periodos de la Guerra Civil española y se desarrolla en el pueblo donde yo nací Alustante (Guadalajara), Teruel, Sigüenza, Valencia, Puerto de Sagunto, Molina de Aragón y se habla de mi pueblo por la protagonista y de Ojos Negros, por su marido, ya fallecido, que había inmigrado al Puerto de Sagunto con el tránsito de las minas de hierro.

-Por su lugar de nacimiento, son zonas que conoce bien.

-En el Señorío de Molina de Aragón somos mitad castellanos y mitad aragoneses. Y eso se plasma en mis novelas.