Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Iván Sánchez, presidente de la Mancomunidad Taula del Sènia: Iván Sánchez, presidente de la Mancomunidad Taula del Sènia:
Iván Sánchez

Iván Sánchez, presidente de la Mancomunidad Taula del Sènia: "Luchamos por una legislación común que proteja los olivos milenarios"

La entidad ha sido reconocida en Europa gracias al proyecto vinculado al cultivo tradicional del olivar

La Mancomunidad Taula del Sénia está integrada por 27 municipios de Castellón, Tarragona y Teruel . La entidad tiene el objetivo de defender del patrimonio cultural, arquitectónico y natural de este territorio en el que viven algo más de 100.000 personas. Anualmente organiza una Muestra en la que se enseñan los recursos propios (turismo, patrimonio...) y que este año ha recalado en Peñarroya de Tastavins. La localidad matarrañense acogió este sábado la feria de la Taula del Sénia aprovechando la celebración de la Tastavins Trail, que reunió a más de 650 personas.

-¿Qué proyectos tiene la Mancomunidad ahora entre manos?

-Son proyectos comunes a los 27 territorios. Ahora mismo tenemos dos muy importantes, que se presentaron en la Asamblea celebrada en Peñarroya. Uno de ellos está relacionado con Naciones Unidas para crear una sucursal de la FAO, que hace programas a nivel mundial para la puesta en marcha de sistemas integrales de productos agroalimentarios y donde hemos presentado el proyecto de Olivos Milenarios. Y también hay proyectos de menor envergadura para fomentar el turismo rural, con rutas de senderismo y orientadas a la gastronomía. En definitiva, lo que queremos es hacer promoción intensa a través de la Mancomunidad de los 27 municipios.

-¿El trabajo de promoción que han realizado ha dado algún resultado?

-Sí, hemos puesto en el mapa el territorio a través de un pilar fundamental como son los olivos milenarios, aunque también con otros elementos transversales relacionados con el turismo, la gastronomía, el paisaje, con el rico patrimonio y el servicio turístico de calidad que tenemos.

-¿Qué medidas han llevado a cabo en relación al proyecto de olivos milenarios?

-Hay dos lineas muy diferenciadas en la Mancomunidad. Una de ellas es la defensa del olivo ante las diferentes administraciones para tener una legislación que las proteja. Estamos en una lucha constante con las administraciones autonómicas. Y la otra linea es la que está enfocada con el turismo. Hemos recuperado y puesto en valor más de 4.000 olivos milenarios y hemos conseguido que los agricultores, que son los propietarios de la tierra, se sensibilicen con la importancia que tiene ese patrimonio único. Por lo tanto, creo que hemos dado a conocer lo que tenemos y, además, a través del emblema de los olivos milenarios, hemos logrado que nuestro territorio se conozca mucho  más.

-¿Qué grado de protección tiene un olivo milenario?

-En la parte de Cataluña y Aragón no hay legislación específica de protección. En la Comunidad Valenciana hay una legislación que las protege si hay un perímetro mayor o igual a seis metros. Lo que hemos pedido es que la protección sea igual en las tres comunidades autónomas y que lo estén a partir de un perímetro de tres metros y medio o superior, porque con esas medidas un olivo ya es milenario y necesita una protección especial. Hemos enviado cartas a los gobiernos autonómicos, al central, a la UE y también a las administraciones provinciales. Ahora veremos si con la negociación conseguimos que haya alguna protección oficial.

-¿Algún proyecto más?

-Tenemos un proyecto que acaba de empezar alrededor del río Sénia, que es el emblema de la Mancomunidad y el que da sentido a la asociación. La idea es crear una ruta desde la desembocadura en Vinaróz a La Pobla. Es un proyecto importante que abre rutas transversales en todos los pueblos, a partir de la ruta principal que les une. No abarcará a todos los pueblos, pero sí a todos aquellos que tocan con el río Sénia. Nuestra Mancomunidad tiene tres pilares fundamentales, que son: la defensa del patrimonio natural a través del olivo milenario; la ocupación -y para ello creamos proyectos que den trabajo a los jóvenes para que se queden a vivir en los pueblos- y, finalmente, la promoción y el turismo.

-La despoblación es común también a los tres territorios de la Mancomunidad.

-Sí, nos preocupa mucho. Es un problema que las administraciones han visto que es generalizado y en ello estamos trabajando. Nuestros proyectos vienen de los ayuntamientos o de otras administraciones que ya tienen algún tipo de iniciativa para intentar hacer frente a la despoblación.