Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

José María Sánchez: José María Sánchez:
José María Sánchez Gómez, con un ejemplar de su obra

José María Sánchez: "Es absurdo creer que la perspectiva científica lo explica absolutamente todo"

El especialista presentó en el Casino de Teruel su ensayo 'Matarás dragones'

José María Sánchez Gómez es doctor en Psicología, profesor en el campus universitario de Teruel y psicólogo forense en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón en el Equipo Técnico de Menores de Teruel. El miércoles presentó en el Casino de Teruel el ensayo Matarás dragones, un texto breve dirigido al público general sobre la felicidad, la frustración existencial y el concepto  de la resiliencia, y además ofrecerá una charla sobre cómo debemos afrontar psicológicamente la era postcovid.

-¿Qué es ‘Matarás Dragones’?
-Es un pequeño caramelo, denso y concentrado, que sale a la venta al 5 de julio y que está escrito para todos los públicos. Con un lenguaje accesible al lector no especializado en psicología explico el concepto de Frustración Existencial (FE), menos conocido que otros como la ansiedad o la depresión, y también el de Resiliencia, que de algún modo es su polo opuesto y que ahora está muy de moda en el ámbito universitario. Y en tercer lugar propongo cuatro o cinco ideas concretas de cómo se debe abordar este fenómeno, el de la FE, desde una perspectiva epistemológica.

-¿Qué es la Frustración Existencial?
-Se puede definir como un sentimiento de decepción profunda, intensa y en ocasiones crónica, que puede experimentar una persona de cualquier edad, contexto o cultura. Suele venir acompañada de emociones que tienen relación con la tristeza o la depresión, pero muchas veces es tan larvada y sutil que pasa desapercibida incluso para el sujeto que la padece. Conlleva pesimismo y un sentimiento de fatalidad crónica ante la propia existencia, y tiene origen en las continuas frustraciones que puede sufrir alguien a lo largo de su vida, y que tiene que ver con los desequilibrios que pueden existir entre una vida plena y una continua sensación de fracaso. Una FE aguda puede significar un auténtico infierno que lleven a la persona a cometer actos realmente extremos. La clave es entender que el ser humano necesita en todo momento tener un significado para su propia vida. Si le quitas a alguien el sentido de su existencia lo enfrentas a un callejón sin salida hasta el punto de que renuncie a encontrarlo, y en esos caso extremos, cuando alguien siente que le frustran el significado de su vida de un modo arbitrario o violento, puede llegar a cometer auténticas atrocidades.

En su obra menciona que el mal es capaz de seducir al ser humano... ¿En qué sentido?
-¿Por qué un chico pega a otro? En ese acto median sentimientos, intenciones y conductas. Cuando un chico pega por celos, porque siente que otro le está quitando la novia, siente agresión y esta le seduce, como sinónimo de violencia, del propio mal.

-¿Cuando dice que aborda la FE desde un punto de vista epistemológico, a qué se refiere exactamente?
-Al punto de vista que trata de explicar el qué y el por qué de las cosas, su naturaleza misma. Hoy en día el método científico lo abarca todo y pensamos que la psicología debe abordar los asuntos humanos únicamente desde una perspectiva científica, y puede aportar veracidad y conocimiento solo desde el ámbito científico. Pero eso es absurdo. El cientifismo, pensar que la experiencia humana puede explicarse solo con la evidencia empírica es falaz y poco coherente. Hace muchos años abordé el estudio de la FE y la Resiliencia desde el método científico, pero mi experiencia profesional y personal me han hecho entender que esto tiene más que ver con la sabiduría, con aspectos antropológicos e incluso teológicos, que desarrollo en esta tercera parte del libro de la que hablo, y que se resumen en atender no solo a nosotros mismos, sino a aquello que nos creó, el por qué y el cómo lo hizo. En esas cuestiones estamos todavía en pañales, y yo propongo abrir caminos, caminos que no son nuevos y que ya estaban abiertos, pero que hoy en día están tapados e incluso denigrados.

-¿Por qué están denigrados?
-Porque le hemos dado completamente la vuelta al calcetín, hasta llegar a un extremo en el que preguntarse o plantear la existencia de un creador suena profundamente acientífico. Yo planteo coger lo mejor de lo antiguo y de lo moderno, sin prejuicios contra la religión o la filosofía. En psicología, igual que en medicina, estamos empeñados en encontrar medicaciones que restablezcan nuestra salud o apaguen los síntomas, pero no nos preguntamos en qué consiste realmente y qué hay más allá.

-¿Y que hay sobre la Resiliencia?
-Es la fuerza que nos impulsa a seguir adelante, especialmente en tiempos de pandemia como estos. Estoy convencido de que en ese sentido nos puede hacer mucho bien. Lo de que no hay mal que por bien no venga es una verdad como un templo, y yo lo vivo a diario con familias de menores que se ven envueltas en procesos penales. Sepamos o no enfrentarlo, los males que nos ocurren responden a una causa. Y la frustración que sentimos ahora nos hará más resilientes y con más posibilidades de ser felices en el futuro, siempre que tengamos consciencia de nuestra naturaleza humana. De quienes somos y de por qué estamos aquí.