Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Julio Latorre acaba de sacar un disco de jotas, Encanto, junto a Ana Belén Montorio, Elena Alconchel y Juanjo Lerín

Julio Latorre, jotero de Montalbán: “Tengo mono de ponerme la ropa de jotero, hacer rondas y subirme a un escenario”

“La jota no muere porque son raíces, pero tenemos que seguir estudiando para sacar lo mejor de ella”, afirma
Cruz Aguilar

Julio Latorre es un cantador y profesor de jota de Montalbán que acaba de sacar, junto a Ana Belén Ana Belén Montorio, Elena Alconchel y Juanjo Lerín un disco titulado Encanto. Da clases en Calanda y en Montalbán, que es su pueblo y donde vive.

-¿Cómo surge el disco?

-Porque nos apetecía hacer una cosa conjunta entre los cuatro, cuando un canto es universal se convierte en jota, queríamos hacer algo musical pero también plasmar algo de nuestra trayectoria y por eso es un libro disco. Pretendíamos dejar grabadas no solo jotas, sino también un poco de zarzuela. Las jotas son las que hemos llevado a los concursos que nos hemos presentado, las jotas más importantes. Se ha hecho un disco con mucho mimo y con intención de poder llegar no solo a la gente mayor, que es la que tiene más arraigada a la jota aragonesa, sino a todos los públicos.

-¿Todos son cantadores?

-Sí, hay cuatro voces. Como directores de lo que es la música han estado al frente Luis Carlos Simal y David Sádaba. Como directora de canto ha estado Laura Martín Montalbán, que desciende de Obón. El disco lo hemos hecho entre dos asociaciones, Aires del Martín, de la que soy presidente, y otra asociación de Zaragoza,  El Cabujón. Todos formamos parte de ellas.

-¿Es su primer disco?

-No, estuve al frente de la dirección de un disco que se hizo en la Casa de Aragón de Alcalá de Henares, cuando vivía allí. También he colaborado en otros discos en Zaragoza.

-Encanto es un disco muy trabajado, ¿no es así?

-Se ha intentado mimar muchísimo, mirar muy bien todo, las músicas están dentro de los cánones de la jota, pero se ha intentando que sea una música más melodiosa, lo hemos hecho con mucho mimo y dedicación, llevábamos casi dos años con este proyecto, vino el virus y lo tuvimos que paralizar y ahora estamos intentando que salga adelante. Aunque no hemos hecho la presentación oficial pero la gente que lo va oyendo les va encantado, igual musicalmente que las voces, los estilos quedan muy bien en el disco.

-¿No siguen los estilos de la jota pura?

-Sí, pero con alguna variante, son músicas hechas de propio para lo que se está cantando en ese momento, para cada estilo.

-¿La jota atraviesa un momento dulce o  está en declive?

-En la circunstancia en la que nos encontramos por el coronavirus está un poco en declive pero la verdad es que hay muy buena cantera, la jota no muere porque son raíces y va a seguir adelante, tenemos que seguir estudiando y sacar lo mejor de ella.

-Sin tener en cuenta la pandemia, ¿la jota ha ido a más o a menos en los últimos años?

-Ha ido a más, en Teruel en los pueblos pequeños y en la propia capital va saliendo juventud que tira hacia adelante. Hay muchísimos pueblos que tienen escuelas, ocurre igual en Huesca, la jota va hacia adelante. Si tienes afición por la jota encuentras una escuela fácilmente. Pero no nos podemos quedar dormidos y no encasillarnos en la jota antigua, sino intentar que les llegue a la gente joven, con juegos, intentar hacer variaciones de canciones más movidas que han caído en el olvido, motivar a los jóvenes para que aprendan y sigan hacia adelante.

-¿Cómo les está influyendo la pandemia a los joteros?

-A los que nos dedicamos a impartir clases nos está perjudicando porque la gente tiene miedo y las restricciones que están poniendo de cara a la cultura afectan no solo a la jota sino a la cultura y al ocio. De cara a las actuaciones la gente tiene miedo, por las restricciones y las medidas de seguridad.

-¿Llevan el año en blanco?

-El año pasado hicimos 4 actuaciones, 2 en Albalate, una en Vinaceite y otra en Huesa del Común. Teníamos otra actuación en Seno y se aplazó.

-¿Y cuántas  en 2019?

-Hacemos entre 20 y 25 actuaciones cada año desde que se formó Aires del Martín. 

-¿La gente tiene ganas de jota?

-La gente tiene ganas de ver espectáculo, de ir al teatro, en los pueblos a la gente le gusta la jota, es una forma de llegar a las raíces, que no se pierden. Hablas con amigos y todo el mundo tiene ganas de hacer rondas, actuaciones, de subirnos al escenario. Yo tengo mucho mono de ponerme la ropa de jotero, llevo desde el mes de agosto y casi me dan ganas de ponerme la ropa aunque estés solo.

-Pero jotas, aunque sea solo en casa si que canta, ¿no?

-Cada día abro el armario y me pueblo un chaleco para hacer algo en casa.

-¿Las nuevas tecnologías no son una buena herramienta para la jota?

-Creamos la plataforma Masjota y se hicieron actuaciones online, la Diputación  de Teruel montó un festival online y también actuamos. Pero después todo se ha quedado a medio camino, hacemos alguna cosa concreta, porque la gente nos llama para felicitar a alguien o hacer un regalo en forma de jota, pero está todo un poco paralizado, sin ganas.

-¿Dónde se puede comprar su disco?

-En varios puntos de las Cuencas Mineras, de Zaragoza y de Teruel. También se puede pedir por  Facebook e Instagram y lo mandamos a casa.