Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Kutxi Romero, cantante navarro: “Escribir o crear sobre la pandemia me da pereza y me parece muy frívolo” Kutxi Romero, cantante navarro: “Escribir o crear sobre la pandemia me da pereza y me parece muy frívolo”
Kutxi Romero (centro), junto a los guitarristas Juanito Lorente y José María Marco ‘Pete’

Kutxi Romero, cantante navarro: “Escribir o crear sobre la pandemia me da pereza y me parece muy frívolo”

El cantante y compositor de Marea visita este sábado Teruel (Teatro Marín, 18 horas), en formato acústico

El poeta y cantante navarro Kutxi Romero, vocalista de Marea y colaborador en un centenar de proyectos musicales diferentes, regresa este sábado a Teruel, donde sus seguidores podrán escucharle a partir de las 18 horas en el Teatro Marín. 

-¿Quién le va a acompañar esta noche en Teruel?

-Voy con dos guitarristas muy grandes; Juanito Lorente, de Bocanada, y José María Marco  Pete, de Cuatro Madres, que son los que van a tocar, porque si me pongo yo con la guitarra no se sabe si estoy tocando o se me ha caído por las escaleras...

-Viene en formato acústico, pero ¿qué repertorio repasará?

-Pues voy a darle una vuelta a los treinta últimos años que llevo haciendo de titiritero. Un poco de todo, vaya... tocaré temas que tengo con Marea, versiones de gente que me gusta, o de músicos que han sido una influencia directa en mí, algunas de las canciones que tengo en solitario... De lo que se trata al final es de poner durante un par de horas un cristal antibalas para aguantar un rato todo lo que nos está cayendo. 

-¿Le atrae este tipo de formatos con público sentado, o sencillamente es un mal menor que nos ha traído la pandemia?

-Bueno, igual no es lo que más me gusta, pero tiene su punto, ¿eh? Yo ya lo llevo haciendo desde hace unos cuentos años, y entre gira y gira con Marea me gusta coger la acústica e ir acostumbrándonos a un ritmo más tranquilo, más sosegado. Porque a estas alturas yo no nos vamos a morir jóvenes, y le vas cogiendo el gusto a eso de hacer espectáculos más minimalistas, con la acústica, sin ruidos y con cierta tranquilidad. Eso da para mucho, y además de cantar también me da la oportunidad de contar mis miserias, que no son más que las mismas miserias que las de cualquier otro ser humano. 

-¿Le gusta alternar la música con la poesía en este tipo de citas?

-A veces sí, sobre todo cuando me levanto con ínfulas, y me da por hacer cosas raras e intentar rescatar al niño que le gustaba recitar y que quería ser poeta. Pero tengo que reconocer que cada vez lo hago menos, afortunadamente para todos. 

-Pero usted no cambiaría esto por los grandes conciertos eléctricos...

-Yo soy cantante y lo que me gusta es cantar, y lo voy a seguir haciendo mientras me dejen y como me dejen. En acústico o en eléctrico. En una gran sala de conciertos, o en una plaza de al lado de la sala, o en los váteres públicos de la plaza de al lado de la gran sala. Soy cantante y no puedo dejar de ejercer mi oficio ni perder la identidad que mejor me define. Y a mí no se me caen los anillos. No me creo tan artista como para poder elegir mi público, en qué ciudad quiero cantar o en qué sala quiero hacerlo. Yo canto en Teruel, en Murcia o en la ducha. Y lo contrario me parece una tontería supina. 

-Muchos de los que viven por y para el escenario afirman que actuar ante un público enmascarado es terrible...

-Bueno... el primer día sí lo es, pero ya sabes que el ser humano es sorprendente porque se acostumbra a cualquier cosa rápidamente.

-En 2019 vino a Teruel con Marea... ¿Recuerda aquel bolo?

-Sí, estuvo muy guay, aunque nos granizó por la tarde. Pero fue un buen concierto, y tengo que decir que hasta entonces nunca había estado en Teruel capital. 

-Aquel día de 2019 les ‘teloneó’ EFFE, banda turolense con la que han colaborado en alguna de sus canciones, como ‘A la sombra de una encina’.

-Sí... Los turolenses deberían estar muy orgullosos de tener una banda como EFFE, porque es muy difícil dedicarse a este mundo, y en Teruel, que todos sabemos que es la gran olvidada, hay una banda batiéndose el cobre por el rock and roll, mostrando que esta música sigue existiendo. Yo lo considero un acto heroico y opino que EFFE debería estar muy bien cuidada. 

-Marea ya piensa en su próximo trabajo...

-Sí, en eso estamos. Pero con nosotros nunca se sabe porque no hacemos planes. Nos juntamos a tocar, y llegará un día en el que tendremos doce canciones, y entonces las grabaremos, y un día decidiremos salir por ahí a enseñárselas a la gente, a ver si les gustan. Pero eso es solo una teoría, y pueden pasar 6 meses o 6 años. 

-¿Le inspira la pandemia o el coronavirus para escribir?

-Nada. Si eres muy artista y estás todo el día con tus mierdas internas pues igual sí. Pero yo pienso en mi entorno, en cuidar lo que tengo cerca, que ahora mismo es prioritario... Las cosas de la bohemia quedan en un sexto lugar.

-Pero se está creando mucho sobre todo esto...

-¡Qué pereza! Me parece frívolo. Yo he vivido situaciones muy duras a mi alrededor que hacen que me parezca que las cancioncitas y las peliculitas están de más. 

-¿Todo esto influirá en la música del futuro?

-Evidentemente. No sé en qué sentido porque no soy visionario, pero todo cambiará y habrá cosas que se queden. Espero que no sea la mascarilla y lo de estar a cinco metros del de al lado, porque si es así ya te digo que no vuelvo a subirme a un escenario para hacer un eléctrico.