Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Manuel Beltrán Marco, delegado en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza: Manuel Beltrán Marco, delegado en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza:
El delegado en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza, Manuel Beltrán, segundo por la izquierda, el 20M

Manuel Beltrán Marco, delegado en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza: "La mayoría de los cazadores somos de alpargata, no de corbata"

Los aficionados turolenses se oponen a varios artículos de la futura Ley de Protección y Bienestar Animal
banner click 244 banner 244

El delegado en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza (Fercaza), Manuel Beltrán, explica que los cazadores turolenses participaron en la manifestación 20MRural Juntos por el Campo para mostrar su oposición a la futura Ley de Protección y Bienestar Animal, que equipara a los animales utilizados en actividades cinegéticas con otros animales domésticos o de compañía.

-¿Qué representación tuvo la delegación en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza en la manifestación del 20MRural celebrada recientemente en Madrid?
-Desde la provincia de Teruel salieron 14 autobuses, de los que 11 fueron fletados por la Federación, y además hubo muchas personas que viajaron con sus propios vehículos. Los cazadores llevábamos chalecos naranjas y nos manifestamos junto con agricultores y ganaderos, pero bajo ninguna sigla política sino como personas independientes.

-¿Con que objetivo participaron en la protesta?
-Queríamos sobre todo mostrar nuestra oposición a la futura Ley de Protección y Bienestar Animal porque la consideramos dictatorial y nosotros pedimos una ley que tenga sentido común. No es una Ley de bienestar animal, sino de maltrato animal, y nosotros solicitamos que los perros de caza o los que usan los pastores queden excluidos. Los cazadores vamos a tener que castrar a nuestros perros si no estamos registrados como criadores, mientras que no se controla a las colonias de gatos callejeros que tantas enfermedades transmiten. Además, para tener un perro, vamos a tener que hacer un cursillo mientras que para tener un hijo, no. Otra de las cosas que dice es que no se puede vender ningún tipo de animal, salvo los peces.

Limitaciones

-El proyecto de ley aprobado por el Consejo de Ministros, ¿establece muchas limitaciones a su actividad?
-La normativa que quiere aprobar el Gobierno, y sobre todo Podemos, pretende que los cazadores desaparezcamos. Con la nueva ley, tampoco se podrá cazar en las reservas, ni a tórtolas o lobos. Quien tenga cinco o más ejemplares deberá estar registrado como núcleo zoológico y, por tanto, estar ubicado fuera de los cascos urbanos. El texto prevé además que ningún perro podrá realizar actividades profesionales hasta cumplir los 18 meses de edad y necesitarán un informe veterinario para seguir después de los ocho. De esta manera, no solo los perros de caza sino también los perros guía o los utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tendrán que dejar de trabajar cuando ya estén enseñados.

-¿Creen que su actividad no está bien vista?
-Tenemos un gran problema de comunicación y entiendo que en el medio rural nos entienden, pero no así en las grandes ciudades. Los agricultores, por ejemplo, entienden los beneficios que genera la caza para el campo y saben cómo cuidamos a los animales. Sin embargo, alguien de Madrid quiere ver un corzo, pero no entiende el peligro que supone cruzarte con uno en la carretera. No se trata de extinguir, sino de controlar la fauna silvestre.

-La ausencia de depredadores, ¿supone un problema?
-Los cazadores contribuimos a limitar los daños en la agricultura y también los accidentes de tráfico. Solo en Aragón el año pasado se abatieron dos millones de conejos y 30.000 jabalíes, por ejemplo. También hacemos un servicio social porque cuando vamos a un pequeño pueblo a realizar una batida, nos podemos juntar 40 o 50 personas a almorzar en el bar. Normalmente, somos los que más cuidamos el medio natural porque en los cotos instalamos bebederos y balsas y realizamos siembras, de las que se aprovechan todos los animales. Y por ejemplo ahora nos han enseñado a tomar muestras para controlar el problema de la sarna en las cabras.

Élites

-¿Sienten esa misma incomprensión por parte de la administración pública?
-La delegación en Teruel de la Federación Aragonesa de Caza tiene muy buena relación con el servicio provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, pero no así con el ala de Podemos en el Gobierno. A ellos les diría que el 99% de los cazadores somos de alpargata y no de corbata, pero que incluso quienes se dedican a la caza elitista dejan dinero en los ayuntamientos. Tan solo en la provincia de Teruel, estamos federadas 8.000 personas.

-¿Han previsto nuevas movilizaciones si no son atendidas sus demandas?
-La Federación Aragonesa de Caza está dispuesta a luchar hasta las últimas consecuencias y a ir dónde haga falta, incluido el Tribunal Constitucional, para evitar la aplicación de esta Ley tal y como está redactada. La Federación incluso ha reservado una partida económica por si es necesario ir a juicio. El presupuesto de la entidad es de 750.000 euros, de los que solo 3.000 proceden de subvenciones, aunque esta temporada, como medida excepcional, recibió 15.000 más para luchar contra la plaga de conejos. Con esta partida, la Federación va a repartir 40.000 cartuchos ecológicos en las zonas más afectadas. La Federación se financia con fondos propios, no como las asociaciones ecologistas, que funcionan a base de subvenciones.