Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Marcos Gascón, diseñador de la primera equipación de Pamesa Teruel Voleibol:  “No había ido nunca a un partido de voleibol, pero a partir de ahora espero ir muchas veces” Marcos Gascón, diseñador de la primera equipación de Pamesa Teruel Voleibol:  “No había ido nunca a un partido de voleibol, pero a partir de ahora espero ir muchas veces”
El presidente del Pamesa Teruel, Carlos Ranera, felicita a Marcos Gascón por el diseño de la ropa del equipo. Bykofoto

Marcos Gascón, diseñador de la primera equipación de Pamesa Teruel Voleibol: “No había ido nunca a un partido de voleibol, pero a partir de ahora espero ir muchas veces”

El estudiante de Bellas Artes recogió el premio del concurso del diseño de la ropa del equipo naranja
banner click 244 banner 244

El Pamesa Teruel Voleibol vestirá durante toda la temporada según el gusto del estudiante zaragozano Marcos Gascón, que recogió el pasado sábado el premio como ganador del concurso del diseño de la primera equipación del conjunto turolense para esta temporada que se celebró entre los alumnos de Bellas Artes.

-¿Cómo se decidió a participar en el concurso del diseño de la equipación del Pamesa Teruel?

-Era el último trabajo que nos mandaron el año pasado en clase. Pero el  el club tiene n convenio con la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza y nos propusieron este último trabajo como un concurso. La realización de este trabajo era opcional, pero como yo ya lo tenía hecho me animé y la presenté.

-¿Cómo fue el proceso de combinar esa combinación de formas y colores?

-Yo nunca había hecho nada por el estilo, ni camisetas ni diseños. Estuve mirando camisetas de deporte, sobre todo de voleibol y de todo tipo. Estuve mirando las otras camisetas que habían tenido en la historia del club de voleibol de Teruel y viendo qué estilo llevaban y, sobre todo, los colores. Quería cómo podía jugar y que formas podía sacar  para hacer algo que fuese un poco  distinto. No quería que fuera algo muy estampado ni tampoco muy loco porque tiene que llevar patrocinios  y ser suficientemente clara. También tuve en cuenta eso para que no ‘manchase’.  En cuanto al pantalón, que está más vacío en cuanto a logos le di formas como de ondas.

-Ha apostado usted por el blanco, el negro y el naranja que son los colores más corporativos del equipo.

-Como siempre han sido así no quería salirme mucho para que cuando la gente lo viera no le extrañase. Tampoco pregunté si podía utilizar otros y recurrí a los colores que ya tenían, pensando que así seguro que gustaría.

-Además de al partido de presentación en el que pudo recoger el premio por su diseño, ¿había acudido antes al pabellón Los Planos a algún partido?

-No, no había ido nunca. A partir de ahora espero ir muchas veces. Es verdad que no había ido nunca a ningún partido ni de voleibol ni de ningún otro tipo de deporte.

-¿Qué siente viendo a uno de los quipos de referencia del voleibol nacional vistiendo la ropa que usted ha diseñado?

-Estoy súper orgulloso. Es un orgullo saber que un equipo de tanta importancia va a vestir mi equipación. Está muy guay saber que la van a lucir en muchas canchas, está súper bien.

-¿Este premio le ha motivado para dar una orientación diferente a su carrera?

-Más que orientarla me ha animado a seguir porque es verdad que este último año he tenido muy claro que me quería dedicar al diseño gráfico y esto ha sido un impulso para seguir por ese camino porque puede ser que valgas.

-¿Y ha pensado centrarse en el campo textil o deportivo?

-También. En el campo del diseño gráfico no tenía muy claro por dónde tirar pero  intentando tocar un poco todas las opciones he visto que esto me gusta y sí, el premio me impulsa a poder encaminar a este tipo de diseños.

-Usted no es natural de Teruel. ¿Cómo ha terminado cursando sus estudios en Teruel?

-Yo soy de Monegrillos, un pueblo de Zaragoza. Allí no hay Bellas Artes y tenía que  buscar dónde estudiarlo. Me habían hablado bien de la Universidad de Bellas Artes de Teruel y por cercanía  me matriculé aquí y, al final, estoy contento.

-¿¿Cómo ha sido su periodo universitario en Teruel?

-La gente es súper guay y la acogida estuvo muy bien. He estado tres años, aunque en el primero me toco vivir la pandemia, pero luego ha estado muy bien. Estoy súper contento por estos tres años.

-¿Le costó decidirse a venir a estudiar a una ciudad pequeña como Teruel?

-Yo vivo en un pueblo pequeño en los Monegros, y al final esto es un poco lo mismo. La gente  siempre tiene miedo a irse a ciudades pequeñas o a pueblos. Pero para mí no ha sido ningún inconveniente.

-A propósito de sus estudios, ¿es una ventaja estudiar en un campus pequeño como el de Teruel?

-Tiene sus ventajas. Al final nos conocemos todos y es mucho más familiar que en una ciudad  grande. Está muy bien. Estoy muy contento. En cuanto a los estudios, yo hice el Bachillerato social y éste fue el primer contacto con las Bellas Artes a nivel académico y también estoy muy contento.

El redactor recomienda