Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Marina Andreu Casas, premio Campus Saludable de TFG: “Estoy orgullosa de este premio porque demuestra que la Psicología es salud” Marina Andreu Casas, premio Campus Saludable de TFG: “Estoy orgullosa de este premio porque demuestra que la Psicología es salud”
Marina Andreu, alumna del grado de Psicología de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas del Campus de Teruel

Marina Andreu Casas, premio Campus Saludable de TFG: “Estoy orgullosa de este premio porque demuestra que la Psicología es salud”

“Estoy orgullosa de este premio porque demuestra que la Psicología es salud”, afirma

Las personas con un apego inseguro tienen más conductas sexuales de riesgo. Así se ha comprobado en la investigación Apego y sexualidad en universitarios españoles: una aproximación a nuestra forma de vivir la sexualidad. Se trata del Trabajo fin de Grado de la alumna de Psicología de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel Marina Andreu, que fue dirigido por el profesor de este centro Ángel Castro y que ha conseguido el premio Campus Saludable del Campus de Teruel en esta categoría en su sexta edición.

-¿Cómo surgió la idea de centrar su Trabajo fin de Grado en la relación existente entre los tipos de apego y la conducta sexual?

-En una clase del cuatrimestre anterior había surgido en un debate con mis compañeros de Psicología y mi profesor Ángel Castro. Me llamó mucho la atención el tema por su importancia y las consecuencias de la falta de educación sexual en el grupo de mis iguales. Ángel Castro ha sido mi director del TFG y me ha apoyado y me ha dado libertad.

-¿Cómo fue el trabajo de campo para esta investigación y cuál fue la muestra que se utilizó?

-Como coincidió con el confinamiento, la investigación se realizó a través de un cuestionario vía on line para universitarios y participaron unas 500 personas de varias universidades. Se divulgó a través de redes sociales como Instagram y Twitter y era confidencial y anónimo. Los participantes tenían edades de entre 18 y 26 años y fueron mayoritariamente mujeres.

-¿En qué se centró el estudio? ¿Cuáles fueron las principales cuestiones que se analizaron?

-La investigación consistía en medir la relación entre los estilos de apego adulto y la sexualidad. El apego es la comprensión de los vínculos interpersonales. Hay cuatro estilos y difieren en sus actitudes y su forma de vivir las relaciones afectivas. Lo que estudiamos fue si estos estilos de apego influían en la forma de vivir la sexualidad: en las conductas de riesgo, la asertividad sexual, la satisfacción y el significado que daban al sexo. Y vimos que así era.

-¿Cuáles fueron entonces las principales conclusiones del trabajo?

-Los cuatro tipos de apego están relacionados con la seguridad o inseguridad. Las conclusiones fueron que existía relación y que cada estilo difería en las conductas. Así, los inseguros presentaban mayor número de parejas y más conductas sexuales de riesgo. Quienes tenían un apego seguro eran más asertivos en sus relaciones y estaban más satisfechos sexualmente. Es importante conocer estos resultados porque por la falta de educación sexual desde pequeños no existe una reflexión previa sobre las necesidades y la conducta que cada uno lleva a cabo. Hay que conocer el estilo de apego y las diferentes conductas relacionadas con ellos.

-¿Los estudiantes de Psicología tienen una actitud más reflexiva sobre sexualidad por la formación que están recibiendo?

-Al estudiar Psicología me he dado cuenta de que los estudiantes de Psicología puede parecer que son más reflexivos pero a la hora de la verdad somos universitarios, personas de entre 18 y 26 años y nos influye la presión social y el boca a boca como a todos, no se difiere tanto con otras carrera.

-¿Falta más educación sexual para los jóvenes en el ámbito educativo?

-Evidentemente, si tuviéramos una buena educación afectivo-sexual desde pequeños cambiara todo mucho. Hay conductas sexuales de riesgo o presión de grupo o disfunciones sexuales o conflictos en la pareja y violencia. Hay que trabajar desde pequeños.

-¿Continúa investigando sobre este tema?

-Actualmente no, pero voy a presentar este trabajo a dos congresos porque me está gustando mucho esta línea de investigación.

-¿Qué ha supuesto ganar este premio del Campus Saludable?

-De lo que más orgullosa me siento es de haber demostrado que la Psicología es salud y profundiza en la salud sexual, relacional y mental. Sobre todo dar visibilidad a este tema y hablar de sexualidad con normalidad. Y la importancia de hacer lo que te gusta. El apoyo de mis amigas fue brutal y eso que no era un tema típico.

-Comenta que no es un tema habitual, pero ¿cree que hay interés en él?

-A la gente sí que le gusta hablar y reflexionar pero de forma anónima. Es más fácil en otros ámbitos porque la sexualidad siempre está estigmatizada.

-¿Se difundieron de algún modo los resultados obtenidos entre los participantes en el estudio?

-En el momento en el que se finalizó el TFG se mandaron mensajes por las vías que se había distribuido el cuestionario, para que todo interesado en los resultados pudiera conocerlos, divulgarlos y compartirlos. La gente se interesó muchísimo, algo que creo que está relacionado con esta falta de educación sexual, en cuanto puedes dar mayor información, todos tienen interés.