Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Maru Bernal, ganadora del premio al mejor libro de poemas del Certamen de Poesía Amantes de Teruel: Maru Bernal, ganadora del premio al mejor libro de poemas del Certamen de Poesía Amantes de Teruel:
Maru Bernal en el Mausoleo de los Amantes

Maru Bernal, ganadora del premio al mejor libro de poemas del Certamen de Poesía Amantes de Teruel: "Los Amantes tienen mucho de tragedia griega porque siempre hay un juego con el destino"

"Escribir me reconcilia con muchas cosas, me ayuda a entender, me da plenitud y son inmensamente feliz"
banner click 244 banner 244
María Eugenia Martínez Bernal es la ganadora del Premio al Mejor Libro de Poemas del LXI Certamen Internacional de Poesía Amantes de Teruel, cuyos premios se entregaron el pasado viernes con el inicio de las Fiestas del Ángel. Firma como Maru Bernal y en el trabajo ganador, el poemario Rumores yámbicos, se recrea en los clásicos.

-¿De qué trata Rumores yámbicos?
-Son epístolas de heroínas griegas que se hablan entre sí, mujeres atemporales, con vigencia, mujeres que para mí me resultan muy familiares porque yo converso con los clásicos todos los días; son madres hablando con hijas, hermanas con hermanas, amigas con enemigas, griegas, bárbaras, y un poco contando también los conflictos intergeneracionales y los conflictos de amor y desamor que tenemos todas las mujeres. Son mujeres de ayer y de hoy.

-¿Por qué es tan vigente el mundo clásico?
-Yo creo que porque fueron a la esencia del ser humano y contaron los principales conflictos, las principales inquietudes, las principales formas de entender el mundo. Digamos que fueron los primeros en descubrir el mundo. Decía Goethe que cada cual sea griego a su manera pero que lo sea. Pienso que es por eso, fueron los primeros en descubrir quiénes somos, qué queremos, qué no queremos, y en llevarlo a un extremo. También es verdad que se llevan a un extremo los conflictos en la tragedia griega, y ese extremo nos impacta y nos hace reconocernos.

-La historia de los Amantes de Teruel tiene mucho de tragedia griega.
-Claro que sí, tienen mucho de tragedia griega, porque siempre hay un juego con el destino. El destino juega malas pasadas, siempre hay cambios de fortuna. La verdad es que hay anagnórisis, no, reconocimiento; si tú no vienes a tiempo y yo no llego, todas esas cosas ocurren en la tragedia y son las que provocaban esa catarsis de sentir compasión por esos amantes que no consiguen lo que desean. Y reconocerse en que muchas veces no llevamos a término nuestro camino porque se cruzan mil circunstancias, que ellos llamaban el destino, el hado.

-¿Cómo surgió este poemario?
-Yo he escrito siempre. Durante unos años he estado muy volcada en el teatro, también con tragedias clásicas llevándolas al siglo XXI, y llegó un momento en que dije que necesitaba escribir, hacerlo en soledad, en un ventanal, frente al jardín. Y bueno, yo converso con ellos todos los días, para mí son parte de la familia. Yo quería contar mis relaciones con mi madre, con mi hermana, con mi hija, con mis amores, y encontré en ellas la voz, así de simple.

-¿Conocía este certamen?
-No, nunca me había presentado antes, me gustó mucho el título, Amantes de Teruel, y pensé que era un poemario diferente. Creo que es verdad que el mundo clásico está teniendo un auge, está volviendo gracias a Irene Vallejo, a Pedro Olalla, a Aurora Luque, creo que se está volviendo a leer a los clásicos, a darles una vuelta y pensé que era una idea bonita llevar el amor de aquel tiempo al siglo XXI, y a Teruel, por qué no, porque la historia de los Amantes también es una tragedia griega, y mira, ha resultado.

-¿Qué ha supuesto ganar el premio?
-Pues siento el agradecimiento de que es un trabajo bien hecho, de que ha gustado, y luego la ilusión de que quizás me abra alguna puerta a poder publicar. He publicado ya con Carlos Alcorta un primer poemario, y me gustaría seguir publicando. Creo que un premio también te dice que lo estás haciendo bien y vas por el camino correcto.

-Le va a marcar entonces este premio, o la ciudad de Teruel de alguna manera.
-La ciudad de Teruel seguro, porque es preciosa, y el premio ojalá que sí.

-¿Le ha inspirado la ciudad?
-Me va a inspirar para escribir algo, seguro. He tenido la osadía de venir en tren desde Valencia, y en el campo me han inspirado los pinos, los cipreses, los arbustos. Entonces me imagino los olores. Estas mujeres hablan muchísimo de las hierbas, de los sabores, de los aromas, de la tierra, y ese camino del mar a la montaña me ha gustado.

-¿Qué es la poesía?
-Es una necesidad. Escribir para mí es necesario. Me reconcilia con muchas cosas, me ayuda a entender y a colocar las cosas en su sitio, y me produce plenitud, me da plenitud. Mientras escribo soy inmensamente feliz.

-¿Y esa felicidad la transmite después al lector?
-Creo que sí porque llega. La gente que me ha leído dice que llega, que cada uno de alguna manera lo interioriza y lo lleva a su propia vida, pero es sencillo, habla de cosas que son honestas, que son de verdad.

-¿Necesitamos mucha poesía en el mundo actual?
-Mucha poesía, mucho teatro, mucho arte, mucha cultura, es el alimento.

-El mundo parece estar por otra cosa.
-A mis alumnos muchas veces en lugar de dar clase les leo un poema, o les pongo un fragmento de una obra de teatro. Yo les estoy hablando todo el rato de que tienen que llenarse por dentro para poder sobrevivir en este mundo y tener herramientas, y que lo que te llena es el alimento del espíritu.