Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

“Que la Universidad se traslade por unos días y llegue al medio rural es uno de los principales objetivos” “Que la Universidad se traslade por unos días y llegue al medio rural es uno de los principales objetivos”
Carmen Marta, catedrática de Periodismo e investigadora

“Que la Universidad se traslade por unos días y llegue al medio rural es uno de los principales objetivos”

Los cursos atienden la demanda de las sedes aragonesas con la intención de que sea una gran oferta expandida en el territorio
banner click 244 banner 244

Turolense y amante de su tierra, catedrática de Periodismo e investigadora en comunicación, Carmen Marta-Lazo es la nueva directora de los Cursos Extraordinarios de la Universidad de Zaragoza. Con ella conversamos sobre esta nueva e ilusionante etapa que ya es una gran realidad, en la que destaca el trabajo y el compromiso de la institución con Aragón. Además, Carmen Marta no se olvida de sus otros compañeros: “la oferta de cursos en el campus de Teruel es también muy completa. Mi colega Alfonso Blesa y su equipo realizan un importante esfuerzo para que así sea”.

-Para usted, como experta en estas lides, ¿en qué consiste comunicar de forma integral una oferta formativa de tan alto nivel como la que llevan entre manos?

-En desarrollar un plan estratégico de comunicación para llegar a todos los públicos, para visibilizar al máximo los cursos como proyecto global, proyectar las sedes en las que se celebran y destacar aquellos aspectos más relevantes por los que cada uno de forma particular se convierte en noticia.

-Por tanto, un itinerario que antes ha sido diseñado y preparado con mimo, cubriendo necesidades y demandas tanto del territorio como entre los sectores del conocimiento.

-Exacto, esas son las dos principales claves. Por un lado, atender a la demanda de las sedes aragonesas en las que se celebran para que sea una oferta expandida en el territorio. Y, por otro, nutrir el programa de diversidad de temáticas que alberguen todas las macroáreas de conocimiento: artes y humanidades; ciencias jurídicas y sociales; ciencias; ciencias de la salud; educación; ingeniería y arquitectura. En definitiva, dar cabida a todas las disciplinas posibles para atender a todo tipo de gustos e intereses.

-En esta edición, los cursos que usted dirige cumplen noventa y cinco años.

-Exactamente, los cursos de verano se iniciaron en 1927, hay que destacar que son los pioneros de España, pero iniciados en la modalidad de cursos de español como extranjeros —estos en la actualidad los dirige mi colega Vicente Lagüéns— y, posteriormente, como cursos extraordinarios con diversidad de disciplinas. De manera conjunta, en cinco años cumpliremos un siglo y es algo que debe de ser proyectado a todo el mundo, que se sepa que los cursos estivales con sede primigenia en Jaca fueron los primeros. De hecho, para repasar la historia de los grandes personajes que han pasado por los cursos de verano, en la Residencia Universitaria de Jaca se ha inaugurado una exposición permanente, cuyo comisario es mi compañero Alberto Sabio, titulada ‘La casa ilustrada’, un paseo en el tiempo por todas las décadas y las grandes celebridades que se han dado cita: Miguel de Unamuno, Federico García Lorca, Fernando Lázaro Carreter o María de Maeztu, entre otros muchos.

-Y como usted apunta, una oferta que en agosto quedará completada con los tradicionales cursos de español para extranjeros.

-En efecto, se trata de los cursos más tradicionales en los que personas provenientes de diversos países llegan a Jaca a aprender español. Te invito a entrevistar a mi colega Lagüéns para que te cuente lo más destacado de estos importantes cursos. Este año, como testimonio de la transición entre ambas ofertas, celebraremos el día 29 de julio un concierto, será una forma armónica de pasarnos el testigo entre los cursos multidisciplinares y los de la modalidad pionera.

-En estos tiempos, programar treinta y cuatro cursos es toda una proeza.

-Esa cifra corresponde a los programados en Jaca, pero tenemos otras quince sedes más, con una oferta global de ochenta y dos. Lo cierto es que es un volumen considerable, pero cuento con un magnífico equipo para conseguir que la mayoría salgan.

-Cierto, y cuentan, además, con el respaldo del Vicerrectorado de Cultura y Proyección Social.

-Sí, los cursos de verano pertenecen a este Vicerrectorado, donde se teje toda la oferta cultural de la Universidad de Zaragoza, y es una gran suerte contar con el apoyo directo y constante de nuestra Vicerrectora, Yolanda Polo, tanto en la toma de decisiones sobre los cursos, como en lo que a programación de eventos culturales ofrecidos en abierto para toda la sociedad se refiere.

-Y tras dos años de restricciones, se celebran con más ganas que nunca.

-Este año los cursos presenciales están teniendo muy buena acogida, pero también tenemos algunos en modalidad en línea y otros híbridos, para que puedan acceder quienes no tienen opción de venir presencialmente a las distintas sedes. De este modo, nos encontramos con cursos con alumnado internacional matriculado, de muy diversos países. Considero que la sede virtual puede seguir siendo una apuesta de futuro para conseguir llegar más lejos.

-La gráfica y el cartel son estupendos, reflejo de identidad y conexión.

-Muchas gracias. En esta nueva edición hemos querido cambiar la imagen corporativa, respetando el clásico árbol de la ciencia y las letras que desde hace muchas ediciones era la pieza visual simbólica de estos cursos, cuyas ramas contienen las dieciséis sedes en las que se ubican, repartidas en su localización geográfica en el mapa de Aragón, como homenaje a nuestra tierra. Además, hemos querido representar una neurona, al ser año de Ramón y Cajal, en homenaje a la conmemoración del 170 aniversario del nacimiento de nuestro personaje más emblemático y el centenario de su jubilación como catedrático en nuestra Universidad. Pero se trata de una neurona polisémica, que sirve de factor relacional entre diversas partes, en un mapa de flujos que también representa la cultura en red y la pluralidad multidisciplinar de los cursos que se dan cita. Esta edición también hemos querido visualizar como eje central de este mapa neuronal, el núcleo de la Ciudadela de Jaca, como sede emblemática más antigua de los cursos de verano, bastión de la ciencia, la cultura y las artes, durante los meses estivales desde hace muchas décadas.

-Hace diez días, el Rector de la Universidad de Zaragoza, Juan Antonio Mayoral, presidió la inauguración de la nueva edición.

-Sí, el pasado 30 de junio, como cada año, nuestro Rector inauguró esta edición de los cursos en la Sala de Ciento del Ayuntamiento de Jaca, junto con el Alcalde de la ciudad, Juan Manuel Ramón, la Vicerrectora de Cultura y Proyección Social, Yolanda Polo, y el resto de autoridades. Además, fue el día en el que hubo una doble celebración. Posteriormente, se inauguró la exposición de ‘La casa ilustrada’ en la Residencia Universitaria.

-El acto también contó con una conferencia sobre los últimos avances en el rejuvenecimiento celular, a cargo de un gran experto, Manuel Serrano, miembro de la Real Academia de Medicina de España.

-Precisamente por ser año de Ramón y Cajal, decidimos que fuera un destacado científico quien pronunciara la lección inaugural. Fue una conferencia magnífica a cargo del reputado académico Manuel Serrano sobre los últimos hallazgos científicos en rejuvenecimiento de células, resultó muy sorprendente conocer los experimentos con ratones que apuntan a cómo se van a poder rebajar años en las células, incluso llegar al periodo embrionario.

-En estas semanas, la participación del alumnado supera el millar.

-Sí, en la globalidad de los cursos de verano superaremos el millar, pero más importante que las cifras es la calidad y diversidad del alumnado que acude a estos cursos. Nos encontramos con cursos de medicina que recuerdan a congresos de diversas especialidades, con personas muy jóvenes; otros clásicos de historia que cuentan con un público muy fiel que sigue viniendo edición tras edición; otros más plurales con todo tipo de perfiles de audiencia. En definitiva, desde los más especializados a los más globales, pero todos con el respaldo del sello de calidad de la Universidad de Zaragoza, que reconoce créditos de libre elección a quienes superan los procesos de evaluación establecidos.

-¿Podemos decir que Jaca es el cuarto campus aragonés de la Universidad de Zaragoza?

—Con el permiso de mis compañeros, me voy a atrever a decir que durante algunas semanas de los meses de verano se convierte en el primer campus, al menos en concentración de grandes voces. Sigo visualizando las imágenes de quienes han pasado por estos cursos a lo largo de las últimas décadas…

-España vacía, deshabitada o en modo ‘La lluvia amarilla’ de Julio Llamazares. ¿Se habla, se siente desde estos Cursos Extraordinarios la necesidad de vertebrar y empoderar el territorio?

-Sí, es uno de los principales objetivos, que la Universidad se traslade por unos días y llegue al medio rural, a todos los rincones de Aragón. Es muy importante poder ofrecer cursos allí donde hay una demanda. Tenemos cursos ya clásicos en localidades como Grañén, San Martín de la Virgen del Moncayo o Ansó, entre otros, que cuentan con una gran acogida año tras año.

-Aunque todos son muy interesantes y pioneros en sus ámbitos, destaque tres de esta edición que para usted en el día de hoy sean especiales.

-Me lo pone usted difícil, todos resultan importantes, depende de los públicos a los que van destinados. No obstante, teniendo en cuenta los “valores noticia” voy a tratar de responderle. Si atendemos a la notoriedad, destacaría el curso sobre coordinado por el nieto de Ramón y Cajal, y Alberto Jiménez Schuhmacher sobre Biología celular y molecular del cáncer; desde la perspectiva de la trayectoria histórica y de la efemérides, el de Entomología sanitaria en Grañén, de Javier Lucientes y Sarah Delacour, que esta edición cumple veinticinco años; y, desde la vertiente de la acogida por el alumnado, el relacionado con la historia de los Reyes de Aragón, coordinado por Domingo Buesa, también un clásico. Pero podría seguir la lista dándole claves de todos y cada uno de ellos. Cuando nos reunimos a principios de año con la comisión científica, compuesta por la Vicerrectora y los Decanos de las diversas facultades, todos ellos apuntan los criterios de selección y le puedo decir que todos ellos están muy bien justificados.

-¿Un deseo y un compromiso para medio y largo plazo con toda esta gran formación más que estratégica?

-Como deseo, que Aragón se proyecte en todos los medios de comunicación como tierra de cursos de verano y a medio plazo que sean reconocidos internacionalmente. Y un compromiso: seguir trabajando por mi tierra y por mi universidad.

-Junto a las docencias, en Jaca se completa la oferta estival con varias conferencias magistrales, conciertos, mesas redondas y presentaciones.

-En efecto, contamos con una programación de actividades culturales, con el apoyo del Ayuntamiento de Jaca, compuesta por una lección magistral a cargo del reconocido catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Julián Casanova, bajo el título ‘Lecciones del Siglo XX europeo’; una mesa redonda sobre ‘Ser influencer en la sociedad postdigital: oportunidades, retos y responsabilidades’, con influencers y expertos en el fenómeno; un espacio de diálogos con la escritora Marta Sanz, que conversará con Ramón Acín y María Ángeles Naval; y la proyección y diálogos de ‘Carrasca, una road movie documental de Autor en Aragón’, conversatorio en el que participarán, su director, Alejandro Cortés y su protagonista, Teresa Ramón. Y, como ya he comentado, con el propósito de pasar el testigo entre los Cursos Extraordinarios y los Cursos de Español como Lengua Extranjera, el 29 de julio hemos programado conjuntamente el concierto especial ‘La dama en el Camino de Santiago: Mulieres errantes’, a cargo de Marga Mingote y Júlia Chinier, con un repertorio ofrecido en las lenguas del camino.

-A estas se suma otra actividad muy especial, pues el próximo miércoles la popular actriz Aida Folch ofrecerá una masterclass, con la proyección además de su último cortometraje, ‘Solsticio de verano’ de Carlota González-Adrio.

-Sí, el día 13, en el Palacio de Congresos de Jaca, Aida Folch, acompañada del académico Carlos Gurpegui, dialogarán respecto a la trayectoria de la popular actriz y podremos visionar su última obra. Será un evento, como toda la oferta cultural, muy importante y abierto a todo el público.

-En la actualidad, es también es directora de Radio Unizar y de la plataforma digital Entremedios del Grado en Periodismo de la Universidad de Zaragoza. ¿Cómo son y serán los nuevos profesionales que en nuestra comunidad pondrán en valor lo que realmente es noticia?

-Creo que los estamos preparando para ello, para que tomen conciencia de los fundamentos profesionales y de los valores noticia que son nucleares desde el plano deontológico, que sean críticos con la realidad, con el modo de contarla, al tiempo que innoven y tengan un matiz creativo, para evitar hacer productos clónicos. Todo ello apuntalado por dosis de honestidad, que es uno de los ingredientes más importante en el quehacer periodístico.

-Catedrática de Periodismo e Investigadora Principal GICID, hace poco usted fue noticia por estar entre las cinco mil científicas españolas más citadas y mejor posicionadas en Google Scholar, así que felicidades, y con esta buena noticia para nuestra comunidad emitida por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) nos despedimos.

-Muchísimas gracias, es muy importante que el Periodismo y la Comunicación sean reconocidas como ciencia y representar en ese listado las Ciencias de la Información es un verdadero orgullo.