Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Sebastián Guitarte, presidente de la Asociación Cultural Banda de Música de Teruel: “Nos entristece no celebrar Santa Cecilia, pero era la única opción responsable” Sebastián Guitarte, presidente de la Asociación Cultural Banda de Música de Teruel: “Nos entristece no celebrar Santa Cecilia, pero era la única opción responsable”
Imagen de Sebastián Guitarte, presidente de la Banda Santa Cecilia de Teruel

Sebastián Guitarte, presidente de la Asociación Cultural Banda de Música de Teruel: “Nos entristece no celebrar Santa Cecilia, pero era la única opción responsable”

La pandemia obligó a cancelar el Concierto Extraordinario de la Banda de Teruel por primera vez en 43 años

Sebastián Guitarte lamenta que, desde hace 43 años, el domingo fuera el primer Día de Santa Cecilia en el que la Asociación Banda de Música de Santa Cecilia no haya celebrado con música el día de su patrona. El tradicional Concierto Extraordinario de la Banda era uno de los muchos que despedían noviembre en numerosos puntos de la provincia, pero la precaución se impone para que el resto de medidas que llevan poniendo en marcha todas las agrupaciones y centros educativos musicales turolenses no caigan en saco roto. 

-Suspender los actos en honor a Santa Cecilia no sería una decisión fácil... ¿se barajaron opciones para ofrecer el Concierto Extraordinario?

 -En realidad no podíamos hacer otra cosa. Planteamos diferentes opciones, como celebrar el Concierto Extraordinario aprovechando toda la grada del Pabellón de Los Planos, en lugar de medio como es habitual, o estudiar otros escenarios que nos permitieran mantener la distancia de seguridad, pero al final la situación nos ha superado y vimos que lo único razonable era suspenderlo y esperar a que vengan mejores tiempos. 

-Y ya no es solo una cuestión del público asistente, sino también de músicos y de ensayos, ¿no?

-Claro. Este año íbamos a ser más de cien músicos, y además nuestras agrupaciones son amateur y si no hemos ensayado con normalidad no podemos ofrecer un buen concierto. Hicimos un esfuerzo para empezar a ensayar en septiembre en el frontón, porque además debutaba Javier Artés como nuevo director, pero eso generaba muchísimos problemas, y a principios de octubre paramos antes de que fuera obligatorio hacerlo, y sin ensayos no puede haber concierto. 

-¿Qué sensación les ha quedado?

-Pues de tristeza. Para nosotros Santa Cecilia es una gran fiesta, siempre digo que es como la Nochevieja o la Vaquilla de los músicos. De hecho el sábado hicimos en streaming un bingo que tradicionalmente hacemos durante la cena de la banda, pero la sensación es de tristeza, de pesadumbre, pero con la certeza de que lo responsable era actuar así.

-¿Se plantean la posibilidad de ofrecer ese Concierto Extraordinario más adelante, durante 2021?

-Estaríamos muy a expensas de cómo evolucione la situación. A priori ni siquiera queremos plantear fechas futuras, porque ya hemos visto lo complicado que es prever nada ahora mismo. Ojalá se pudiera cuando todo esté mejor, pero como mínimo sería después de Navidad, y hay cosas que no tiene sentido celebrarlas fuera de su momento. No veo un Día de Santa Cecilia en marzo. 

-Durante ese concierto además se presentan a los jóvenes músicos turolenses que dan el salto a la Banda titular...

-Este concierto iba a ser muy especial por la presentación del nuevo director, porque íbamos a ser más de cien músicos tocando, y por esos trece nuevos que se incorporan a la banda. Pero ellos tendrán su momento especial, desde luego. Encontraremos la ocasión de presentarles como nuevos músicos de la Banda de Santa Cecilia. 

-¿Cómo está afectando la situación a la Escuela Municipal de Música de Teruel, que gestiona la asociación?

-Está llevando muchísimo trabajo pero está saliendo adelante. Es verdad que una parte muy importante de nuestra filosofía se basa en las agrupaciones, como la Banda Juvenil, la Orquesta, los grupos tradicionales de los pequeños... y todos están suspendidos. Pero estamos basándonos en las asignaturas de lenguaje musical en formación dual, alternando las clases presenciales con las plataformas virtuales, adecuando espacios suficientes, hemos invertido en una serie de pantallas gigantes y hemos puesto en marcha planes especiales para las clases individuales y para los instrumentos de viento, que son los más peligrosos. 

-¿Cómo se arreglan con los instrumentos de viento, en los que la transimisión de virus podría es más difícil de evitar?

-Pues o bien los profesores no tocamos cuando estamos con el alumno, o bien utilizamos otros instrumentos para ayudarles como el  piano. Seguimos un montón de protocolos muy estrictos  para que las asignaturas individuales no den problemas. 

-¿Cómo está respondiendo el alumnado? ¿Han caído mucho las inscripciones este curso?

-En ese sentido estamos bastante contentos. Es cierto que hubo una bajada de alumnos con respecto a otros años, en torno quizá al 10%, pero aún así hemos aguantado el tirón y agradecemos mucho el apoyo que nos están brindando los alumnos y los padres de los alumnos más pequeños. La Escuela ha realizado una serie de sacrificios importantes a partir del confinamiento de marzo, descontando una parte de la cuota a los alumnos, ajustando los sueldos de los profesores, y con un gran desembolso de la asociación. 

-¿Esta situación podría poner en peligro la supervivencia económica de la asocación Banda de Música de Santa Cecilia?

-Creo que no. Con todos esos esfuerzos que te he comentado estamos saliendo adelante. Ahora estamos a falta de ver cómo salen las cuentas, pero hemos alcanzado cierta estabilidad con respecto a cómo estaba el panorama hace unos meses. Y los turolenses también están reaccionando bien, estamos contentos en ese sentido. Yo creo que estamos ya acostumbrados a esto y también preparados; hemos invertido todo lo necesario en hacer que la actividad docente de la escuela pueda mantenerse con total seguridad y la gente lo tiene en cuenta. Otra cosa es que de momento no haya actuaciones musicales contratradas, porque esas actuaciones son otra fuente importante de ingresos para la asociación.