Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Sergi Barrios, psicólogo canino y entrenador de perros: “Hay perros buenos y malos para la trufa, no tiene que ver si son de raza o mestizos” Sergi Barrios, psicólogo canino y entrenador de perros: “Hay perros buenos y malos para la trufa, no tiene que ver si son de raza o mestizos”
Sergi Barrios está impartiendo un curso de adiestramiento organizado por Atruter

Sergi Barrios, psicólogo canino y entrenador de perros: “Hay perros buenos y malos para la trufa, no tiene que ver si son de raza o mestizos”

“Lo peor que le puede pasar a una raza es ponerse de moda, no todos los perros sirven para cualquier persona”
Cruz Aguilar

Sergi Barrios es adiestrador de perros para diferentes disciplinas y psicólogo canino. Actualmente está impartiendo un curso para la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Teruel, Atruter, en el que ofrece pautas para el entrenamiento de canes en la búsqueda de trufa.

-El perro es la herramienta fundamental para el truficultor, contar con uno bien adiestrado es clave, ¿no es así?

-Hay que tener un perro lo mejor preparado posible porque se va a dejar menos trufa, trabajará con mayor rendimiento y eso se traduce en rentabilidad.

-¿De qué base tenemos que partir para un perro trufero?

-Tendemos a pensar que cualquier perro vale para cualquier cosa, pero no todos los perros valen para caza de pluma, para buscar trufas o para el rescate.El mejor perro para la trufa es al que le gusta el juego y es comilón, porque si le haces el pago por la trufa recogida con comida buscará más. Si es manso, tranquilo, no le va el juego o no es comedor, el interés y el trabajo que pone es menor. Que sacará, seguro, pero la incógnita es cuántas se ha dejado, la cuestión está en que se deje las manos posible.

-¿Cuántas horas o árboles puede trabajar un perro?

-Es un trabajo en el que el perro no lleva velocidad, porque si no se agota rápido, es un trabajo en el que interesa que vaya a medio gas y no se deje trufas, más que por árboles va por tiempo, lo aconsejable son unas dos horas. Al perro se le enseña que vaya por hilera, porque si no al final no se sabe ni por dónde ha pasado. La actividad neuronal que produce mientras busca el olor de la trufa genera un desgaste que más que físico es mental, antes de apurar vale más guardarlo y que descanse.

-¿Más que por razas va por aptitudes?

-Hay un pensamiento general en que hay razas mejores o peores, pero ahora todo el mundo cría y los patrones de conducta se han modificado. Más que razas habría que mirar líneas, ¿qué perro es este?, ¿de dónde viene?. Hay perros como los labradores, que son parsimoniosos y resultan ideales para invidentes, pero hay otros labradores inquietos que trabajan con equipos de búsqueda. Es falso que hay una raza mejor que otra, hay perros buenos y malos, independentemente de la raza o de si son mestizos.

-¿Todo el mundo vale para adiestrar a un perro?

-No porque aunque tengas la formación, si no tienes paciencia ni mano o no cuidas los detalles no lo lograrás.

-¿Cuánto tiempo se tarda?

-Yo trabajo con los perros de lunes a domingo, cada día dos entrenamientos y en dos meses puede estar listo para entrar al campo, hablamos de un perro en condiciones óptimas, uno más lento se te puede ir a los tres o cuatro meses. Hay perros precoces que se quedan con las cosas muy rápido, cogen afición por la trufa y están listo antes, pero la media está en dos tres meses.

-¿Qué edad es la ideal para comenzar el adiestramiento?

-Si formas a un cachorro de tres meses, con seis seguirá siendo un cachorro, sus capacidades físicas no están listas, es como un niño, que no lo puedes llevar con 9 años a la obra. Un perro pequeño apenas tiene capacidad de concentración, se dispersa, hay gente que coge cachorros y los vende jóvenes, yo suelo cogerlos en la horquilla del año y los tres años, son ya perros hechos que no te van a dar la sorpresa. Esto también lo explico en el curso, si conocemos a un criador que sabe qué machos y hembras mezclar la apuesta será segura si nos encaja ese tipo de perro, pero coger un cachorro al tuntún no suele salir bien, hay que hacerse muchas preguntas. La genética pesa más de lo que se cuenta, si cojo un cachorro de Bretón, pero los padres y abuelos vienen de líneas muy cazadoras la tendencia será distraerse con los pájaros, y a priori puede ser un inconveniente. De un inicio no lo aconsejaría, aunque siempre hay excepciones.

-¿Pero a esas edades no tienen ya vicios cogidos?

-Yo siempre pregunto, ha habido veces que para seleccionar un perro he tenido que ver 200, tengo muchos contactos con las protectoras de la zona de Barcelona y ya saben lo que busco, otras veces los compro y paso filtros, los tengo a prueba. En esta época empiezo a seleccionar perros para que en diciembre se puedan vender. Por otro lado no es lo mismo tener una plantación que ya produce y necesito un perro ya o tengo varios y puedo añadirlos.

-¿Y qué mantenimiento necesitan fuera de campaña?

- Una mala praxis es que un perro trufero no salga, hay que dedicarle tiempo fuera de temporada, hay que seguir sacándolo y enseñarle cosas de obediencia práctica, un perro orientado a la trufa no puede estar encerrado el resto del año, lo mismo pasaría con la caza, hay que perder tiempo con ellos, ir al campo, para que los perros se vayan haciendo.

-¿Cuánto vale un buen perro trufero?

-De mi casa suelen costar entre los 2.500 y los 4.000 euros, el precio más bajo sería para un perro joven con buenas capacidades pero sin el rodaje suficiente, la obediencia práctica.

-Hablamos de la trufa, pero en el caso de las mascotas ¿hay que mirar bien el perro que nos metemos en casa?

-Lo peor que le puede pasar a una raza es ponerse de moda, como ahora al Border Colie, que son muy activos y no sirven para cualquier persona. Como están de moda se ha puesto todo el mundo a criar, hay un mejunje y una disparidad total, un perro tan listo y con una actividad tan alta lo metes en un piso y no es lo que conviene. Con los perros hay que elegir bien. Hay una falsa creencia de que el perro pequeño es más llevadero que el grande, eso es absurdo, antes de tener un perro hay que plantearse si en mi vida cabe un perro, por horarios y por tipo de vida.