Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Silvia Martí, profesora de Bellas Artes: Silvia Martí, profesora de Bellas Artes:
Silvia Martí, profesora de Bellas Artes en el campus de Teruel

Silvia Martí, profesora de Bellas Artes: "La gente tiene miedo del arte contemporáneo porque cree que no va a entenderlo"

Más de 30 alumnos han participado en el XI ciclo Especies de Espacios

La sexta y última exposición del ciclo Especies de Espacios de estudiantes de Bellas Artes se clausura hoy en el campus universitario de Teruel. En total han participado más de treinta alumnos de la asignatura Metodología del proyecto: Espacio, en un total de seis exposiciones comisariadas por la profesora Silvia Martí, en esta undécima edición del ciclo.
-¿En qué consiste el ciclo ‘Especies de Espacios’
-Consiste en exponer proyectos personales que trabajan los estudiantes en la asignatura, a lo largo del año. Los diferentes proyectos que tienen elementos en común se unen en exposiciones colectivas, para que se puedan exponer todos, de modo que las muestras sean coherentes.
-Porque el objetivo final es crear varias exposiciones abiertas al público...
-Este año han salido seis exposiciones con bastantes proyectos, porque hay muchos estudiantes. Y cada grupo ha funcionado de forma autónoma, con mi tutoría, para decidir el título de la exposición, realizar el cartel, las hojas de sala, el catálogo, el montaje, etcétera.
-En el ámbito académico, el ciclo premia a los estudiantes por su obra, ya sea desde el punto conceptual o formal, o por el conjunto de la exposición?
-Se trata de evaluar el proyecto global en todos sus pasos, la ideación, la creación, la formalización y la presentación. Se valora el proyecto completo pero en proceso, porque siempre insisto en que estas no son obras finales, sino que seguramente los estudiantes seguirán trabajando estas temáticas e irán modificándolas y evolucionándolas. En la asignatura explicamos que el concepto de proyecto procede de las ciencias, de ingeniería, arquitectura y demás, pero que aplicado al arte, donde hay debate en esa cuestión, se traduce más bien en un proceso.
-¿En qué sentido?
-En industria o arquitectura lo que importa es la obra final, el edificio o el diseño del mueblo, pero en bellas artes se suele tender a que las obras estén en proceso continuo. Una obra te enseña cosas y te abre nuevos caminos para hacer la siguiente. No importa tanto la obra en sí sino lo que será posible generar a partir de ella en el futuro.
-De hecho los estudiantes que participan en el ciclo son de tercero, y todavía están en  plena formación como artistas...
-No siempre, pero en muchos casos sí. Y de hecho muchas veces ocurre que lo que los estudiantes exponen en este ciclo es el embrión de su Trabajo de Fin de Grado. Pero también hay gente que está quizá más centrada en la pintura, o en las dos dimensiones, y que en este ciclo hacen un esfuerzo por meterse en lo tridimensional, en el concepto de espacio, que el que se trata en la asignatura, aunque luego no sea su campo de actuación en el futuro. 
-¿De donde procede el nombre ‘Especies de Espacios’?
-De un libro de Georges Perec, un escritor francés muy interesante que perteneció al grupo Oulipo, que estudia los espacios de una manera muy creativa.
-¿Es cierto que los estudiantes de Bellas Artes suelen estar muy centrado en procesos técnicos de creación, y menos en otros como la exhibición, el montaje, el comisariado...?
-Yo veo Especies de Espacios como una práctica de la profesión. La profesión consiste en hacer obras y, normalmente, exponerlas. Hay que partir de la base que normalmente estas no son obras perfectas o terminadas al 100%, pero el proceso completo que han seguido para llegar hasta ellas les está encauzando hacia lo que consiste realmente ser artista, que es exponerse a la mirada de los demás, aprender de la crítica, trabajar en colaboración con comisarios, montadores y otros artistas de la muestra... es una inmersión en la cuestión realista y práctica, pero no con vistas a que realmente puedan vender estas obras, o que tengan ese foco comercial.. Por eso en estas exposiciones no se ven obras seleccionadas, lo mejor que ha hecho cada uno, sino obras tutorizadas en las que han seguido un proceso. Otra cosa es que luego, en función de lo que trabaje cada uno, el nivel de lo que puede verse sea más o menos elevado. Yo, que tengo bastante experiencia, veo proyectos muy trabajados y otros no tanto, pero este ciclo no pretende mostrar lo mejor que puede llegar a hacer cada uno. 
-Las exposiciones no están cerradas al ámbito académico y de hecho durante los días que están abiertas en el edificio de Bellas Artes, cada primavera, cualquiera puede visitarlas gratuitamente. Pero el público que viene es el que es... ¿se sigue echando de menos una mayor vinculación de los turolenses con Bellas Artes?
-Absolutamente, pero eso ya escapa a mi labor como profesora universitaria. El trabajo que hacéis de difusión en DIARIO DE TERUEL es muy importante y fantástico, pero a veces parece que tampoco es suficiente. Personalmente creo que, en los institutos de Secundaria o asociaciones, por ejemplo, debería estar incluido como actividad periódica hacer visitas a Bellas Artes. De algún modo hay que buscar la manera de hacer que los turolenses vengan aquí. Yo creo que pese a toda la divulgación que puedas hacer a veces hace falta coger de la mano a la gente y traerlos, porque en general se tiene mucho miedo al arte contemporáneo.
-¿Por qué?
-Porque uno piensa que no lo va a entender, o que no le gusta, o que parecerá un tonto por no comprenderlo... Y es falso. Si la gente viniera a las inauguraciones cuando los estudiantes de Especies de Espacios explican sus instalaciones y los procesos que han llevado a cabo para crearlas, estoy segura de que mucha gente los entendería perfectamente y les gustaría. Teruel tiene en Bellas Artes un importante capital y debería aprovecharlo.