Síguenos

309_1200x150-tienda-tervalis.gif banner click 309 banner 309

Silvia Meseguer, futbolista del Atlético de Madrid y licenciada en Medicina: Silvia Meseguer, futbolista del Atlético de Madrid y licenciada en Medicina:
Ilustración de Elena Castillo de Silvia Meseguer

Silvia Meseguer, futbolista del Atlético de Madrid y licenciada en Medicina: "Soy una persona afortunada, puedo hacer las dos cosas que me gustan"

La turolense dejará a final de temporada la práctica deportiva para preparar el MIR
banner click 244 banner 244

Durante muchos años Teruel disfrutó de la presencia de tres jugadoras en la Liga Iberdrola de fútbol femenino. La edad de oro provincial reunió en la máxima categoría nacional a tres jugadoras naturales de distintas localidades turolenses. Adriana Martín de La Puebla de Valverde, Andrea Esteban de la capital y Silvia Meseguer de Híjar. De todas ellas solo esta última continúa en la élites, aunque ya ha anunciado que a final de temporada colgará las botas para ponerse la bata de médico, carrera que ha venido estudiando durante los últimos años y donde ahora mismo está dando los últimos pasos preparando los exámenes para el próximo MIR.

-El calendario buscaba mostrar referentes femeninos en la provincia de Teruel. ¿Se considera usted uno de estos referentes?
-Creo que soy una persona afortunada por que toda mi vida vengo haciendo lo que me gusta que es jugar al fútbol y lo he podido compaginar con estudiar una carrera y por eso me considero muy afortunada. En mi vida yo he tenido muchos referentes y si alguien me considera como uno de los suyos, es algo que me hace muy feliz.

-De todas formas, tuvo que dejar muy pronto su localidad natal para jugar al fútbol y poder desarrollar primero lo que era su afición y más tarde se convirtió en su profesión.
-Al principio fui a probar y ver que pasaba. Llegó un punto en el que me consideraba profesional porque me dedicaba al deporte en cuerpo y alma. Es verdad que el entrenamiento te puede llevar dos o tres horas al día, pero el resto del tiempo tienes que pensar como una profesional y cuidar otros temas, como por ejemplo la alimentación.

-Aunque entre el paso de afición y profesión transcurrieron bastantes años, su deporte ha pasado también por numerosas etapas.
-Cuando empecé el fútbol femenino no existía para casi nadie. El primer gran cambio lo vivimos con la primera presencia de la selección en un Campeonato de Europa. Aunque todavía queda mucho por hacer, aquellas condiciones en las que estábamos dejaban bastante que desear.

Convenio colectivo

-Mucho se ha debatido en estos últimos años del primer convenio colectivo firmado en el fútbol femenino y no todo ha resultado sencillo. ¿Tener ese convenio es algo que en otras profesiones ni se discute?
-Todavía estamos empezando y no se nos puede comparar con otros deportes, y mucho menos con el fútbol masculino. El convenio se hizo para tener unas condiciones mínimas que nos merecemos y que permitan mejorar el espectáculo. Son cosas que se tenían que haber conseguido. Ojalá! que con la nueva liga profesional que espero que funcione para el próximo año se vayan logrando estos requisitos mínimos.

-Con todos los pequeños pasos al frente que se han dado, usted tuvo que dejar de acudir a la llamada de la selección española para poder acabar la carrera de medicina y tener un futuro labrado para el momento en el que termine su etapa de futbolista.
-Cuando empecé sabía que el futbol no me iba a dar de comer y que tenía que estudiar. Cuando abandoné la selección estaba en el último curso de medicina y no es una carrera que se pueda compaginar facilmente. Si seguía en la selección no podía hacerlo. Tuve que decidir y no me arrepiento.

-Hablando de la selección, hace unos años en el que hubo un momento en el que las jugadoras se plantaron por la selección que vivían con el anterior entrenador. Este año se ha reabierto una nueva polémica por ciertas actitudes de un entrenador de un equipo de Liga Iberdrola.
-Son cosas distintas. Lo único parecido es que el máximo responsable del club permite una falta de respeto hacia las jugadoras y en nuestro caso se trataba de que un señor que llevaba 20 años como entrenador no estaba capacitado para el puesto y que estaba perjudicando a las jugadoras. Hubo gente entonces que no le compensaba seguir en esas condiciones.

Maternidad

-Otro de los aspectos en los que se van dando pasos al frente es en el tema de la maternidad. Hasta ahora ha habido compañeras suyas que tanto en el mundo del fútbol como en otros deportes han estado condicionadas en su decisión de ser madres.
-Antes era muy complicado ver una chica embarazada en un equipo. En los dos o tres últimos años han empezado a surgir algunos casos de una cosa que en Estados Unidos hay muchas jugadoras que ya son madres. En España se han dado algunos y es un tema en el que también vamos avanzando.

-Poco a poco los clubes de fútbol están redoblando su apuesta por mantener o crear estructuras femeninas. Aunque lo normal es que sus partidos se disputen en sedes más pequeñas, hay clubes que llegan a ceder sus estadios principales para jugar partidos determinados.
-Hay que ser conscientes de que nosotras no llenamos esos estadios. Lo que si que es necesario es que si estos clubes tienen campos de hierba natural en sus instalaciones se programen partidos y nos dejen entrenar en ellos.

-Por último, ahora mismo empezamos a ver como mujeres acceden a la élite masculina como jueces de línea. ¿Veremos pronto alguna mujer como entrenadora de un equipo masculino?
-El mundo del fútbol es muy complicado y la Primera División todavía más. Tenemos que demostrar que somos mejores Poco a poco se abren puertas y en esa dirección tenemos que ir. Que seas hombre o mujer no significa que seas mejor o peor entrenador.