Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

420_comprar-en-teruel.gif banner click 420 banner 420

Tomás Escriche, coordinador provincial de Bosques de la Tierra: Tomás Escriche, coordinador provincial de Bosques de la Tierra:
Tomás Escriche es coordinador provincial de Bosques de la Tierra en Teruel

Tomás Escriche, coordinador provincial de Bosques de la Tierra: "Pedimos que haya un parque cultural del chopo cabecero en la provincia"

"Con el proyecto Resucitando Gigantes buscamos recuperar los centenarios chopos de Fuentes Calientes"
banner click 244 banner 244

Tomás Escriche es coordinador provincial de Bosques de la Tierra en Teruel. Miembro de Otus desde 1984 donde varios cargos. Natural de Fuentes Calientes está desarrollando el proyecto Resucitando Gigantes, que consiste en recuperar centenarios chopos cabeceros mediante la escamonda, (poda tradicional), para que no mueran. Es miembro también de la Sociedad Española de Ornitología.

-¿Cuál es el proyecto de Bosques de la Tierra que se está haciendo en Fuentes Calientes?
-Ya con Otus firmamos un convenio con la DGA en 1986 para que se protegiera el chopo cabecero. El chopo cabecero es muy difícil de tirar, de arreglarlo. Con la pérdida de valor de la madera supone una dificultad tirarlo. Es un peligro para quien lo tira. Ha dejado de servir para muchos de los usos que se empleaba antes  la madera del chopo cabecero. Y lógicamente si no se podan los chopos cabeceros, no se escamondan,  se mueren. Es una pena que un árbol que tiene cientos de años se esté muriendo por la desidia de las Administraciones y de los propios particulares que son propietarios de estos chopos cabeceros.  En Fuentes Calientes se está haciendo, aparte de un proyecto que se ha realizado a través de financiación de la Unión Europea,  el nuestro con particulares. Llevamos 30 años podando chopos y ahora en los tres últimos años hemos estado podando un número más elevado y hemos llamado el proyecto Resucitando Gigantes porque son árboles que tienen mucha vida si se cuidan. Es una pena que por no invertir dinero, tiempo e interés por las Administraciones y particulares estén muriendo en la actualidad chopos cabeceros.

-¿Cuántos chopos cabeceros hay en Fuentes Calientes?
-En Fuentes Calientes podemos hablar entre 600 y 1.000. Aparte está el mantenimiento de otros árboles como nogales, pinos, ciruelos. Es una vega que tenía 10 hectáreas de huerta. El Arroyo de la Vega es un afluente del Alfambra y el Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra no lo tiene incluido. Nosotros reivindicamos que se haga un parque cultural del chopo cabecero de toda la provincia.

-¿Cuántos chopos cabeceros se han podado en los últimos años?
-Nosotros el año pasado podamos unos 30, pero aparte de la poda se hace el mantenimiento anual o cada tres años, limpiando ramas y dejando las vigas. Lo que estamos planteando a los particulares es la firma de un convenio entre 12 y 16 años para aprovechar las vigas y algunos para volver a limpiarlos. En esencia esto es lo que consiste el proyecto. Los restos de poda se utilizan para leña.

-¿Por qué un parque cultural del chopo cabecero para toda la provincia?
-La singularidad del chopo cabecero es su escamonda, aunque también hay algún roble, que también está escamondado. Todo ello hay que recuperarlo. La singularidad que tiene la provincia de Teruel no la tienen otras provincias. Hay algunos chopos cabeceros en Soria, Guadalajara, Cuenca, pero la cantidad que hay y los usos que se le daban en la provincia de Teruel no está en ninguna otra provincia.

-¿Se quiere firmar un convenio con propietarios para podar los chopos cabeceros?
-Es llegar a un acuerdo con los propietarios. Nos comprometemos durante 16 años a su cuidado. Ojalá por parte de las Administraciones tuvieran más interés y no se tendría que hacer estos convenios entre particulares y la asociación.

-¿Cómo están los chopos cabeceros, se están secando?
-El mayor problema del chopo cabecero es que al ser modelado por el hombre si no se escamonda se debilita. Cuando las puntas empiezan a morir el chopo en unos cuantos años muere. Si se muere se pierde un ejemplar de cientos de años.

-¿Hay sensibilidad hacia el cuidado del chopo cabecero?
-Hay de todo. Estamos vecinos, hay simpatizantes, hay colaboradores. Se echan muchas horas para que los chopos cabeceros vivan, que no se mueran. La sociedad en la que estamos viviendo lo que no supone interés económico parece que no exista.

-¿Haría algún llamamiento a otros pueblos de la provincia para que se  cuidaran los chopos cabeceros?
-Nosotros de momento nos vamos a centrar aquí y de hecho hay compañeros que son de otros municipios de la zona. Algún día posiblemente iremos a otro sitio. Sería muy interesante que se hiciera en otros lugares. Hay propietarios de chopos cabeceros que lo están haciendo, que los están conservando. Sería muy bueno que hubiera un parque cultural del chopo cabecero para toda la provincia y que la DGA y las Confederaciones Hidrográficas del Júcar y del Ebro y Ayuntamientos se pusieran de acuerdo para conservar los chopos cabeceros.

-¿La vida ornitológica que tienen los chopos cabeceros es muy rica?
-El chopo cabecero es un ecosistema en sí mismo. Se tienen insectos, arbustos que nacen encima de él. Pájaros que anidan. Pájaros como el pico menor, que necesita la altura del chopo cabecero. Están el carpintero, el carbonero, el mirlo, el cuco, el milano real. Se tiene que mantener diversidad en la poda.