TERUEL La España vaciada avisa ante las elecciones del 26 de mayo: "La revuelta no ha parado"

La España vaciada avisa ante las elecciones del 26 de mayo: "La revuelta no ha parado"

Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche
Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche

Por Adaya González

 "La revuelta no ha parado y esto ha sido solo el inicio". Con este aviso, la España vaciada, la que no tiene tren, ni Internet ni cajeros, cuyas escuelas cierran por falta de niños y donde no quieren ir los médicos, alza su voz para recordar a los partidos que concurren el 26M que no les queda otro remedio que tenerla en cuenta.

En la llamada "España vaciada", que ocupa algo más de la mitad del territorio, hay 5.002 municipios con menos de 1.000 habitantes, pero apenas representan el 3,1 por ciento de la población. La mayor parte vive en las grandes ciudades, aunque la despoblación empieza a sentirse también en algunas capitales de provincia.

Incluso ya hay provincias completas que se encuentran en el umbral establecido por la UE como zona despoblada, por debajo de los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado: Soria, Teruel y Cuenca, si bien, según datos del INE, catorce están en fase crítica.

Aunque esta España vaciada nota que desde el pasado 31 de marzo, cuando logró reunir en Madrid a miles de personas para denunciar su agonía en una gran manifestación, ha conseguido visibilizar sus problemas, le preocupa, sin embargo, que los políticos "pasen de soslayo sobre ellos".

"Ningún partido en estos momentos puede decir que representa a la España vaciada: no hemos visto que le dediquen el tiempo suficiente y pongan propuestas encima de la mesa", denuncia a Efe Paco Juárez, de la plataforma Teruel existe, que avisa: "Tarde o temprano vamos a tener una representación política y, si no la hay, habrá que crearla".

Por el contrario, en la campaña para las municipales y autonómicas la despoblación "se está tratando como el tema primordial que es". "Es una auténtica vergüenza que algunas personas de zonas urbanas lo vean como un caso perdido e irreversible", censura.

Escuelas esperando ser reabiertas

Según los últimos datos disponibles del Consejo Escolar del Estado, en el curso 2016-17 el 2,4 % del alumnado total, 74.219, estaban matriculados en los 727 centros rurales agrupados, desperdigados por algo más de 2.200 localidades.

Uno de ellos es el de Los Sauces, en Puente de Vadillos, una pedanía de Cañizares (Cuenca) de apenas 200 vecinos que, tras lograr en los tribunales que sus puertas reabrieran en 2015 después de tres años cerradas, para el próximo curso tendrá que echar nuevamente la llave, pero esta vez porque "no quedan niños", lamenta a Efe su regidor, Julio César Bodoque.

Y es que ya se han hecho mayores nueve de los doce alumnos que estudiaban en este centro antes de su cierre en 2012; durante el trienio que estuvo clausurado tenían que levantarse una hora y media antes para coger el autobús de los mayores que iban al instituto. Para los tres que quedan, Bodoque pedirá que "un coche venga a recogerles" para llevarles o a Cañizares o a Cañamares.

El nuevo cerrojazo no será definitivo, porque van a usar el gimnasio y las tres aulas las van a dejar "preparadas por si vuelve a cambiar todo". "Puente de Vadillos está en un punto donde hay mucho trabajo -está a 8 km de Solán de Cabras y alberga la sede de una empresa de carburos- e igual que se despobló, se puede volver a poblar. Ojalá pueda reabrir la escuela", desea su alcalde.

El día que viene el médico, un día especial

Rosa es médico rural, una de las plazas "por las que nadie se da de tortas" para cubrir porque "estás lejos de la ciudad, los medios que tienes son un poco más precarios y el volumen de población es más pequeño y tienes menos casuística".

Pero ella se siente "una privilegiada" porque puede permitirse "el lujo" de estudiarse los casos de los pacientes, más de la mitad mayor de 65 años, de los 13 pueblos que atiende como médica titular del centro de salud de San Román de Cameros, en La Rioja.

En algunos, la consulta es diaria, pero para otros -que a veces no superan los "2 ó 3 habitantes"- fija una visita semanal o lo hace "a demanda cuando se ponen enfermos".

De hecho, la suya se ha convertido en la "visita social" en estos núcleos. "El día que va el médico es el día especial", dice divertida. La cercanía con sus pacientes es tal que ella y el enfermero que la acompaña van a "tener que hacer psicología a distancia" porque sus consultas se asemejan más a "sesiones de psicoterapia".

Con todo, reconoce puntos "duros": a ella que no le gusta conducir, tiene que hacerlo 45 minutos cada día desde Logroño, donde vive, por "carreteras malas" y que en invierno se llenan de nieve.

Y aunque considera que dispone de los medios "suficientes para consultas normales", las "urgencias sí que se hacen más cuesta arriba" y la distancia y mala comunicación con el hospital más cercano es uno de los motivos por los que "la gente joven no quiere venir".

La España offline

El "vaciamiento" va mucho más allá de la falta de escuelas o sanidad: así, el último informe sobre la cobertura de banda ancha en España elaborado con datos de junio de 2018 por el Ministerio de Economía y Empresa revela que 3 millones de españoles no tienen conexión a Internet o la que tienen está por debajo de 10 Mbps; si se habla de municipios, son 2.746.

Un millón y medio de españoles vive en los 4.196 pequeñas localidades sin una oficina bancaria, y aunque a algunos la banca online les permite realizar algunas operaciones, casi un millón no tiene acceso a un cajero u otra opción para retirar efectivo en un país donde el "cash" continúa siendo el medio de pago más común.

A todo ello se une la falta de "conexiones dignas" por carretera con territorios circundantes. "Y qué hablar del tren, propio del siglo XIX", lamenta Paco Juárez.

Pero la "España vaciada" ha tocado fondo y está muy lejos de conformarse: "Parece que somos pocos pero somos muchos los afectados: no va a ser una tarea fácil ni corta, pero no se ha quedado solo en una manifestación", avisa Juárez, que concluye: "La revuelta no ha parado y esto ha sido solo el inicio". 

Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche
Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche
Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche
Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche
Manifestación de la España vaciada en Madrid el 31 de marzo. Javier Escriche