COMARCAS Una excursión para disfrutar de la naturaleza y el patrimonio en Villarroya de los Pinares

Una excursión para disfrutar de la naturaleza y el patrimonio en Villarroya de los Pinares

La ruta por las proximidades de Villarroya de los Pinares incluyó la vista a una antigua masía fortificada. Serafina Buj
La ruta por las proximidades de Villarroya de los Pinares incluyó la vista a una antigua masía fortificada. Serafina Buj

Patrimonio cultural y naturaleza, una combinación perfecta para disfrutar de una intensa mañana de domingo. Esta fue la propuesta en la que participó un grupo de 14 personas en los alrededores de la localidad del Maestrazgo turolense Villarroya de los Pinares.

La asociación Esboira organizó una excursión a la masía. Se trataba de un paseo interpretado en el que los participantes realizaron un recorrido de unos 6 kilómetros en el que pudieron conocer una ermita y dos masías, una fortificada y otra en la que se crían diferentes animales que hicieron las delicias de los más pequeños, ya que buena parte de los asistentes eran familias con niños, tanto de Villarroya como de otros pueblos cercanos.

La encargada de acompañar la visita fue Serafina Buj, de la empresa T-Guio (Servicios Turísticos Maestrazgo), que acaba de recibir el premio a la mejor idea con futuro en la primera edición del premio Teruel Siente de Turismo Sostenible de la Diputación Provincial de Teruel, por el proyecto Abriendo Espacios.

Los excursionistas conocieron la curiosa historia de la ermita dedicada al santo alemán San Benón. Y es que, un vecino de Villarroya de los Pinares estaba luchando con soldados alemanes en el puerto de Barcelona en el siglo XVII y enfermó. Entonces le dijeron que se encomendara a este santo y, tras su curación, él se comprometió a edificar una ermita en su pueblo dedicada a San Benón. Precisamente, el próximo fin de semana se celebra en Villarroya la fiesta de este santo germano.

La ruta continuó después hasta una masía fortificada abandonada, donde los participantes pudieron conocer un poco mejor cómo eran este tipo de construcciones y qué las diferenciaba de otras.

Seguidamente, se visitó otra masía esta llena de actividad donde pudieron ver caballos, burros, ovejas, cabras y gallinas. Los pequeños tuvieron la oportunidad de dar de comer a algunos de los animales y hasta de montar en burro. 

El paseo terminó con un almuerzo con productos típicos de la zona con la colaboración del secadero y la panadería del municipio.

“La idea es combinar el turismo cultural y el patrimonio con la oportunidad de pasar un día en el campo. Es una actividad que ya la hemos hecho alguna otra vez con gente de Villarroya y es muy agradable”, comentó Serafina Buj.

El momento del año elegido para esta excursión también fue muy acercado y los participantes, y muy especialmente los niños, disfrutaron de un magnífico espacio natural y tuvieron la oportunidad de ver diferentes especies de plantas y animales. 

La actividad fue muy entretenida y sirvió para aprender a valorar el patrimonio natural y cultural de esta localidad del Maestrazgo turolense.

“Ha sido un día estupendo de campo y la gente se ha marchado muy contenta”, comentó la guía local. 

La ruta por las proximidades de Villarroya de los Pinares incluyó la vista a una antigua masía fortificada. Serafina Buj
La ruta por las proximidades de Villarroya de los Pinares incluyó la vista a una antigua masía fortificada. Serafina Buj
La ruta por las proximidades de Villarroya de los Pinares incluyó la vista a una antigua masía fortificada. Serafina Buj
La ruta por las proximidades de Villarroya de los Pinares incluyó la vista a una antigua masía fortificada. Serafina Buj