BAJO ARAGÓN Recobat recibe autorización para ampliar su producción en Albalate del Arzobispo

Recobat recibe autorización para ampliar su producción en Albalate del Arzobispo

Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo
Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo

La empresa Recobat (Recuperación Ecológica de Baterías SL) de Albalate del Arzobispo ha obtenido una declaración de impacto ambiental favorable a su proyecto de ampliación de la planta de valorización integral de baterías y compuestos de plomo. El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) ha otorgado la declaración ambiental integrada para el proyecto, con el que la empresa pretende ampliar la capacidad de producción de plomo recuperado de 21.396 toneladas (Tn) anuales a  29.831 Tn

Con este proyecto, la empresa tiene previsto realizar una inversión directa de 3,5 millones de euros. La obra civil tiene un coste de 900.000 euros; la adquisición de la maquinaria y nuevas instalaciones de la parte de fusión del plomo se valora en 1.400.000 euros y los nuevos filtros costarán 1.200.000 euros. 

La compañía tiene previsto diseñar la instalación de fusión con su propia ingeniería y también utilizar el mismo sistema de filtración que se ha implementado en la fábrica. Según consta en el documento técnico, excepto en el caso de los filtros y los hornos, que son de tecnología alemana, el resto de la inversión será desarrollada con empresas locales mediante la contratación de servicios que repercutan en la demanda de mano de obra. 

Para ello, la compañía propone llevar a cabo la ampliación en dos fases, una fase previa de optimización de los procesos existentes y una segunda fase basada en la implantación de una nueva línea de fusión paralela a la existente.

Recobat proyecta la ampliación desde marzo de 2017. El Inaga sometió a información pública, en octubre de 2017, tanto el proyecto básico de ejecución como su estudio de impacto ambiental, sin que se recibieran alegaciones.

La actividad de la empresa es la producción de plomo obtenido por fundición del plomo recuperado de baterías y otros materiales que lo contienen. El proceso abarca la recogida, trituración, separación y clasificación de materiales con plomo y su posterior valorización mediante su fusión. De esta manera se obtiene el producto final, así como aleaciones de en forma de lingote y tochos demandados por el mercado.

Dos fases

El proyecto de ampliación de la planta mantiene el proceso productivo actual, consiguiendo el incremento de la capacidad productiva en dos fases. En la primera, está previsto aumentar de forma gradual la adquisición de materias primas, la optimización y mejora de los procesos de producción, el consumo de recursos materiales adecuando el personal a las necesidades de cada momento. 

Durante esta primera fase también se ha proyectado la instalación de un sistema de desulfuración de los gases de combustión procedentes del horno rotativo existente. Como equipamiento necesario para la puesta en marcha de este sistema, está prevista la instalación de un silo de chapa soldada de 60 metros cúbicos (m3)  de capacidad.

En cuanto a la fase 2, será aquella en la que se llevará a cabo el incremento de producción propiamente dicho. Este aumento se basará en la implantación de una nueva línea de fusión paralela a la existente. 

Para alojar esta nueva línea de producción, la empresa Recobat tiene previsto construir una nueva nave de 904,7 m2. 

La autorización ambiental del Inaga para la puesta en marcha del nuevo proyecto se ha concedido bajo algunos condicionantes relacionados con la seguridad de las instalaciones y el medio ambiente. Entre otras cosas, el organismo regulador concede autorización estableciendo la obligatoriedad de realizar controles y medidas de protección del suelo y de las aguas subterráneas, además, de otras medidas de control de los residuos peligrosos y no peligrosos, así como de su producción.

Reutilización de baterías

Recobat SL se dedica al reciclaje de baterías agotadas de plomo y todo tipo de compuestos de ese mismo material para obtener materias primas recicladas. Las baterías son reutilizadas principalmente en el propio sector de la automoción.

El plomo es un material muy fácil de reciclar. Se puede reutilizar un número indefinido de veces y, aunque en todas ellas se someta a procesos de fusión y afino, el producto final, llamado plomo secundario, es muy similar al primario obtenido a partir de minerales. 

La recuperación del plomo es necesaria dada la limitación de recursos minerales del Planeta. En el caso concreto del plomo, a las reservas conocidas se les estima una vida de entre 30 y 40 años. Es por ello que la valoración de los residuos metálicos mediante su reciclaje es la forma de gestión más racional y ecológicamente recomendable, según la empresa. En el caso del plomo, a lo largo de los últimos años, la valoración de sus residuos ha sido fundamental para abastecer la mayor parte de la demanda, satisfaciéndose el resto por parte de la minería y de la metalurgia primaria.

El índice de recuperación de baterías en España es superior al 95%. Según la empresa Recobat es muy poco el plomo que queda sin ser recuperado y reciclado.

Las instalaciones de Recobat de Albalate fueron un proyecto empresarial que surgió en 1998 fruto de la colaboración entre la empresa Lajo y Rodriguez, S.A. (LYRSA) y un grupo de profesionales con una amplia experiencia en el mundo del reciclaje de productos de plomo.

Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo
Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo
Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo
Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo
Instalaciones de Recobat en Albalate del Arzobispo