ENTREVISTAS La escritora Carmen Riera presentó en Huesca el último número de Turia: “Tomeo fue un escritor de tomo y lomo, y un realista a través de la deformación”

La escritora Carmen Riera presentó en Huesca el último número de Turia: “Tomeo fue un escritor de tomo y lomo, y un realista a través de la deformación”

Carme Riera, durante su pregón en la Feria del Libro de Teruel en 2018. M. A.
Carme Riera, durante su pregón en la Feria del Libro de Teruel en 2018. M. A.

La escritora balear Carme Riera presentó el nuevo número de la revista turolense Turia, que entre sus contenidos se dedica especialmente a Javier Tomeo y a un buen número de escritores altoaragoneses.

- ¿Qué destacó del número de Turia que presentó en Huesca?

- Su director, Raúl Carlos Maícas, me pidió que destacara los aspectos centrales del monográfico dedicado al oscense Javier Tomeo, pero además yo quise poner de manifiesto la resistencia cultural extraordinaria de la revista Turia. Es una de las pocas revistas culturales que persisten y es una alegría poder seguir comprándola y comprobar que mantiene una gran calidad. Tiene mucho mérito que siga ahí bregando, dando a conocer textos y contando con autores de mucha importancia. Tenemos que apoyarla ahora que dicen que ya nadie lee, porque la realidad es que todavía quedamos unos cuantos. 

- ¿Ese monográfico da para conocer una figura tan extensa como la de Tomeo?

- Son 18 artículos, que son muchísimos. Algunos hacen un recorrido y crean una panorámica sobre el autor, y están muy bien sin ser cosas extraordinariamente nuevas, pero otros son realmente nuevos e interesantes. Hay uno que me encanta, de Fernando Valls, que trata de las portadas y de los retratos del propio Tomeo, y tiene mucha gracia porque nos ofrece la evolución de esos retratos y como, muchas veces, esos personajes que Tomeo crea, los monstruos, tienen que ver con la manera como él se retrata. 

- En este caso, a diferencia de otros dossieres de Turia, no se trata tanto de reivindicar a un autor, dado que Tomeo es suficientemente conocido. ¿O no?

- En la presentación de Turia también mencioné que desde el primer número de la revista Maícas cuenta siempre con las colaboraciones de Tomeo. Nunca le falla. Así que es también una especie de reconocimiento porque él ayudó a la revisa siempre que se lo pidió. Y además se trata de glosar los méritos de un aragonés que podríamos considerarlo universal, ahora que está tan de moda eso. 

- Antón Castro destaca de Tomeo que es capaz de escribir desde lo más correcto y sensato hasta lo más disparatado. 

- Yo destacaría de él que fue un escritor de tomo y lomo, y que cuando comenzó a escribir lo que aquí estaba de moda era el realismo. Los escritores hablaban de los albañiles y los andamios y él ya empezó a enfocar la realidad de otro modo, que yo creo que es muy real, porque es muy monstruosa. ¿No es realismo la caricatura? Por supuesto que sí, aunque se base en la deformación. No es verdad que Tomeo no sea un realista, lo es desde el inicio. Lo que pasa es que pone la mirada en lo más distinto y quizá lo más anómalo, pero eso está ahí, en la realidad. Es realista de la misma forma que las pinturas negras de Goya o los espejos cóncavos de Valle Inclán lo son. 

- En este número se habla también de muchas mujeres... Judith Herzberg, Fred Vargas o Doris Lessing, en un artículo suyo con motivo del centenario de su nacimiento. ¿Qué nos cuenta sobre Lessing?

- Sobre todo la relación de su vida con su obra, que es muy interesante. Si no hubiera vivido lo que vivió, con el apartheid, con su vinculación al mundo de África, no hubiera escrito como lo hizo. Y El cuaderno dorado fue un punto de inflexión en la causa feminista. Cambió muchas formas de ver las cosas que ahora ya están superadas.

- Creo que nadie se plantea la calidad de una novela en función del género de su autor... ¿hay plena igualdad sexual en la literatura?

- Hay más igualdad que en otros ámbitos, pero en el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) solo hay 4.000 escritoras de un total de 25.000 asociados. A las mujeres todavía nos cuesta más escribir. 

- Ha mencionado CEDRO, cuya presidencia acaba de abandonar. ¿Cómo ha sido esta etapa?

- Ha sido una batalla dura, cuatro años trabajando como una verdadera jabata y ya es el momento de que me suceda otra persona. 

- Como expresidenta de CEDRO, ¿es posible compatibilizar los intereses de los escritores con esa idea de la cultura como una barra libre gratuita?

- La gente cree que la cultura tiene que ser gratis. Y a mi me gusta, igual que me gusta la medicina gratis, pero alguien tiene que pagarla. Los escritores somos los únicos que a los 70 años de habernos muerto nuestros herederos dejan de cobrar derechos de autor. Eso no le pasa a nadie que haya heredado un piso. Y hasta ahora cuando te jubilabas ya no podías seguir creando porque entonces no cobrabas derechos de autor. Eso es una burrada que afortunadamente hemos superado desde la plataforma Seguir Creando. Pero la gente tiene que acostumbrarse a que todo cuesta mucho, y en ese sentido lo honesto es pagar por la cultura. 

- Cuando dio el pregón en la Feria del Libro de Teruel 2018 estaba promocionando Vengaré tu muerte. ¿En qué está metida ahora?

- Estoy preparando una biografía de la agente literaria Carmen Balcells, un personaje realmente importante que cambió muchos aspectos en la relación con los editores y contribuyó mucho a la llegada a Barcelona de los escritores latinoamericanos. 

Carme Riera, durante su pregón en la Feria del Libro de Teruel en 2018. M. A.
Carme Riera, durante su pregón en la Feria del Libro de Teruel en 2018. M. A.
Carme Riera, durante su pregón en la Feria del Libro de Teruel en 2018. M. A.
Carme Riera, durante su pregón en la Feria del Libro de Teruel en 2018. M. A.