BAJO ARAGÓN Se cumple un mes del desalojo de dos ancianos en el barrio de Caldereros de Alcañiz por el estado de la vivienda

Se cumple un mes del desalojo de dos ancianos en el barrio de Caldereros de Alcañiz por el estado de la vivienda

Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa
Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa

Hace ya un mes que Esteban Miró, de 77 años, y María del Valle, de 70 años, fueron desalojados de su vivienda de la calle Caldereros en Alcañiz debido al mal estado en el que se encontraba el tejado de esta.

A día de hoy, el matrimonio sigue fuera de su casa a la espera de que esta situación se resuelva lo antes posible. Parece que el asunto va tomando forma, pues ya han conseguido reunirse con los responsables políticos para poner una solución cuanto antes.

Después de que este diario publicase la noticia el mes pasado, Stop Desahucios se interesó por el caso y no dudó en ponerse en contacto con el matrimonio. 

Alfredo Soldevilla, de la plataforma Stop Desahucios, afirmó que se trata de un caso distinto a los que suelen tratar ellos. No en vano, el matrimonio ya está desalojado y las causas no han sido económicas, sino por el  estado en el que se encontraba el tejado de la casa.

En estos momentos, la pareja de ancianos trabaja codo con codo con la plataforma Stop Desahucios para tratar de poner solución a dos problemas: una alternativa habitacional, hasta que el tejado esté arreglado; y hacer frente al coste económico de la obra, debido a que ambos cobran una pensión de 347 euros.

Esteban comparte la titularidad de la vivienda junto a sus otros hermanos. Debido a ello,  Miró espera que estos le ayuden a pagar el coste de la obra.

“Ya nos hemos reunido con el nuevo Ayuntamiento para poder tratar de poner una solución al problema cuanto antes. Por el momento, están mostrando interés y buena voluntad”, comentó Soldevilla.

Por su parte, la concejala de Acción social mostró una actitud positiva frente al asunto. Pero, el representante de Stop Desahucios remarcó que “es necesario cumplimentar una serie de pasos para que esta situación tenga el final esperado”.

Desde el día del desalojo, una vecina se interesó por la situación de la pareja de ancianos y les ofreció “una cama”. Actualmente, Esteban Miró y María del Valle continúan de manera provisional en la casa de su vecina.

Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa
Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa
Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa
Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa
Esteban Miró, días después del desalojo, frente a su casa