BAJO ARAGÓN La Red Europea de Patrimonio Judío echa a andar con Híjar como alumno aplicado

La Red Europea de Patrimonio Judío echa a andar con Híjar como alumno aplicado

Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza
Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza

La Red Europea de Patrimonio Judío echó a andar en Zaragoza con la puesta en contacto de los seis socios de este proyecto europeo –entre los que se encuentra el Ayuntamiento de Híjar– que durante los dos próximos años reflexionará sobre la puesta en valor de los vestigios hebreos del continente.

Híjar se encuentra ante la gran oportunidad de “alcanzar decididamente la recuperación de su Judería”, destacó la coordinadora del proyecto en la localidad, Lucía Conte, que junto al alcalde del municipio turolense, Luis Carlos Marquesán, la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón y el Centro de Estudios del Bajo Martín hicieron de maestros de ceremonias en la primera reunión del comité ejecutivo, que a partir de hoy continuará en Híjar hasta el jueves.

La localidad entra pues en contacto con otras ciudades y organismos europeos familiarizados con la puesta en valor de patrimonio sefardí. Se trata del Malopolska Institute of Culture de Cracovia (Polonia), la Fundation for Jewish Heritage y las ciudades de Mantova (Italia), Wrocklaw (Polonia) y Worms (Alemania).

En este momento, Híjar se encuentra inmersa en la rehabilitación de su sinagoga. Tras la primera fase, valorada en 300.000 euros y que dejó a la vista la base de la bimá desde la que el ministro oficiante leía la Torá y unas pinturas murales de gran valor histórico, este verano comenzará una segunda, para la que Suelo y Vivienda de Aragón dispone de 108.000 euros. 

Pero el Ayuntamiento es ambicioso y quiere acometer más intervenciones. Una en el Granero del Pilar, un edificio que conserva habitáculos de la Edad Media situado en el centro de la plaza de San Antón. También quiere actuar sobre el trazado urbanístico y crear el Centro de Interpretación del Libro Judío de Híjar aprovechando que la localidad tuvo la imprenta de Eliezer ben Alantansi, que conoció su apogeo entre 1485 y 1490.

En su discurso de apertura  en el Museo Pablo Serrano, Conte reseñó la importancia del “momento” en que se celebra este programa europeo para la restauración de barrios judíos en Híjar y Aragón en general. 

El comité estuvo acompañado de profesores de universidad como ella y “activistas por el patrimonio judío”, así como sus gestores en Aragón. 

Conte deseó que los seminarios a desarrollar en los próximos dos años en cada localidad sean “productivos y tan importantes para el patrimonio judío como fueron las contribuciones de algunos judíos aragoneses ilustres” como el propio Ben Alantansi. 

Tras una visita matinal a la judería hijarana, este miércoles por la tarde y el jueves por la mañana el comité cerrará “definitivamente el plan de trabajo para los próximos dos años, los temas a abordar en los seminarios y muy especialmente las formas de colaboración”, explicó la coordinadora en Híjar, que espera que esta red se vaya expandiendo y “sirva de puente donde aglutinar a localidades que no son grandes ciudades europeas y que también tienen algo que ofrecer”.

Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza
Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza
Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza
Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza
Reunión del comité ejecutivo de la Red Europea de Patrimonio Judío, en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza