ENTREVISTAS Laura Calavia, ganadora del rally cinematográfico Desafío Buñuel: “Lo bueno es que Teruel está en el corto, pero está muy bien integrado”

Laura Calavia, ganadora del rally cinematográfico Desafío Buñuel: “Lo bueno es que Teruel está en el corto, pero está muy bien integrado”

Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel
Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel

Ha pasado ya una semana desde que ganó el III Rally cinematográfico Desafío Buñuel, pero Laura Calavia todavía conserva el buen sabor de boca que le dejó su paso por Teruel a pesar del reto que supone hacer un corto en tan solo 48 horas. Su trabajo, Los olvidables, gustó por igual al público y al jurado, lo que no suele ser habitual, y encima la ciudad de Teruel es protagonista al cien por cien.

-¿Cómo ha vivido la experiencia de participar y ganar este rally?

-Ha sido increíble. Ya dije que para mí es muy difícil levantar un corto y el Desafío me ha dado la oportunidad de hacer un corto y luego además resultar premiado. No es como otros rallys que no sabes a lo que vas. Aquí puedes preproducir, nos lo hemos trabajado mucho antes y gracias a eso pues creo que ha quedado un corto que ha quedado bastante bien.

-¿Ha quedado completamente satisfecha del resultado?

-Estoy muy contenta y creo que con el corto la gente se rio y que tiene opciones de estar en festivales. La comedia siempre funciona bien.

-¿Van a depurarlo para presentarlo a otros concursos?

-Sí, vamos a depurar un poquito el montaje, haremos la postproducción del sonido, que no tiene nada hecho y también el etalonaje, todo lo que es el color para que quede mucho mejor, y trabajar un poquito más los efectos, pero lo bueno es que a las siete de la mañana del sábado nosotros vimos que había corto, que funcionaba y que no importaba si ganábamos o no.

-Da la impresión de que han disfrutado haciéndolo pese a tener que hacerlo a la carrera, ¿me equivoco?

-Nos lo hemos pasado muy bien y como era comedia estábamos como más tranquilos, porque yo veía que en todos los actos de la organización hemos saltado y bailado y nos lo hemos pasado muy bien.Y durante el rodaje el equipo funcionó super bien.

-Y el resultado ha sido muy buñueliano, además.

-Sí, es muy surrealista. Y era muy divertido porque cuando estaba trabajando con los actores era como que a veces decían de hacer un poco la pantomima y yo les decía no, sé muy natural, porque la clave es que los personajes sean muy naturales aunque todo sea muy surrealista, y ahí está la clave del tono de comedia que tiene el corto. A los personajes les pasan cosas rarísimas y se comportan como si fuera lo más normal.

-Y Teruel está prácticamente en todos y cada uno de los planos porque hay muchos exteriores.

-Lo bueno es eso, que Teruel aparece en el corto, pero está muy bien integrado, porque tampoco queríamos hacer que pareciera un publirreportaje. A mí lo que me gusta es que la historia es en Teruel pero pudiera desarrollarse en cualquier parte. Escribí el corto con Irene Serrano, que es la protagonista, y cuando teníamos ya un poco pensada la historia y teníamos que poner nombres a los personajes les pusimos Diego, Isabel y Pedro, y hay un cierto paralelismo. Además, se nos cayó una localización y entonces Irene planteó hacerlo por la puerta por donde entró Diego, y ha sido como que todo se ha ido encajando muy bien para quedar muy compacto y todo muy redondo.

-¿Cómo fue el trabajo de localización?

-Fuimos a localizar después de que se seleccionara el guion y volví super contenta de que las localizaciones eran muy potentes, y así ha sido.

-¿Volverá a rodar en Teruel al haber descubierto sus posibilidades cinematográficas?

-Ojalá. Es que ha sido todo muy fácil, la ciudad se vuelca y te facilita las cosas. Muchas veces cuando estás rodando todo se complica, y aquí ha sido todo fácil. Cuando hicimos la localización de la plaza San Juan la fuente estaba apagada y al ir a rodar estaba encendida, y cuando lo vio el de sonido hicimos unas llamadas y nos la apagaron para poder rodar. Esto es imposible en otros sitios donde te ponen muchas dificultades. Y lo mismo nos pasó con el tren turístico y nos ayudaron parando en otro sitio.

-¿Les habrá quedado también algún mal recuerdo, no todo habrá sido perfecto, no?

-Bueno, lo único fueron algunas localizaciones que después vimos las dificultades que tenían para rodar, pero al final lo resolvimos cambiando y añadiendo más localizaciones y yo creo que ha ganado el corto porque hemos metido la plaza donde está la biblioteca pública o el sitio por donde entró Diego. Al final todo lo que se supone que era un inconveniente y se ha resuelto ha dado lugar a que fuera mejor todavía. Incluso te digo, tenía que venir una persona ayudante de cámara que no pudo venir a última hora, y hemos estado trabajando con una chica de Teruel de 16 años y sin ella no hubiéramos podido hacerlo.

Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel
Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel
Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel
Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel
Laura Calavia junto a Rafa Maza durante la celebración del rally Desafío Buñuel