BAJO ARAGÓN Calanda reconoce la labor que desempeña la Guardia Civil en el medio rural

Calanda reconoce la labor que desempeña la Guardia Civil en el medio rural

Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil
Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil

La Guardia Civil fue este viernes la receptora de la primera Medalla de honor La Calandria, que ha instituido el Ayuntamiento de Calanda para reconocer a las entidades o personalidades que han trabajado o favorecido los intereses de la localidad. El reconocimiento se otorgó a la Benemérita, que cumple 175 años de existencia en 2019,  por su trabajo y apoyo al municipio y por la defensa de los valores constitucionales.

El acto de entrega se celebró en el salón de plenos del ayuntamiento calandino, que se llenó de agentes del puesto y de vecinos del pueblo. Allí, el alcalde, Alberto Herrero, subrayó que “el pueblo de Calanda, no sólo su Ayuntamiento, quiere hacer este reconocimiento especial a una institución tan importante como es la Guardia Civil, porque este año celebra su 175 aniversario y es un cuerpo que hace respetar los derechos de todos los españoles”.

El regidor mencionó que este galardón “es un reconocimiento al esfuerzo y al trabajo que desempeña en nuestros pueblos”. No en vano, “la Guardia Civil es fundamental para que los ciudadanos disfrutemos de la tranquilidad que tenemos en este país”. Además, valoró que “son un cuerpo de seguridad de élite”.

La medalla se instituye por primera vez. “La hemos denominado La Calandria, y con ella queremos valorar a las instituciones, personas o entidades que aportan valor a nuestra sociedad. Qué mejor que este año sea la Guardia Civil, que celebra 175 años de existencia”. En este sentido, recalcó que la medalla se entregará en el futuro “a aquellos que generen valor añadido; hoy es la Guardia Civil y en adelante serán otras personas” que hayan tenido una trayectoria o favorecido al municipio de alguna manera.

Por parte de la Guardia Civil, recogieron el reconocimiento el teniente coronel Jefe de la Comandancia de Teruel, José Rafael Soler, el capital de la Compañía de Alcañiz, Horacio Requena, y el comandante del puesto de Calanda, Antonio Rivero.

Fue este último el que tomó la palabra en el salón de plenos para mostrar el agradecimiento por la concesión de la medalla, que “será un estímulo para seguir cumpliendo con nuestra labor”, añadió. 

Rivero consideró que “recibimos con orgullo esta medalla, porque es un premio muy bonito para nosotros. Estamos aquí para estar cercanos a la población, y para que sientan que estamos a su lado”. En relación al 175 aniversario, el comandante afirmó que el cuerpo “ha tenido una evolución constante, y hoy la Guardia Civil es una institución moderna y vertebradora de la sociedad española”.

Por su parte, José Ramón Morro, subdelegado del Gobierno en Teruel, hizo hincapié en “la labora extraordinaria que realiza la Guardia Civil, una labor que desempeña con absoluta normalidad”. El subdelegado del Gobierno subrayó que “son ellos los que protegen la seguridad de los ciudadanos en la mayor parte de la provincia, y eso posibilita que los ciudadanos de Teruel vivamos en la provincia más segura de España”. 

En cuanto al número de efectivos y medios de los que dispone el cuerpo en Teruel, José Ramón Morro dijo que “no faltan medios en la provincia, pero sí que tenemos razones para pedirlos”. Indicó que “los datos objetivos sobre los índices de criminalidad desmienten que falten medios, pero sí hay razones por la extensión del territorio, por la despoblación, porque hay 232 municipios de los 236 en los que no hay policía local, y de esa labor también se tiene que hacer cargo la Guardia Civil”. 

El subdelegado del Gobierno en Teruel añadió que “la mayor parte de las actuaciones de la Guardia Civil en la provincia son siempre de auxilio y de ayuda a los propios ciudadanos de Teruel en rescates, extravíos y temas sanitarios. Muchas veces llegan antes incluso que el 112 en cualquier accidente que se produce en la provincia”.

Inicio de las fiestas

Calanda está inmersa  en las fiestas patronales, que arrancaron con el Chupinazo de inicio de las fiestas y con el desfile de carrozas que siguió a continuación. 

La Corporación realizó el viernes una visita oficial a la residencia y la asociación El Cachirulo celebró por la tarde un festival de jota. Tras una ofrenda de frutos a la Virgen del Pilar, los calandinos disfrutaron de una ronda jotera por el pueblo.

El día grande de las fiestas fue el sábado, cuando se celebró la tradicional ofrenda a la Virgen.

Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil
Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil
Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil
Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil
Alberto Herrero entrega la medalla a responsables de la Guardia Civil