BAJO ARAGÓN Mayte Pérez alaba la planta de compostaje de Peñarroya de Tastavins y la pone como ejemplo de comarcalización bien entendida

Mayte Pérez alaba la planta de compostaje de Peñarroya de Tastavins y la pone como ejemplo de comarcalización bien entendida

La consejera, durante la visita a la planta
La consejera, durante la visita a la planta

"El proyecto de compostaje es un ejemplo de comarcalización bien entendida, que se puede repetir en otras comarcar y que cumple con varios objetivos: ofrece calidad de vida, crea empleo y conduce hacia un consumo responsable”  ha indicado la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, en la visita que ha realizado este lunes a la localidad turolense de Peñarroya de Tastavins.

La consejera de Presidencia ha comentado que “fabricar compost a partir de residuos orgánicos es un proyecto ejemplar que nos lleva a una especie de cuadratura del círculo. Cumple con varios preceptos de la Agenda 20/30 y también con los 17 objetivos que nos marca la Unión Europea en esta materia”.

En la visita a la planta de compostaje Mayte Pérez ha estado acompañada por el presidente de la comarca del Matarraña, Rafael Martí, y el alcalde de Peñarroya de Tastavins, Ricardo Blanch, además de otros miembros de la Corporación y del Consejo Comarcal.

"El proyecto de compostaje es un ejemplo de comarcalización bien entendida, que se puede repetir en otras comarcar y que cumple con varios objetivos: ofrece calidad de vida, crea empleo y conduce hacia un consumo responsable”  ha indicado la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, en la visita que ha realizado este lunes a la localidad turolense de Peñarroya de Tastavins.

La consejera de Presidencia ha comentado que “fabricar compost a partir de residuos orgánicos es un proyecto ejemplar que nos lleva a una especie de cuadratura del círculo. Cumple con varios preceptos de la Agenda 20/30 y también con los 17 objetivos que nos marca la Unión Europea en esta materia”.

En la visita a la planta de compostaje Mayte Pérez ha estado acompañada por el presidente de la comarca del Matarraña, Rafael Martí, y el alcalde de Peñarroya de Tastavins, Ricardo Blanch, además de otros miembros de la Corporación y del Consejo Comarcal.

“Solo puedo decir que estamos viendo un proyecto de éxito porque alcanzar un 70% de reciclado en este tiempo supone que el objetivo se esta consiguiendo", ha añadido.

La planta está integrada en el Proyecto Porta a Porta, una iniciativa a través de la cual se recogen los residuos orgánicos a domicilio de varias poblaciones del Matarraña (Fórnoles, Fuentespalda, Monroyo, Torre de Arcas y Peñarroya de Tastavins) para su posterior transformación en compost, material que se emplea posteriormente en agricultura y jardinería como fertilizante.

El proyecto Porta a porta, impulsado por la propia comarca del Matarraña, está suponiendo una inversión aproximada de 220.000 euros. En estos momentos, los cinco municipios participantes en esta iniciativa han logrado una tasa de residuo sólido reciclado del 71% en las primeras cuatro semanas y han superado con creces el objetivo inicial del 51%.

El Gobierno de Aragón se comprometió a aportar financiación a través del plan de Gestión Integral de Residuos, que se sumaría a los 40.000 euros que ya ha aportado el propio Gobierno de Aragón al Consorcio de Alcañiz y la misma cantidad a través de las ayudas recogidas en los programas Leader.

Este sistema de recogida de residuos ha supuesto la contratación de cinco personas. El objetivo es extender el proyecto a todas las localidades de la comarca, con Cretas como población a la que este servicio puede extenderse de forma más inmediata.

El Proyecto Porta a Porta está concebido por la administración comarcal como una prioridad absoluta para el Matarraña, tanto por su sostenibilidad medioambiental como por su compromiso con la creación de empleo, con la mejora de la imagen de los municipios al suprimir la presencia de los contenedores o la mayor rentabilidad económica en la gestión del papel-cartón y envases.

Con este proyecto pionero se pretenden obtener datos sobre los porcentajes de reciclaje y en un plazo no demasiado lejano ampliar el sistema al resto de municipios de la comarca, dando cumplimiento así a las exigencias marcadas por la normativa europea: alcanzar un 50% en peso de reciclaje en las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables.

En Peñarroya de Tastavins, la agricultura (olivos, almendros, trigo, cebada…) y la ganadería, sobre todo la cría de ganado porcino en régimen estabulado, son los principales motores de la economía local. Prácticamente todos los vecinos de la localidad, directa o indirectamente viven del sector primario.

El sector terciario es otra fuente de ingresos llegando a disponer prácticamente de todo tipo de servicios: comercios, construcción, aserraderos, servicios de diseño gráfico e imagen, imagen personal, servicios de ingeniería, cosmética artesanal, establecimientos turísticos…

Otro de los pilares de la economía local es el turismo, con una oferta cada vez más diversificada gracias al esfuerzo de emprendedores locales que como actividad complementaria a la agricultura y la ganadería, apuestan por este sector.

“Solo puedo decir que estamos viendo un proyecto de éxito porque alcanzar un 70% de reciclado en este tiempo supone que el objetivo se esta consiguiendo", ha añadido.

La planta está integrada en el Proyecto Porta a Porta, una iniciativa a través de la cual se recogen los residuos orgánicos a domicilio de varias poblaciones del Matarraña (Fórnoles, Fuentespalda, Monroyo, Torre de Arcas y Peñarroya de Tastavins) para su posterior transformación en compost, material que se emplea posteriormente en agricultura y jardinería como fertilizante.

El proyecto Porta a porta, impulsado por la propia comarca del Matarraña, está suponiendo una inversión aproximada de 220.000 euros. En estos momentos, los cinco municipios participantes en esta iniciativa han logrado una tasa de residuo sólido reciclado del 71% en las primeras cuatro semanas y han superado con creces el objetivo inicial del 51%.

El Gobierno de Aragón se comprometió a aportar financiación a través del plan de Gestión Integral de Residuos, que se sumaría a los 40.000 euros que ya ha aportado el propio Gobierno de Aragón al Consorcio de Alcañiz y la misma cantidad a través de las ayudas recogidas en los programas Leader.

Este sistema de recogida de residuos ha supuesto la contratación de cinco personas. El objetivo es extender el proyecto a todas las localidades de la comarca, con Cretas como población a la que este servicio puede extenderse de forma más inmediata.

El Proyecto Porta a Porta está concebido por la administración comarcal como una prioridad absoluta para el Matarraña, tanto por su sostenibilidad medioambiental como por su compromiso con la creación de empleo, con la mejora de la imagen de los municipios al suprimir la presencia de los contenedores o la mayor rentabilidad económica en la gestión del papel-cartón y envases.

Con este proyecto pionero se pretenden obtener datos sobre los porcentajes de reciclaje y en un plazo no demasiado lejano ampliar el sistema al resto de municipios de la comarca, dando cumplimiento así a las exigencias marcadas por la normativa europea: alcanzar un 50% en peso de reciclaje en las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables.

En Peñarroya de Tastavins, la agricultura (olivos, almendros, trigo, cebada…) y la ganadería, sobre todo la cría de ganado porcino en régimen estabulado, son los principales motores de la economía local. Prácticamente todos los vecinos de la localidad, directa o indirectamente viven del sector primario.

El sector terciario es otra fuente de ingresos llegando a disponer prácticamente de todo tipo de servicios: comercios, construcción, aserraderos, servicios de diseño gráfico e imagen, imagen personal, servicios de ingeniería, cosmética artesanal, establecimientos turísticos…

Otro de los pilares de la economía local es el turismo, con una oferta cada vez más diversificada gracias al esfuerzo de emprendedores locales que como actividad complementaria a la agricultura y la ganadería, apuestan por este sector.

La consejera, durante la visita a la planta
La consejera, durante la visita a la planta
La consejera, durante la visita a la planta
La consejera, durante la visita a la planta
La consejera, durante la visita a la planta