COMARCAS La Comunidad de Albarracín desarrolla una aplicación de móvil para saber dónde hay setas

La Comunidad de Albarracín desarrolla una aplicación de móvil para saber dónde hay setas

Conchi Lafuente, de Qilex, ha desarrollado la app para el móvil
Conchi Lafuente, de Qilex, ha desarrollado la app para el móvil

El objetivo de todos los que salen a por setas es llenar la cesta y por eso, hasta ahora, antes de salir al monte miraban la lluvia caída y las temperaturas de los últimos días y además se fiaban, y mucho, del boca a boca. La Comunidad de Albarracín ha dado un gran paso en predicción micológica y cuenta desde hace un año con una página web (micorracin.es), que en julio complementó con una aplicación para móvil, en la que se ofrece información detallada de las especies que se pueden encontrar y la producción existente en ese momento.

Para ofrecer esta información, que se actualiza semanalmente, la empresa que gestiona el servicio Qilex, instaló seis estaciones meteorológicas en las localidades de Bezas, Valdecuenca, El Vallecillo, Guadalaviar, Rodenas y Frías. Además, cuentan con un total de 21 parcelas de 400 metros cuadrados distribuidas por diferentes zonas de la sierra que se recorren una vez a la semana para hacer las estimaciones de producción. “Entre lo que se ve, la previsión meteorológica y los datos de temperatura y precipitación de los últimos días hacemos la previsión micológica”, detalló Conchi Lafuente, de Qilex, que es la  que recorre todos los miércoles 250 kilómetros por la Sierra de Albarracín para actualizar la web y que los turistas sepan el viernes, de cara al fin de semana, dónde van a encontrar setas.

Parcelas para la previsión

Las parcelas están dispersas por todo el territorio y en las zonas con mayor producción, como el Rodeno o la zona del Puerto de Frías, hay más espacios acotados de cara a que la predicción sobre la presencia de setas sea lo más ajustada posible a la realidad que va a encontrar el aficionado. 

La producción se cataloga desde muy baja a muy alta pasando por baja, media y alta. La previsión se hace por especies y también por calidad, ya que “el turista puede valorar si ir a un sitio donde encontrará menos pero no tendrá que tirarlas por estar agusanadas”, matizó Lafuente. 

La web es muy visual y permite acceder la información, de un simple vistazo, de dos formas. Por un lado hay una pestaña en la que, picando sobre la zona, se obtienen las especies que se pueden encontrar esa semana, en qué cantidad y de qué calidad. Por otro lado, hay un mapa que  permite clicar sobre la especie y automáticamente se muestra en qué zonas del territorio es posible encontrarlas.

La web recibió el año pasado 8.500 visitas, aunque no estuvo en funcionamiento los 12 meses, y este año ya ha superado las 11.000. El objetivo del uso de las nuevas tecnologías en los aprovechamientos micológicos busca que los usuarios “tengan toda la información”, explica Benito Lacasa, que es el presidente de la Comunidad de Albarracín, la entidad que gestiona el parque. Latasa manifestó que en un futuro quieren incorporar también en esta web los días y las zonas donde se van a realizar batidas de caza ya que, como agregó, la micología no es el único aprovechamiento de los bosques.

“Queremos que la gente que entra en la página y quiera venir tenga una idea lo más fiable posible de dónde puede ir para recoger setas”, añadió el responsable. Y es que, el objetivo final es que la experiencia sea positiva para el turista y repita. 

En el sitio de internet también se ofrece toda la información meteorológica recogida en el último año y el usuario puede realizar consultas personalizadas por lugar y periodo. Todo ello se completa con un apartado en el que se habla de los tipos de permisos, los precios de cada uno de ellos y la cuantía de setas que se pueden coger en función de la autorización obtenida.

En la actualidad trabajan dos personas en el parque como vigilantes durante la temporada, pero la idea es ampliar el personal con informadores que puedan atender todas las dudas que les surjan a las personas que encuentren en el monte, según especificó Benito Lacasa. “La vigilancia debe de estar, pero ser eminentemente informativa y de divulgación”, aseveró.

Desde julio de este año la web se completa con una aplicación, llamada también micorracín, disponible para Android y a partir de la semana que viene también para iPhone. La mayor parte de las herramientas que ofrece requieren internet para su uso, pero no una de las que Conchi Lafuente considera claves y es saber en cada momento si estás dentro del parque o fuera de él. Otra información de vital importancia para la seguridad del usuario y que tampoco requiere conexión son las setas comestibles que puede encontrar en la serranía y también las tóxicas que más fácilmente se pueden confundir. Si hay red, la aplicación pregunta al usuario si quiere sacar el permiso y lo redirige a la web específica para ello.

La Comunidad de Albarracín la componen 23 pueblos y todos ellos forman parte del parque micológico. A ellos se suma Gea de Albarracín, que forma parte de la Comarca Sierra de Albarracín. De todos los municipios que integran la delimitación comarcal solo está fuera del coto, por decisión propia, Rubiales. El año pasado se vendieron un total de 17.200 pases. 

Conchi Lafuente, de Qilex, ha desarrollado la app para el móvil
Conchi Lafuente, de Qilex, ha desarrollado la app para el móvil
Conchi Lafuente, de Qilex, ha desarrollado la app para el móvil
Conchi Lafuente, de Qilex, ha desarrollado la app para el móvil