BAJO ARAGÓN La réplica de la locomotora Baldwin rodará por el MWINAS de Andorra el 30 de noviembre

La réplica de la locomotora Baldwin rodará por el MWINAS de Andorra el 30 de noviembre

El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina
El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina

El Parque Tecnológico Minero (MWINAS) de Andorra ha recibido ya la réplica de la locomotora Baldwin con la que, a partir del 30 de noviembre, la Comarca Andorra-Sierra de Arcos ofrecerá recorridos turísticos por el museo al aire libre aprovechando la vía original del ramal de la línea de Escatrón que llegaba hasta el Pozo de San Juan. 

La puesta de largo de la nueva máquina tendrá lugar el sábado anterior al 4 de diciembre, día de Santa Bárbara, preludio de las actividades que en torno a la patrona de los mineros organiza la Administración comarcal. 

“Haremos una jornada de puertas abiertas con concursos de dibujo y aprovecharemos el día 30, a las 12 de la mañana, para hacer el primer viaje. A partir del siguiente fin de semana, ya para el puente de diciembre, entrará en servicio con horarios programados”, tres de mañana y uno de tarde durante el sábado y el domingo, explicó la técnica de Turismo y Cultura de la comarca, María Ángeles Tomás. 

Con esta inversión, la institución pretende “potenciar las visitas” y “dar más servicio” a los visitantes. “Como viene mucho turismo familiar, es una forma de dar una oferta más”, al tiempo que se “recupera el patrimonio y se va un paso más en la recuperación de la memoria y la historia de la comarca”, añadió la responsable. 

La estación, nuevo atractivo

La máquina ya está instalada en la nueva atracción del MWINAS, un apeadero-estación desde el que parte el circuito ferroviario de unos 1.200 metros de longitud que recorre el museo al aire libre, en homenaje al ferrocarril que primero conectaba las minas con la central térmica de Escatrón (Zaragoza) y, desde 1981, con la de Andorra. 

Una parte de los raíles actuales coincide con un ramal que llegaba hasta el Pozo de San Juan, de donde se extrajo carbón hasta principios de los años 60 del siglo pasado.

Aprovechando una festividad de Santa Bárbara anterior, el circuito se llegó a poner en marcha con la vetusta locomotora Deutz (año 1916), que “estaba tan achacosa que te arriesgabas a quedarte a mitad del viaje”, explicó Tomás. No existen piezas originales para repararla y su restauración era inviable económicamente. Por otra parte, poner en marcha la locomotora de vapor “sería una inversión importantísima, requeriría de personal especializado para su uso y además lleva otro ancho de vía”, explicó Tomás.

De modo que se optó por pedir al artesano ferroviario José Luis Pinilla que, desde su taller de Manzanares (Ciudad Real), hiciera una réplica de la Baldwin, una máquina fabricada en Estados Unidos y comprada de segunda mano en 1951 para incorporarse a los trabajos de construcción de la línea Andorra-Escatrón, en la que prestó servicio hasta 1977.

La Comarca ha invertido 51.000 euros en esta réplica (el 76% financiados por los fondos Leader que gestiona el grupo de acción local Adibama), cuya inspiración original actualmente está al cuidado de los Amigos del Ferrocarril de Zaragoza, que aún hoy la emplean en viajes conmemorativos o turísticos. 

Los viajes tendrán lugar en un vagón de época, con 12 plazas y un balcón que permite contemplar los diferentes elementos del MWINAS desde el recorrido elíptico. Con el tiempo, está previsto sustituirlo por vagonetas de carbón adaptadas para llevar a una veintena de personas. 

“Teníamos una zona de extracción de carbón, elementos de producción de electricidad en la central, laboratorio, cómo se transforma la electricidad… y nos faltaba una parte importante para cerrar el ciclo: cómo se lleva el carbón a la central”, defendió Tomás. 

A las diferentes máquinas de extracción que están expuestas en el parque exterior del Parque Tecnológico Minero, en el nuevo espacio de la estación se sumarán la locomotora de dos cabezas que tenía Samca en el interior de la mina de Ariño y la vetusta Deutz. La comarca espera que fragüen las gestiones con Endesa para que la empresa ceda también la máquina Samper de Calanda (1958) que actualmente se ubica en el recinto de la central térmica.

Por otra parte, se señalizará el circuito con señales de paso a nivel sin barrera, advertencias de curvas y el embellecimiento del andén, entre otros.

Además, se recuperará la exposición El ferrocarril minero Andorra-Escatrón que tuvo lugar en 2013 en el MWINAS para conmemorar el 60 aniversario de la inauguración del trazado. La muestra fue promovida por la Asociación Cultural Pozo de San Juan, que contó con la colaboración de la comarca y del Centro de Estudios Locales de Andorra (Celan). Con un soporte diferente que aguante las inclemencias meteorológicas, los paneles se exhibirán de forma permanente en el exterior del MWINAS.

4.000 visitas al año

El MWINAS recibe 4.000 visitantes al año, unas cifras que la Comarca Andorra-Sierra de Arcos espera ampliar con la explotación de los viajes en tren.

El museo está ubicado en las antiguas instalaciones mineras del Pozo de San Juan que, aunque abandonadas a primeros de los años 60, conservan todas sus señas de identidad: el castillete de extracción minera, la sala de máquinas, el pozo minero, los almacenes, la carpintería o la campa, por lo que las colecciones se muestran en su contexto y es más fácil comprender el trabajo en la mina. 

Además, los mineros retirados que constituyen la Asociación Cultural Pozo de San Juan ocasionalmente acompañan a las visitas guiadas, enriqueciéndolas con sus sentidos relatos en primera persona.

El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina
El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina
El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina
El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina
El fabricante y la Asociación Cultural Pozo de San Juan pusieron sobre las vías la máquina