COMARCAS Las ovejas de Guadalaviar llevan GPS para monitorizar el camino trashumante a Andalucía

Las ovejas de Guadalaviar llevan GPS para monitorizar el camino trashumante a Andalucía

A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido
A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido

Las ovejas trashumantes de Guadalaviar harán por primera vez la vereda de forma monitorizada ya que se les han instalado dispositivos GPS. Así, algunos de los 3.000 animales que trashuman hasta Jaén portarán dispositivos con sensores para monitorizarlos. Los organizadores de esta ruta para el pastoreo podrán saber desde su móvil donde se ubican los animales, a través de unos collares que portan dispositivos con sensores que sirven para controlar en todo momento dónde está el ganado y cómo está.  De esta manera, se puede saber en tiempo real la ubicación de los mismos y el tipo de pastoreo que realizan. Los animales iniciaron el pasado día 2 de noviembre un recorrido de 530 kilómetros. 

La colocación de dispositivos GPS en las ovejas y cabras que forman el rebaño va a permitir documentar el recorrido gracias al seguimiento del camino realizado durante la Trashumancia. De esta forma, un conocimiento que se ha trasmitido de padres a hijos ahora estará al alcance de los pastores que utilizan las nuevas tecnologías a la hora de realizar su recorrido trashumante. Se logrará mediante la utilización de la tecnología GPS, Internet of things (IoT) y big data.  

Mas de 3.000 ovejas serán las encargadas de documentar digitalmente un itinerario que se viene realizando durante siglos, pero que el desuso y la falta de mantenimiento están condenando al olvido. La falta de conocimiento de las Cañadas Reales es la causante de que, en la actualidad, sobre ellas se hayan construido desde vertederos hasta campos de golf.

La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino, Interovic, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, la Asociación Trashumancia y Naturaleza y la empresa española tecnológica Digitanimal han colaborado para hacer posible esta iniciativa que constituye un ejemplo de digitalización en ganadería y que servirá para acercar este tipo de pastoreo trashumante a las nuevas generaciones.   

La trashumancia tiene como objetivo el aprovechamiento de los recursos naturales allá donde estén, logrando con ello el mayor bienestar animal para las ovejas y cabras. La costumbre de recorrer cientos de kilómetros andando con los rebaños para su mejor alimentación y calidad de vida ha generado un patrimonio de miles de kilómetros de vías pecuarias, las Cañadas Reales. 

En España existen alrededor de 125.000 kilómetros de cañadas reales, algunas de ellas sin cobertura móvil. La tecnología y la cobertura de móvil ayudarían a recuperar este modelo de movimiento pecuario puesto que muchos de estos caminos son desconocidos para los nuevos pastores. Asimismo, este tipo de servicios tecnológicos mejoran la gestión ganadera en este tipo de manejo tan complejo. La conservación de este bien de interés cultural y económico en la que las nuevas tecnologías pueden jugar un papel trascendental. 

Veterinarios en la vereda

La Facultad de Veterinaria de Zaragoza ha desarrollado en los últimos años una actividad docente innovadora para acercar a los estudiantes a la trashumancia ovina. Esta actividad se ha llevado a cabo acompañando durante 24 días, en el mes de noviembre, a un rebaño de 3.000 ovejas de la raza Merina variedad Montes Universales, conducido por tres pastores, desde la localidad de Guadalaviar en la provincia de Teruel hasta Vilches en Jaén. 

En la experiencia, a lo largo de la travesía, participan cada año un total de 32 alumnos repartidos en cuatro periodos de seis días cada uno (8 alumnos por turno más dos profesores). En la vereda colaboran en las tareas que van surgiendo y al final el día participan en una tertulia-discusión sobre distintas cuestiones con el fin de generar inquietudes en diferentes aspectos de la actividad ganadera.

Después de varios años en marcha, este proyecto ha supuesto para los estudiantes un contacto directo con el sector, les ha permitido vivir en primera persona la problemática y la complejidad que supone la trashumancia, conocer el medio y las condiciones en que se desenvuelve y poner en práctica de los conocimientos teórico-prácticos adquiridos en la Facultad sobre patología y terapéutica, pasticultura, manejo y comportamiento ovinos, entre otros.

A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido
A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido
A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido
A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido
A la derecha, una de las ovejas con el GPS que se ha instalado a algunas de ellas para monitorizar el recorrido