ENTREVISTAS Bienvenido Mas Belén, historiador y arqueólogo: “En Teruel se trabaja mucho el tema cultural, y el tiempo lo está demostrando”

Bienvenido Mas Belén, historiador y arqueólogo: “En Teruel se trabaja mucho el tema cultural, y el tiempo lo está demostrando”

Bienvenido Mas vestido de agricultor de época. Javier Escriche
Bienvenido Mas vestido de agricultor de época. Javier Escriche

El historiador y arqueólogo Bienvenido Mas Belén recibió este sábado un reconocimiento por parte de los organizadores de la Semana Modernista de Teruel en la recepción que tuvo lugar en el Ayuntamiento a los grupos recreacionistas procedentes de otros lugares. Mas es originario de Crevillente (Alicante) y no pertenece a ningún grupo recreacionista, aunque participó en Teruel vestido de agricultor de principios del siglo pasado, y es asiduo a los congresos y simposios de recreaciones y de mudejarismo que se celebran en la capital turolense.

-¿Usted es un asiduo de Teruel, de sus fiestas recreacionistas y congresos, por qué le atrae tanto?

-En primer lugar porque desde 1999, con el simposio internacional de mudejarismo que organiza el Instituto de Estudios Turolenses, pues vengo asistiendo regularmente, a veces con algunos trabajos y otras solo como asistente. Y en esta ocasión el tema de las recreaciones históricas no lo conocía, fue una casualidad. En el 2015 vine, dejé el coche en la estación de tren y vi que bajaba por la Escalinata un montón de gente vestida del siglo XIX y no sabía realmente de qué iba la cosa.

-No había venido a eso.

-No, para nada, yo había venido otras veces, pero al ver esto y que bajaban con pancartas porque iban a hacer una protesta por el tema del famoso tren, y desde entonces poco a poco fui viendo lo que se estaba haciendo aquí en Teruel, como la ruta guiada por los edificios de la ciudad.

-¿Se enamoró en ese momento de lo que se estaba haciendo aquí?

-Bueno, un tiempo antes ya había estado en un congreso de recreaciones históricas y desde entonces vengo una media de dos, tres, o cuatro veces al año a Teruel, que no me lo creo ni yo.

-¿A qué se debe el interés, a que aquí se hace bien esto del recreacionismo?

-Sí, sobre todo por el carácter que estoy viendo en la gente. Cuando esto lo comentaba por el sureste me miraban como con cara de marciano, y les decía que en Teruel están trabajando mucho el tema cultural y el tiempo lo está demostrando.

-¿Usted forma parte de algún grupo recreacionista?

-Yo voy por libre, pero esta semana me regalaron un traje de comercial o de agricultor de la zona de Valencia y Murcia, y el mismo lunes consulté con la Fundación Bodas de Isabel si era adecuada la vestimenta, el sábado estuve en la sede, me asesoraron un poco mejor y aquí estoy vestido de época. Yo no estoy en ninguna asociación, he seguido a gente de Cartagena, pero he visto sobre todo que las recreaciones están enfocadas a temas bélicos, y a veces incluso con connotaciones detrás que no me gustan. Pero este tema de la vida cotidiana es muy bonito porque en mi profesión me dedico a investigar sobre época moderna y contemporánea, y aspectos de etnografía y cosas cotidianas y cultura popular, y eso me atrae. También es verdad que yo nací en Crevillente, donde mi padre había fundado una comparsa de Moros y Cristianos, y yo creo que hay cosas que unen estas fiestas con las recreaciones históricas que se están haciendo ahora, aunque luego la fiesta de Moros y Cristianos haya evolucionado hacia la fantasía y alejándose bastante.

-¿Cómo era entonces esa fiesta antes?

-Es que era gente nacida en la posguerra, sin apenas estudios, y tiene mucho mérito lo que hicieron porque a su manera ellos intentaron recrear con cosas muy artesanas, aunque no todo, y notabas el ímpetu de a partir de la nada crear todo con tus propias manos, y ahí sí que veo un paralelismo con las fiestas recreacionistas que se hacen ahora.

-¿Anteriormente se había vestido de época en Teruel?

-No, es la primera vez que lo hago. Llevo cinco años viniendo a los congresos, me interesa el tema de cómo se hacen las recreaciones y la gestión, pero nunca me había vestido.

-¿Para qué cree que sirven este tipo de fiestas?

-Yo creo que son una forma de divulgación histórica, desde luego como atracción turística y dinamización de la economía de la ciudad o de la zona donde se esté haciendo porque hay muchos mercados medievales y otro tipo de actividades que están ya bastante generalizadas en toda España. Lo que sí observo es que hay mucha tendencia al tema de las recreaciones relacionadas con las guerras.

-Veo que eso no le gusta mucho.

-Es que eso de las recreaciones bélicas me chirrían mucho. Me gustan más las cosas populares, las cosas pacíficas, porque el país se hace trabajando y haciendo cosas, en lugar de pegándonos tiros, cortando cabezas y creyéndonos guerreros.

-¿Es un referente lo que se está haciendo en Teruel?

-A mí me gusta, y yo lo digo siempre por el sureste, por Alicante y por Murcia, que aquí se está trabajando desde hace años muy bien, además de hacerlo de manera muy fuerte y muy dura, y yo creo que como han dicho en la recepción de la Semana Modernista, los resultados se están viendo poco a poco.

-¿Qué cree que influye para que se haya dado esta circunstancia en un sitio como Teruel?

-Es que además es una ciudad muy bonita. Cuando circunvalo la provincia de Valencia ya me lo noto hasta en el coche porque el carácter es distinto. Vas conduciendo y a lo mejor vas un poco estresado, y es subir ya por Castellón y empiezo a sentirme como una balsa de aceite.

Bienvenido Mas vestido de agricultor de época. Javier Escriche
Bienvenido Mas vestido de agricultor de época. Javier Escriche
Bienvenido Mas vestido de agricultor de época. Javier Escriche
Bienvenido Mas vestido de agricultor de época. Javier Escriche