BAJO ARAGÓN Las Bóvedas del Frío quieren que el Gobierno de Aragón las declare BIC de tipo etnográfico

Las Bóvedas del Frío quieren que el Gobierno de Aragón las declare BIC de tipo etnográfico

Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva
Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva

El Ayuntamiento de Aguaviva ha incoado el expediente para que la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón declare la nevera municipal como Monumento de Interés Local. Se trata del paso previo que tienen que seguir otros siete municipios para que el Ejecutivo autonómico estudie declarar Las Bóvedas del Frío como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de lugares etnográficos. 

Las neveras de Alcañiz, Belmonte de San José, Calanda, Cañada de Verich, La Ginebrosa, La Mata de los Olmos, Valdealgorfa  y Aguaviva constituyen uno de los productos turísticos estrella de la Comarca del Bajo Aragón. 

La recuperación de estos antiguos almacenes de nieve comenzó gracias al Grupo de Acción Local Omezyma (ahora Bajo Aragón-Matarraña) en 2003, cuando  diseñó y ejecutó el proyecto de bóvedas que concluyó en 2006. Su restauración ha permitido conocer mejor la vida y el comercio de la comarca durante la Edad Media, además de servir como atractivo turístico. Se instalaron proyectores para audiovisuales con locuciones teatralizadas que permiten conocer los usos de estos elementos arquitectónicos. 

“No ocurre en ningún otro lugar de España que un territorio tan próximo conserve tantas neveras”, explicó el alcalde de Aguaviva, Aitor Clemente, que aspira a que esta excepcionalidad permita una figura de protección por parte del Gobierno de Aragón que suponga aspirar a fondos para su perfecto mantenimiento. 

“Destinamos todos los años en los presupuestos de la Comarca una cantidad para el mantenimiento de las neveras y, si lo hacemos, es porque la gente las va a ver y se estropean. Todas ellas están musealizadas, con un sonido y un vídeo, y están perfectamente mantenidas”, explicó el técnico de Turismo del Bajo Aragón, Daniel Millera. 

Lograr la consideración de BIC haría que Las Bóvedas del Frío tuvieran “un respaldo muy importante para un proyecto que se inició hace muchos años en Belmonte de San José y que fue algo tan importante como la recuperación de un patrimonio que estaba olvidado, enterrado y utilizado como escombreras desde que se dejó de usar en el siglo XIX”, explicó. Con su correcta preservación “siempre será más fácil poder acceder al 1,5% Cultural” o fondos similares, dijo. 

No obstante, Millera intuye que el Gobierno de Aragón sólo va a declarar BIC aquellas neveras que tengan “un interés etnográfico mayor”, si bien desde la Comarca “completaríamos el resto, buscándoles otra figura de protección” complementaria. 

En cualquier caso, “nunca está de más que todos los municipios con elementos patrimoniales incoen el expediente”, alabó. 

“La de Belmonte es espectacular por las características: 12 metros de altura que en tiempos estaban repletos de nieve”, situó Millera, mientras que la de Alcañiz tiene el atractivo de que forma parte de los pasadizos. 

Pero la primera en incoar expediente es la de Aguaviva, un antiguo pozo a las afueras del casco urbano que forma parte de Las Bóvedas del Frío desde 2017. 

Su depósito es de planta circular. Hace 4,5 metros de diámetro. La carga de nieve se realizaba por arriba. Durante años fue utilizada como vertedero de basura y animales. En 2008, mediante una intervención para revalorizar el patrimonio monumental local, se eliminaron los vertidos y se reconstruyó la bóveda. 

Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva
Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva
Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva
Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva
Nevera de Aguaviva. Ayuntamiento de Aguaviva