COMARCAS Ken Loach: “Hace 25 años no pensábamos que tuviéramos que combatir el fascismo otra vez”

Ken Loach: “Hace 25 años no pensábamos que tuviéramos que combatir el fascismo otra vez”

Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel
Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel

Ken Loach hablaba en Tierra y libertad de la lucha contra el fascismo, pero lo hacía en 1994, en un momento en el que el movimiento se consideraba derrotado y reconocía en Mirambel que ahora es necesario “recordar los motivos” por los que se rodó la película. “En 25 años las cosas han ido a peor, no pensábamos que 25 años después tuviéramos que combatir el fascismo otra vez, pero tenemos que hacerlo”, indicó el director británico durante su visita la localidad donde se llevó a cabo una buena parte del rodaje y donde le recibieron con los brazos abiertos.

Loach recordó “la lección” aprendida en el 36 y precisó que “si queremos derrotar y combatir el fascismo es necesaria la solidaridad en toda Europa”. Abogó por “un liderazgo político” que “tome decisiones correctas” porque, a su juicio, “en el pasado se tomaron decisiones equivocadas”, aseveró. Animó a la clase trabajadora a “empoderarse” puesto que si permite “que la burguesía y las grandes oligarquías tomen las decisiones”, habrán perdido. 

Si naturalidad es lo que busca el Loach en sus escenas desde luego eso es lo que encontró en Mirambel, donde decenas de personas le recibieron con innumerables muestras de cariño y cercanía, como si hiciera solo unos días que compartió con ellos rodaje. En la calle Mayor se apostaron los vecinos del pueblo que participaron como extras en el rodaje, pero también otros extras que acudieron desde localidades cercanas que querían compartir otra jornada, esta vez de ocio, con el director británico.

La localidad se engalanó para la ocasión con banderines anarquistas por varias de las calles donde se hizo el rodaje. Además, el ayuntamiento, que fue el impulsor de los actos desarrollados el sábado, le ha puesto su nombre al paseo por el que entran los milicianos para tomar el pueblo en la película. 

Loach acudió acompañado por su productora, Rebeca O’Brian, y por la actriz Rosana Pastor, que interpretaba a la miliciana Blanca en Tierra y libertad. Todos ellos se fundieron en abrazos con los actores que actuaron de extras pero con los que establecieron una estrecha relación, como quedó patente durante el paseo que dieron por la mañana por la calle Mayor, en la que apenas podían avanzar por la multitud de personas que se acercaban a saludarles con una gran cercanía. 

José Antonio Ripollés era el alcalde de Mirambel en el año 1994 y se convirtió en ayudante de la película, proporcionándoles toda la logística que necesitaban. El estrecho vínculo que estableció con Loach y O’Brian se restableció ayer, cuando incluso la productora le preguntó por sus hijos, con los que el de Rebeca O’Brian jugaba por las calles del pueblo durante los meses del rodaje. 

Otro de los que se acercó a saludarle fue Marcos Morraja, que interpretaba a un joven miliciano al que los veteranos enseñaban a manejar un arma que había “que acariciar como si fueran las tetas de una mujer”, una frase que todavía hoy recuerda. Se apuntó como extra, pero finalmente el director, del que destaca su amabilidad, le dio un papel mayor.

Loach anunció hace 25 años que volvería y también que le gustaría hacerlo con La internacional sonando entre las montañas y Mirambel se lo regaló durante el paseo. También por la mañana hubo música, la del himno anarcosindicalista A las barricadas cantada por decenas de afiliados del sindicato CGT (Confederación General del Trabajo) que se habían desplazado desde Valencia en un autobús y que portaban una bandera anarquista que ocupaba buena parte de la calle Mayor. El director se acercó para sujetar la bandera y saludarles, se colocó una gorra de miliciano anarquista que le ofrecieron y se tomó fotos con todos los que lo desearon. 

Rosana Pastor reconoció que Tierra y libertad –con la que ganó un Goya– le ha ayudado a convertirse en la mujer y persona que es y recalcó la importante vivencia que para ella supuso “ponerse en la piel de las personas que lucharon por nuestra democracia”.

Para la alcaldesa, Mari Carmen Soler, el rodaje de Tierra y libertad –en el que ella misma participó como extra cuando era niña– ha contribuido a la dinamización turística para la localidad puesto que “la gente visita los escenarios de las películas”. En este sentido especificó que la ruta por las escenas del film de Loach se puso en marcha hace dos años debido a la demanda que había de personas interesadas por esos lugares. Loach los recorrió recordando en ellos algunas de las tomas realizadas en 1994.

Junto a Soler estaba el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, quién subrayó que “Aragón es tierra de cine y de cineastas”. Destacó la apuesta del Gobierno de Aragón por el sector cultural y audiovisual y apuntó que actualmente se está llevando a cabo el rodaje de la serie sobre El Cid Campeador y también de El último show, que es la primera serie de Aragón Televisión. 

Por la tarde, tras sorprender a Loach con una calle que lleva su nombre, tuvo lugar una mesa redonda y el Ayuntamiento le entregó una cerámica con el dibujo del Torreón de las Monjas realizado por la artista local Elisa Marín. Además, la Academia del Cine Aragonés le hizo regaló una escultura con el símbolo de la entidad.

Una silla vacía para un actor que ni siquiera sabía que lo iba a ser

Ken Loach pone toda la maquinaria del cine al servicio del actor, sus rodajes son diferentes porque busca la naturalidad. En la película hay una escena en la que hay una discusión sobre la colectivización de las tierras y en ella la mitad de los que actúan son personas del pueblo que exponían sus propias ideas. El encargado de buscar a muchos de los extras y ayudar en la preparación de las escenas fue José Antonio Ripollés, que era el alcalde de Mirambel en aquel momento. “Cuando iban a rodar se sentaron todos y quedaba una silla vacía, me dijo que era para mí y me pidió que me sentara. No había nada preparado, yo no esperaba estar ahí”, confesaba ayer el que se convirtiera hace 25 años en actor por sorpresa. 

Lo que quiere, según explica José Carlos Díaz, responsable de la empresa Visual Producciones, que está elaborando un documental sobre lo que supuso el rodaje de Tierra y libertad para Mirambel, es que el actor “se funda con el personaje” y por eso en muchas ocasiones no les entregaba guiones, sino que les animaba a ser ellos mismos. En este sentido también se pronunció la actriz Rosana Pastor, quien señaló que en los castin se interesaba más por la trayectoria vital que por la experiencia profesional. 

Soler y Rando hablan con el director británico de la despoblación de Teruel

La alcaldesa de Mirambel, Mari Carmen Soler, y el presidente de la Diputación de Teruel, Manolo Rando, aprovecharon el interés que mostró Ken Loach sobre el número de habitantes de Mirambel –que ha pasado de los 140 de 1994 a los 115 de hoy– para ofrecerle unas pinceladas sobre la despoblación que padece la provincia de Teruel.

Para Loach, “lo que la derecha no invirtió en estos años debería invertirlo ahora la izquierda” y precisó que es fundamental el empleo: “El pueblo es precioso, pero no puede estar vacío, si hubiera 250 trabajos toda la gente querría venir a vivir aquí”, señaló. Rando le explicó que hay otros problemas, como la falta de vivienda disponible que hace que se necesite construir más en los pueblos. Pero sobre todo el presidente de la Diputación de Teruel le habló de las causas “sociológicas y culturales” que hay detrás de la despoblación y que se resumen en que “a los niños se les ha enseñado que en la ciudad se vive mejor”.

La actriz Rosana Pastor, que también realizó el paseo con Loach y los representantes institucionales, comentó que la solución pasa por lograr el “bienestar social” en los pueblos y que están garantizados servicios básicos com los educativos o los sanitarios, ademas de las infraestructuras, “para que la gente se venga a vivir”.

Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel
Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel
Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel
Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel
Loach, con la gorra de miliciano, sujetando la bandera anarquista en la calle Mayor de Mirambel