BAJO ARAGÓN El Caudillo se queda sin plaza en Valmuel 62 años después: los vecinos votan que ahora se llame plaza del Colono

El Caudillo se queda sin plaza en Valmuel 62 años después: los vecinos votan que ahora se llame plaza del Colono

Una vecina deposita su voto en la consulta
Una vecina deposita su voto en la consulta

La plaza del Caudillo de Valmuel pasará a llamarse plaza del Colono. Así lo decidieron sus vecinos tras un proceso de participación popular en el que la propuesta elegida fue apoyada por la mayor parte de los que acudieron a votar. 

Votó el 35% del censo. De los 147 vecinos mayores de 18 años que podían ejercer su derecho, solamente lo hicieron 51. El 39% de los votantes se decantó por la propuesta ganadora. La plaza del Colono recibió 20 votos, seguida de otra denominación muy parecida: plaza Los Colonos, que obtuvo 15 votos. El resto de propuestas -la Plaza, plaza de Aragón, plaza de España, plaza de la Constitución, plaza de Valmuel,  plaza del Regallo, plaza del Reino de Aragón, plaza del Santo Ángel  y plaza San Francisco- tuvieron entre ninguno y seis votos. 

La actual plaza del Caudillo perderá esta denominación para dar cumplimiento a la ley de Memoria histórica, que obliga a eliminar todos aquellos nombres que recuerden el Franquismo o que, de alguna manera, rindan homenaje a esa época histórica o a quienes la protagonizaron. La plaza ha tenido esta denominación durante 62 años, desde que el pueblo se fundó en 1957.

Para llevar a cabo el cambio, la pedanía alcañizana ha implementado un proceso de participación ciudadana en toda regla que se inició con la colocación, el pasado mes de noviembre, de un buzón de sugerencias en el multiservicio rural. Según explicó el alcalde pedaneo, Roberto Lahoz, el buzón estuvo colgado tres semanas y se abrió el viernes.

La Junta local invitó a todos los vecinos a participar activamente proponiendo ideas para sustituir el nombre de la plaza y dar cumplimiento a la ley. En total, se recibieron 21 propuestas, aunque la criba municipal ha dejado finalmente 11 para votar. “El resto no eran adecuadas”, afirmó Lahoz, que no quiso dar detalles de las ideas que fueron finalmente excluidas.

Los vecinos estuvieron llamados a las urnas el domingo pasado entre las cuatro y las ocho de la tarde. A las ocho y media se conocieron los resultados. Lahoz se lamentó de la escasa participación popular. “Intuimos que quien no participa es porque no quería que se cambiara el nombre a la plaza”, declaró. De hecho, en las papeletas también se preguntaba a los vecinos si les parecía bien cambiar la denominación a la plaza. “10 no han contestado, 8 han dicho que no y 33 que sí” detalló el regidor, quien valoró la elección como “la adecuada, ya que el centro de interpretación se llama de la misma manera y es una forma de unificar nombres”. 

El alcalde pedáneo, explicó que el resultado de la votación ya se ha comunicado al alcalde de Alcañiz para que decida qué hacer y cuándo sustituir el nombre de la plaza. “Queda en sus manos, así que pueden hacerlo cuando consideren oportuno. Lo que estaba en nuestras manos, que era decidir, ya está hecho”, añadió.

La ley de Memoria histórica cumple 12 años

El artículo 15 de la ley de Memoria histórica -que fue aprobada en octubre de 2007- obliga a las administraciones públicas a “tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la guerra civil y de la represión de la Dictadura". 

Después de 12 años de la aprobación de la ley, su mandato sigue sin cumplirse. Actualmente, calles y plazas en todo el país conservan todavía nombres  relacionados con la sublevación militar, con la guerra civil y con la dictadura franquista.

Uno de los que más ha batallado para que se cumpla la ley es el senador de Compromís, Carles Mulet, que se dirigió al Ayuntamiento de Alcañiz para instar a la retirada del nombre del Caudillo en la plaza de Valmuel y cumplir con la mencionada ley. El Ayuntamiento de Alcañiz contestó que existe plazo para dar cumplimiento a la ley y que debían ser los vecinos de la pedanía los que tomaran la decisión acerca del nombre que debería ser elegido. Según el senador de Compromis, todavía quedan más de 1.000 espacios públicos con nombres que ensalzan la Dictadura o a quienes fueron sus protagonistas.

Una vecina deposita su voto en la consulta
Una vecina deposita su voto en la consulta
Una vecina deposita su voto en la consulta
Una vecina deposita su voto en la consulta