BAJO ARAGÓN La central térmica de Andorra ya solo tiene carbón para cinco días

La central térmica de Andorra ya solo tiene carbón para cinco días

Central de Andorra. Archivo
Central de Andorra. Archivo

La central térmica de Andorra tiene carbón para tan solo cinco días, anunciaron este jueves fuentes de Endesa que confirmaron que esta noche parará, “igual que ha parado otras veces”, y arrancará cuando la situación de mercado lo vuelva a hacer posible.

La reserva de carbón de la campa de la central se ha visto aminorada en las últimas semanas hasta las 25.000 toneladas, que se agotarán en cinco días de funcionamiento a un grupo. A partir de ahí, la central seguirá estando disponible para el sistema, aunque solo arrancaría en caso de extrema necesidad para el sostenimiento del sistema eléctrico nacional. En este caso remoto, podría funcionar con carbón de importación o incluso con gas.

El carbón que queda no se guardará para una situación especial, informaron desde Endesa ante el alarmismo generado en algunos medios de comunicación este mediodía, sino que se puede quemar “de forma seguida” o “de forma interrumpida ahora, en marzo o a mediados de junio”.

Es decir, que desacopla esta noche en espera de que el sistema vuelva a requerirlo, algo que dados los elevados costes de producción de la energía térmica en la actualidad solo se dará cuando la demanda sea elevada.

“Se mantienen absolutamente todos los trabajos dentro de la central”, llamó a la calma Endesa, “igual que ha ocurrido hasta ahora”.

Hasta el momento, de la térmica han salido 22 personas con recolocaciones, un proceso que continuará “tal y como se había comprometido Endesa”, apuntaron. “El resto estarán hasta el 30 de junio y después se incorporarán a los trabajos de desmantelamiento”.

En este momento trabajan en la central 130 operarios de Endesa y 125 de empresas auxiliares, aseguraron desde la multinacional.

El personal de Endesa no cree que se vaya a agilizar demasiado el plan de salidas y recolocaciones en los próximos días, pues “la central está disponible por ley, con una pequeña reserva que si viene una borrasca como Gloria puede durar cuatro o cinco días”, reseñó el presidente del comité de empresa, Hilario Mombiela.

Las contratas, indicó el sindicalista, tienen contrato hasta el 30 de junio, por lo que calcula que el empleo no se verá excesivamente resentido. “Todo seguirá más o menos igual, haciendo trabajo de mantenimiento y de vigilancia” por si “en cualquier momento” hay que arrancarla de nuevo.

Central de Andorra. Archivo
Central de Andorra. Archivo
Central de Andorra. Archivo
Central de Andorra. Archivo
Central de Andorra. Archivo