TERUEL El Senado aprueba una moción para impulsar un proceso de transición ecológica como instrumento para la lucha contra la despoblación

El Senado aprueba una moción para impulsar un proceso de transición ecológica como instrumento para la lucha contra la despoblación

Ander Gil, Clemente Sánchez Garnica y Joaquín Egea (de izquierda a derecha)
Ander Gil, Clemente Sánchez Garnica y Joaquín Egea (de izquierda a derecha)

El pleno del Senado aprobó una moción para impulsar un proceso de transición ecológica como instrumento para la lucha contra la despoblación. La iniciativa presentada por el PSOE pretendía arrancar en la Cámara Alta un gran acuerdo sobre estas dos cuestiones claves para el reequilibrio territorial, si bien los tres senadores de Vox votaron en contra. La propuesta salió adelante con la incorporación de varias enmiendas del PAR, el Grupo Vasco y otra transaccionada por todos los grupos, no así con la presentada por Teruel Existe, que aun así apoyó la iniciativa.

La moción supone el primer acuerdo de la legislatura entre la mayoría de las fuerzas parlamentarias, del que solo se desmarcó Vox, para impulsar medidas en favor de la transición ecológica como una herramienta transversal y sostenible de lucha contra la despoblación. 

El debate no estuvo exento de críticas por parte de los partidos de la oposición, que llegaron a cuestionar que se tratase de “propaganda grandilocuente” o una “moción de escaparate”, pero que al final todos apoyaron tras aceptarse una enmienda transaccionada por todos los grupos que incluyó un tercer punto. El mismo plantea crear una Ponencia de estudio, dentro de la Comisión de Transición Ecológica, para abordar los retos de una “transición energética sostenible, que consolide las bases de la descarbonización de la economía española y que no comprometa los tres pilares básicos en que se tiene que fundamentar la transición energética: seguridad de suministro, sostenibilidad ecológica y sostenibilidad económica”.

Los otros dos puntos de la iniciativa se mantuvieron tal como estaban planteados inicialmente por el PSOE, con el añadido de unos matices incorporados a través de una enmienda del Grupo Vasco, para que se implemente de manera “urgente” la Declaración de Emergencia Climática en España que se aprobó recientemente. Este punto insta igualmente al compromiso de alcanzar una descarbonización total en el año 2050, y el impulso de un Green New Deal en España y la UE “con financiación suficiente para garantizar la creación de empleo y una transición justa en los sectores y territorios más vulnerables ante los necesarios cambios en los modos de producción y de consumo”.

En el segundo punto también se incorporó el matiz añadido por el Grupo Vasco de que se remita a las Cortes Generales “a la mayor brevedad posible” el Proyecto de Ley de Cambio Climático y transición energética, así como a la “aprobación definitiva” del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y la Estrategia de transición justa.

La enmienda presentada por el senador autonómico por Aragón, Clemente Sánchez-Garnica (PAR), dentro del Grupo Mixto, también se incorporó a la moción aunque en su parte expositiva, no en la resolutiva, puesto que el parlamentario aragonés pidió que se pusiera énfasis en que haya un tratamiento especial a las zonas afectadas por las centrales térmicas.

Situación de Andorra

Durante su intervención en el pleno, Sánchez-Garnica incidió en que el proceso de transición ecológica debe dar solución a los territorios, una tarea que debe ser de “todos” para “garantizar el empleo, la igualdad de oportunidades y el futuro de nuestros pueblos”. En este sentido, hizo referencia explícita a los territorios más desfavorecidos como Andorra, del que destacó “su responsabilidad y esfuerzo y merece una solución justa y rápida”.

La enmienda presentada por el senador de Teruel Existe, Joaquín Egea, dentro también del Grupo Mixto, incidió igualmente en su parte expositiva en las consecuencias que el cierre de la térmica de Andorra tiene para la comarca y la provincia de Teruel en su conjunto, puesto que supone el 9% del PIB turolense y los puestos de trabajo un 7% del total del empleo provincial.

Egea recordó durante su intervención ante el plenario que las administraciones públicas no han sido capaces de generar alternativas en todo este tiempo, por lo que urge aplicar medidas de manera “muy urgente”.

El parlamentario de Teruel Existe instó por ello a que los convenios de Transición Justa se ejecuten por fases “para conseguir comenzarlos de forma inmediata”, además de seguir planteando alternativas que “den solución y hagan que vayamos avanzando en esta transición que debe ser justa socialmente para estos territorios”.

Además, el parlamentario turolense manifestó que no se pude revitalizar un territorio y garantizar su desarrollo fomentando un único sector como el de las energías renovables, por lo que apostó también por la reindustrialización, la transformación digital, y la innovación entre otros, además de reivindicar la accesibilidad física y digital a estos territorios.

En la parte resolutiva de la enmienda, que no fue aceptada, se instaba al Gobierno a “impulsar urgentemente, en los territorios afectados por el cierre de centrales térmicas y minas, medidas en favor de la transición ecológica que funcionen como herramienta transversal y sostenible de lucha contra la despoblación”. También planteaba que estas medidas “deben tener como objetivo impulsar la implantación de iniciativas que generen empleo en sectores diversos, no solamente en el energético, y para ello es fundamental apostar por la reindustrialización, la transformación digital y la accesibilidad física a estos territorios”.

La enmienda de Teruel Existe no tuvo respuesta por parte del grupo proponente y aunque el senador Joaquín Egea votó finalmente a favor, aseguró en el pleno que le “hubiera gustado” que le hubiesen dicho algo de por qué no la aceptaban. Al finalizar la sesión recordó que, en síntesis, se estaba reclamando con el añadido que planteó la agrupación de electores tanto la apuesta por la reindustrialización como por la transformación digital y el desarrollo de las infraestructuras de comunicación, que viene recogido en el acuerdo de investidura que firmó el PSOE.

Durante la defensa de la moción, el portavoz del Grupo Socialista, Ander Gil, recalcó que la transición ecológica “tiene que ser una oportunidad para todos y todas, pero sobre todo para el medio rural”. A este respecto añadió que los grandes beneficiarios serán los pueblos, “no solo por la repercusión directa en nuestro entorno, sino por las oportunidades socioeconómicas y laborales que han de derivarse”.

Gil criticó las políticas que está impulsando la derecha en las Comunidades Autónomas que Gobierna, como Andalucía y Castilla y León, en donde se están cerrando servicios públicos, y advirtió que “sin red de servicios públicos las familias emigran” y buscan oportunidades en otros sitios. El portavoz socialista recalcó que “hay soluciones” y negó que hubiese una “España vaciada, está llena de gente dispuesta a seguir dando vida al medio rural, gente que lo único que necesita es de oportunidades y de cuidados”.

Gil añadió que el reto es “garantizar el equilibrio social y territorial” y que son precisos  grandes consensos. “Es un gran acuerdo lo que estamos planteando hoy, hagamos de la transición ecológica una oportunidad, pero sobre todo una oportunidad de desarrollo y de creación de empleo y oportunidades de vida para los que hemos decidido y queremos seguir viviendo en el medio rural”, concluyó.

Ander Gil, Clemente Sánchez Garnica y Joaquín Egea (de izquierda a derecha)
Ander Gil, Clemente Sánchez Garnica y Joaquín Egea (de izquierda a derecha)
Ander Gil, Clemente Sánchez Garnica y Joaquín Egea (de izquierda a derecha)
Ander Gil, Clemente Sánchez Garnica y Joaquín Egea (de izquierda a derecha)