TERUEL Bloqueados en Kiev sin poder volver con su bebé: una pareja turolense pide ayuda para que se les facilite un salvoconducto

Bloqueados en Kiev sin poder volver con su bebé: una pareja turolense pide ayuda para que se les facilite un salvoconducto

José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina
José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina

El alfambrino José Antonio Sánchez y su mujer Gema García han pasado en 20 días de vivir una de las mayores alegrías de su vida a sufrir una de sus peores pesadillas. La pareja asistió al nacimiento de su hija, Marina, por gestación subrogada el 8 de marzo en Kiev (Ucrania), nacimiento que ha coincidido con el agravamiento en todo el mundo de la crisis sanitaria por Covid-19, que ha supuesto que Ucrania cierre toda la administración y todos sus aeropuertos, así que ni pueden realizar los trámites para inscribir a Marina como ciudadana ucraniana -trámite necesario para poder volver con la menor-, ni  pueden salir del país.

Como ellos hay otras 20 familias más. Los afectados han solicitado un salvoconducto a la embajada de España en Ucrania para poder abandonar el país, pero no han conseguido que acepten sus peticiones. Reclaman que se les trate como a otras familias de Estados Unidos, que han sido autorizadas a salir del país a través de un pasaporte especial. 

Los españoles atrapados en Ucrania afean al ministerio de Asuntos Exteriores el "abandono" a los menores al negarles la posibilidad de expedirles pasaportes ni salvoconductos para poder viajar de vuelta. Denuncian que permanecen "atrapadas" en la capital ucraniana sin poder regresar a sus casas junto a los recién nacidos ante una situación de "emergencia" como es la pandemia del Covid-19.

"Es una cuestión de humanidad ante una situación de emergencia, no se trata de ideologías o de apoyar o no la gestación subrogada", indicó en declaraciones a Europa Press la miembro de la Asociación de familias Por Gestación Subrogada en Georgia y Ucrania (Apingu), Ilanit Snir Piñero. Desde Apingu lamentan la respuesta del ministerio, que sostiene que no puede dar pasaportes ni salvoconductos a los bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania. El departamento se ampara en la instrucción de febrero de 2019 que impide la inscripción de estos niños en el registro civil del consulado de este país. 

Aunque José Antonio Sánchez es de Alfambra, vive con su mujer en Villarubia de los Ojos, en Ciudad Real. Cuando la pareja inició el proceso de gestación subrogada en 2018, para regresar a España desde Ucrania tras el nacimiento de un niño solamente era necesaria una prueba de ADN del recién nacido. "En 2019, el Gobierno sacó una instrucción por la que se cambió el procedimiento, de manera que no sirve una prueba de ADN, sino que hay que inscribir al niño como ciudadano del país. Luego, cuando vuelves a España, tienes que iniciar un juicio para demostrar la filiación paterna y otro para demostrar la adopción materna", relató Sánchez. 

A cal y canto

El problema con este procedimiento en medio de la crisis sanitaria que vive Ucrania es que la administración ha cerrado como consecuencia de la extensión de la pandemia del Covid-19. "Han cerrado a cal y canto todo y la tramitación online para inscribir a la niña tampoco es posible, así que estamos encerrados aquí", añadió el padre. En el caso de que la administración estuviera activa, el procedimiento de inscripción "duraría dos meses y luego volveríamos a España".

Las familias atrapadas en Ucrania, insistió Sánchez, "no nos negamos a realizar toda esa tramitación, pero ante el cierre de la administración no podemos hacer nada más aquí. Pedimos un salvoconducto español para salir y poder realizar todos los trámites desde España, sin embargo, la embajada de España solo nos da respuestas vagas y no nos está ayudando", enfatizó el alfambrino.

Las familias reciben apoyo de las agencias con las que han llevado a cabo el proceso de gestación subrogada, pero "también estamos tirando de contactos para llegar lo más arriba posible". Han contactado con presidentes autonómicos y con un ministro para conseguir ese salvoconducto con el que poder regresar a casa. "El nacimiento de la niña ha supuesto una enorme alegría, porque para nosotros representa cumplir un sueño después de ocho años, pero estamos muy preocupados por la situación que hay aquí o en España. Nos preocupa si enfermamos aquí, porque nos preguntamos cómo quedará nuestra situación ante la sanidad ucraniana”, dijo. Él mismo es una persona vulnerable ante Covid-19, porque es diabético tipo I, lo que le convierte en grupo de riesgo frente a la pandemia. Por otra parte, José Antonio también mostró su "preocupación por nuestras familias y por la gente cercana, porque en Alfambra ya hay tres casos de Covid-19, mis padres son mayores y estoy preocupado", manifestó. 

De momento, las familias afectadas no han obtenido una solución a su situación desde que la crisis se agravó. 

La pareja turolense está viviendo en un piso. "La agencia de gestación subrogada les está asesorando, pero la situación es de tal incertidumbre en este momento que no saben cuándo podrán volver. "Existen formas para, ante una emergencia mundial, poder sacar a esos niños de Ucrania, unos niños que, al final, van a ser declarados españoles", insistió. Asimismo, añadió que si el "problema" es la instrucción, ante unas circunstancias excepcionales, "pueden suspenderse sus efectos" y "buscarse alternativas".

Para Ilanit, es "inaudito" que desde las embajadas de España en distintas partes del mundo se aconseje a los españoles que regresen ante esta crisis sanitaria, mientras que en Ucrania las familias españolas "no pueden irse de allí. ¿Cómo piensan que van a salir de allí sin sus hijos?”, se preguntó. Son niños, nazcan como nazcan y donde nazcan deben estar protegidos por encima de cualquier cosa".

José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina
José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina
José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina
José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina
José Antonio Sánchez y Gema García con su hija recién nacida Marina