TERUEL La flexibilización de las limitaciones en los pueblos llega tarde a la provincia

La flexibilización de las limitaciones en los pueblos llega tarde a la provincia

Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde
Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde

El Ministerio de Sanidad flexibilizó este viernes por fin las medidas de la desescalada para las zonas rurales, aunque llegan tarde a la provincia de Teruel puesto que el lunes entrará en fase 2 al igual que el resto de la Comunidad Autónoma. 

La orden publicada el viernes reconoce en cualquier caso la singularidad del medio rural y la necesidad de que la actividad económica y social se reactive antes en estos núcleos de población por su “fragilidad socioeconómica”, a la vez que advierte del riesgo para estos territorios de que se produzcan rebrotes por su envejecimiento y por la estructura de los servicios básicos de que disponen.

Una flexibilización de este tipo era algo que venía pidiéndose de forma insistente tanto en las conferencias de presidentes autonómicos como en el Congreso. 

El presidente aragonés, Javier Lambán, era una cuestión que había reclamado desde que empezó a ponerse en marcha la desescalada, al igual que ha hecho el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, en cada una de sus intervenciones en los plenos del Congreso para aprobar la prórroga del estado de alarma.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo incluso una referencia explícita a esta flexibilización en el pleno del Congreso del pasado miércoles, cuando de forma algo confusa anunció que iban a publicarse en el BOE las medidas para una desescalada más acelerada en el medio rural atendiendo a las características del mismo, frente a la otra realidad que son las grandes ciudades.

Al final la orden del Ministerio de Sanidad salió publicada el viernes en el Boletín Oficial del Estado, y lo que hace es adaptar la estrategia de la desescalada a las particularidades de las poblaciones con menos de 10.001 habitantes y una densidad inferior a los 100 habitantes por kilómetro cuadrado. 

Solo dos días

Pero lo que hace es permitir a estos núcleos acogerse a algunas medidas previstas para la fase 2, cuando la provincia de Teruel entra el lunes en esa fase, con lo cual solo se van a poder beneficiar durante hoy y mañana de esas ventajas al encontrarse hasta este domingo en fase 1.

Entre los aspectos más destacados está que se eliminan las franjas horarias que determinaban hasta ahora la actividad física no profesional al aire libre, al igual que las salidas de las personas menores de 14 años. 

Además, ya no habrá una limitación como había para pasear con los hijos, que se limitaba a tres niños con solo uno de sus progenitores. A partir de ahora podrán salir juntos todos los convivientes en un mismo domicilio.

Esta flexibilización de restricciones en pequeños municipios autoriza también los mercados al aire libre, y la reapertura al público de los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, excepto las discotecas y bares nocturnos.

Todas son medidas previstas para la fase 2, pero a la que podrán acogerse las zonas rurales de las provincias que se encuentren todavía en fase 0 y 1. En el caso de Teruel toda la provincia entrará el lunes en la fase 2, con lo cual esa flexibilización llega tarde.

No obstante, la orden ministerial supone un reconocimiento implícito a la singularidad de la España Vaciada, además de considerar que “si el reto demográfico supone un desafío para la sostenibilidad de nuestro estado del bienestar, al afectar a la cohesión social, la vertebración territorial y el modelo de convivencia, la pandemia y sus efectos sociales y económicos hacen que este desafío sea aún más intenso y urgente para una gran parte de nuestro país”.

Minimizar el riesgo

Advierte por otra parte que aun cuando los indicadores epidemiológicos señalen una menor incidencia de la pandemia en los pequeños municipios, “cualquier medida que flexibilice las condiciones en estos núcleos ha de tener en cuenta el mayor riesgo en caso de que se produzcan rebrotes, por el superior envejecimiento demográfico y por la estructura de los servicios básicos disponibles, tanto públicos como privados”.

En este sentido, en el artículo 10 de la orden se confiere a los ayuntamiento la potestad de elaborar planes de adecuación de los espacios públicos, algo que va a ser importantísimo en la desescalada cuando llegue gente de otros territorios y evitar que con ello puedan llegar contagios a zonas que estaban libres de ello.

La orden del Ministerio de  Sanidad se remite por este motivo a la legislación sectorial aplicable para que los diferentes ayuntamientos puedan “adoptar medidas restrictivas en el acceso a los espacios naturales de su competencia cuando consideren que existe riesgo de formación de aglomeraciones”. 

Entre esas medidas se establece “el control del aforo de los aparcamientos y de las sendas de acceso, así como el reforzamiento de la vigilancia en materia de protección del medio natural”.

Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde
Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde
Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde
Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde
Una mujer y un niño pasean por el barrio rural de San Blas, el viernes por la tarde