TERUEL Las reservas hoteleras comienzan a superar a las cancelaciones

Las reservas hoteleras comienzan a superar a las cancelaciones

Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas
Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas

El Grupo Gargallo abrió este miércoles 1 de julio el hotel Albarracín con una ocupación del 20%. De los 6 hoteles con que cuenta la cadena en la provincia, tan solo permanecía abierto el Reina Cristina en Teruel, que fue uno de los declarados como servicio esencial durante el estado de alarma, y cuyas ocupaciones todavía fluctúan, aunque llegaron a alcanzar el 85% el pasado sábado 27 de junio. También será hoy cuando la cadena reanudé su actividad en Barcelona con la apertura de uno de sus 10 céntricos hoteles, el Colonial ubicado en la Vía Laietana. El resto de establecimientos entrará en servicio cuando crezca la demanda.

El director del Grupo Gargallo en Aragón, Adolfo Ibáñez, indicó que en estos momentos se están produciendo más reservas que cancelaciones, lo que le lleva a pensar que este podría ser “un verano decente” a pesar de la pandemia. “Las reservas llegan con cuentagotas, pero la demanda se va animando, sobre todo los fines de semana”, comentó.

El hotel Reina Cristina, el único de los 6 con los que cuenta el grupo en la provincia que ha permanecido abierto incluso durante el estado de alarma al ser declarado servicio esencial, alcanzó el pasado sábado 27 de junio una ocupación del 85% y las reservas para el próximo fin de semana estaban este martes al 65%. Esto les ha permitido ir sacando del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) al 45% de la plantilla.

Adolfo Ibáñez lamentó que las aperturas del Mausoleo de los Amantes y del parque paleontológico Dinópolis se hayan retrasado hasta el 1 y el 6 de julio, respectivamente, a pesar de que la movilidad entre Comunidades Autónomas estaba permitida desde el 21 de junio. “La gente venía pero no podía ver nada, así que hubo personas que incluso se fueron sin dormir en el hotel”, argumentó.

En paralelo, el viernes 26 de junio abrieron también el bar restaurante Portal de Guadalaviar, “que desde el primer día ha tenido muy buena ocupación”. Ibáñez se mostró tajante con la ocupación de este local y dijo que en ningún caso se va a superar el aforo permitido. “Vamos a ser muy serios y no vamos a mover mesas para engordar la saca y arriesgarnos a que aparezca un brote”, comentó en referencia a fechas como el fin de semana del 11 y 12 de julio, cuando se hubiera celebrado la Vaquilla.

A estos dos establecimientos se sumará hoy el hotel Albarracín, ubicado en la ciudad del mismo nombre, aunque la ocupación no llega al 20%, con lo que apenas utilizarán una decena de sus 44 habitaciones. De momento, solo ofrecerán los servicios de alojamiento y desayuno.

No obstante, en los últimos días se han multiplicado las reservas para pernoctar en este hotel de 3 estrellas durante el mes de julio. 

Ibáñez informó que la apertura del hotel Civera podría tener lugar a mediados de julio o a principios de agosto y dijo que dependerá en buena medida de acuerdos comerciales que se están negociando en estos momentos.

También será en agosto cuando retome la actividad el hotel Ciudad de Alcañiz. En este caso, tienen previsto acoger la celebración de algún evento, como bodas y comuniones, y se mantienen a la espera de que se disputen las dos pruebas anunciadas del Mundial de Motociclismo y de Superbikes en el circuito de Motorland. Este establecimiento, precisó, suele alojar a personas que esos días trabajan en el circuito más que al público que asiste a las carreras, que sí hace uso de los servicios de restauración.

Para el hotel Mora no hay fecha prevista para la reapertura ante la escasa demanda. Algo parecido ocurre con el Hostal de la Trucha de Villarluengo, donde además se han paralizado las obras para su remodelación y ampliación. Adolfo Ibáñez explicó que la situación que atraviesa el grupo en Barcelona, donde tiene su principal fuente de ingresos, no es la mejor para hacer frente a la inversión pendiente en este establecimiento, que asciende a 1,5 millones de euros.

De igual forma, aunque dispusieran del permiso de obras para la construcción del edificio de apartamentos turísticos en la avenida Sagunto de Teruel, “ahora no sería el momento de hacerlo porque el grupo se está endeudando”.

El Grupo Gargallo cuenta con 10 hoteles ubicados en el barrio Gótico de la ciudad Condal, y hoy abrirá el Colonial con una ocupación del 40% para sus 82 habitaciones. “Antes de la pandemia, recibíamos unas 700 reservas diarias para estos establecimientos, y ahora no llegan ni a 40. En Barcelona, las cancelaciones todavía superan a las reservas. El sector turístico allí está muy mal y los hoteles siguen cerrados. Nosotros somos optimistas, pero los augurios no son buenos”, explicó Ibáñez.

El director regional explicó que su grupo en particular y la hostelería en general tienen que actuar en estos momentos “con mucha seriedad y responsabilidad para no verse perjudicados a la largo plazo”.

También comentó que, de acuerdo con las centrales de reservas, han constatado que muchas personas están optando por reservar en varias ciudades para las mismas fechas cuando hay posibilidad de cancelar previamente sin coste con la idea de decidir su destino en el último momento.

“El turismo es muy sensible a cualquier situación. Cuando en los informativos se anuncian bajas temperaturas, se producen cancelaciones. Y lo mismo ocurre ahora cuando aparecen brotes de coronavirus”, argumentó Ibáñez. De igual manera, explicó que en agosto las reservas se hacen con muy poca antelación y que, en un solo día en un hotel como el Reina Cristina pueden llegar a 100, “lo que incrementa la incertidumbre”, añadió.

Por otro lado, el sector también podría verse perjudicado por la caída del poder adquisitivo de aquellas personas cuya situación laboral se ha visto afectada por la pandemia. 

Casas rurales

El presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural (Faratur), Jesús Marco, explicó que los pueblos “están llenos” pero de gente que ocupa sus segundas residencias y que la demanda de alojamientos rurales “aumenta, pero muy despacio”. Según Marco, en estos momentos los fines de semana en los pueblos “hay tanta gente como en las fiestas de agosto”. Sin embargo, aunque las casas de turismo rural reciben llamadas “a punta pala preguntando sobre todo por la disponibilidad de piscina y barbacoa, no se concretan reservas”. “La demanda se ha animado un poco, estamos algo mejor, pero vamos muy despacio”, precisó. El presidente de Faratur indicó que en la provincia de Teruel no se habían producido cancelaciones por los brotes de Huesca y Zaragoza.

Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas
Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas
Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas
Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas
Acceso al hotel Albarracín del Grupo Gargallo, que este miércoles reabre sus puertas