ENTREVISTAS Andrés Bonillo, piloto de rallies: “Hay que llevarlo en la sangre, tiene que gustarte; si algo te gusta lo harás bien”

Andrés Bonillo, piloto de rallies: “Hay que llevarlo en la sangre, tiene que gustarte; si algo te gusta lo harás bien”

Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición
Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición

Andrés Bonillo, piloto de rallies de Utrillas, excampeón de Aragón y de numerosas competiciones, se retiró hace diecisiete años y el pasado sábado volvió a vestir el mono de piloto para competir en la segunda edición del Tramo de Tierra Villa de Utrillas. En esta entrevista, cuenta cómo fue su experiencia después de tantos años retirado y cuales son las claves para ser un buen piloto de rallies.

-¿Cómo se siente al volver a competir después de tanto tiempo?

-Muy bien, pensaba que me iba a costar más, pero al final luego parece que el gusanillo aún picaba algo. Después de dejarlo durante diecisiete años, empezar otra vez llama mucho, emociona.

-¿Cómo fue competir con su hija?

-Genial, Laura se maneja muy bien porque también corre en rallies y hacer de copiloto se le dio muy bien,  porque ya está metida en el mundo de la competición. Estoy muy orgulloso de ella.

-¿Que sucedió en la carrera que les forzó a abandonar?

-Nos salimos en una curva y se dobló un trapecio del coche. Pudimos repararlo, pero nada más salir se partió una transmisión y ya nos tuvimos que retirar. 

-¿Qué sintió en el momento en el que vio que no podía continuar la carrera?

-La verdad que un poco de mala hostia, porque ya molesta que solo hiciéramos medio recorrido del tramo y nuestra intención era acabarlo, pero bueno son cosas que pasan.

-¿Cómo se prepara para una carrera?

-Pues en esta en concreto ni preparado ni nada jaja, pero para las anteriores la preparación era arreglar el coche y a correr. 

Te pegabas hasta las 3 o las 4 de la mañana arreglando el coche, salías de trabajar y otra vez a preparar el coche para viajar hacia donde estuviese la carrera, en Logroño, en Navarra, en Valencia, en Barcelona, donde fuese; lo importante era competir.

-¿Qué hace falta para ser un buen piloto de rally?

-Hay que llevarlo en la sangre, te tiene que gustar mucho, porque si algo te gusta lo harás bien. 

También es muy importante tener un buen vehículo, porque puedes ser el que mejor conduce pero tener el peor coche. En este deporte el dinero hace mucho para los coches. 

-Con tantos años de experiencia, ha tenido la oportunidad de correr con muchos vehículos diferentes. ¿Con cual se quedaría?

-Con el Opel Kadett, sin duda. Con él fui Campeón de Aragón, en subidas de montaña lo hice muy bien y en Alcañiz me fue genial. Así que sin duda con el Opel Kadett, he corrido con muchos coches pero el Kadett es el favorito.

-Durante su carrera deportiva ha compartido coche con muchos copilotos. ¿Recuerda alguno con especial cariño?

-Leandro Esteban fue el que más tiempo estuvo conmigo, Manolo Martínez también hizo un par de carreras conmigo, al igual que Carlos Tena, pero sobre todo el que más ha corrido conmigo y con el que fui Campeón de Aragón es Leandro.

-¿Dónde nació su pasión por los rallies?

-Siempre me ha gustado la competición, estuve desde los 14 años trabajando de mecánico y los coches me han gustado desde siempre. Yo bajaba a Alcañiz a ver las carreras y me llamaba mucho. A los 22 o 23 años empecé a arreglar mis coches. Empecé en el Autocross, luego subidas de montaña y después ya circuitos como Alcañiz y Barcelona en el Campeonato de Turismos. 

-¿Cuál ha sido la temporada más importante de su carrera?

-El año que gané el Campeonato de Aragón con un coche que tampoco era muy, muy bueno, por lo que ser campeón fue increíble. Ese año fue el mejor, salió todo bien.

-¿Cómo se siente un piloto con tantos premios a su espalda al ver a sus hijos heredar su pasión?

-Muy bien, me gusta que corran y que se lo pasen bien. Además son muy buenos, yo no lo era tanto. Luis es muy buen corredor, también fue campeón de Aragón, y Laura está muy metida en el mundo de la competición. Los dos son geniales.

-¿Qué consejo le daría a los pilotos que se inicien en esta disciplina?

-Les diría que esto es cuestión de comenzar día a día y sobre todo de empezar, que se lo pasen bien y que disfruten. Muchas veces puedes quedar el último y pasarlo en grande. Ser el primero es muy difícil, en este deporte hace falta invertir mucho dinero en los coches, dejar de salir de fiesta un domingo y guardarte ese dinero para piezas del coche de competición. Es cuestión de que uno quiera, al final te das cuenta de que estás haciendo algo que te gusta.

- ¿Qué le parece que se organicen carreras de este calibre en Teruel?

 -Me parece muy bien. Todo lo que venga para aquí, para las Cuencas Mineras, Teruel capital o cualquier pueblo me parece genial. La cosa es traer gente a Teruel y que se publicite. Ya que no somos muchos por lo menos que nos vean por toda España.

Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición
Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición
Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición
Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición
Andrés Bonillo, a bordo de uno de sus coches de competición