SOCIEDAD ¿Cómo saber cuándo cambiar las pastillas de freno del coche?

¿Cómo saber cuándo cambiar las pastillas de freno del coche?

Antes de salir de viaje con tu coche, es fudamental ponerlo a punto para evitar sustos desagradables que empañen nuestros benditos y merecidos días de decanso.

Es preciso hacer hincapié en que todos los sistemas de seguridad que incorpora nuestro coche son importantes, pero si hay uno que es realmente decisivo para evitar el accidente y en especial cuando este es inminente, es el sistema de  frenos. Los frenos son el principal sistema de seguridad de cualquier vehículo.

Evitar chocar con otro vehículo, no atropellar a un peatón o no salirnos de la carretera, en definitiva, nuestra vida y la de otros, va a depender en gran medida de que podamos detenernos  a tiempo con seguridad. La pericia del conductor en estos momentos es fundamental, pero si no va acompañada de un funcionamiento óptimo del sistema de frenos, la maniobra puede acabar en fracaso y, también, en  una posible desgracia. Es primordial, pues, que realicemos un mantenimiento periódico de esta parte del coche, en particular de las pastillas de freno.

Qué son las pastillas de freno

Una pastilla de freno es uno de los aspectos más importantes dentro del  propio sistema de frenado del automóvil. Resultan esenciales ya que proporcionan la fricción necesaria a los discos de freno. De ese modo, al accionar el pedal, el vehículo se para. 

Por tanto, será necesario para garantizar una frenada segura y uniforme que las pastillas de freno se encuentren en buen estado,  ya que de lo contrario se aumentará la distancia de frenado y podrían  ocasionarse derrapes indeseados.

Normalmente, un coche está equipado con dos pastillas de freno por  cada disco de freno, o sea, un juego de cuatro pastillas de freno por  eje trasero y delantero, aunque es verdad que en algunos modelos de más potencia, puede haber un número mayor de pastillas.

Cuándo cambiarlas

Las pastillas de freno no son elementos en los que se produzcan averías, sino que son propensos al desgaste y requieren por tanto un mantenimiento periódico.  Así pues, cuando circulemos con unas pastillas de freno  considerablemente desgastadas estaremos restándole eficacia al sistema  completo, por lo que habrá que comprar una nueva.

Señales que avisan del cambio

Existen varias "pistas" que ayudan a identificar el estado de las pastillas:

1. Visualmente. Es posible fijarse en su espesor, si este es inferior a 2 milímetros, es seguro que hay que sustituirlas inmediatamente por unas nuevas. 

Para  llevar a cabo esta verificación es aconsejable desmontar las ruedas ya  que de este modo podremos visualizarlas de mejor manera. 

2. Identificar la señal luminosa en el cuadro de mandos. En múltiples vehículos se enciende un testigo luminoso en el salpicadero mientras accionamos el pedal de freno durante la marcha, si percibe que estamos circulando con las pastillas o los discos de freno en mal estado. Si es así, deberemos de acudir al taller lo antes posible.

3. Frenadas chirriantes. Es otro de los síntomas que podemos advertir cuando las pastillas de freno de nuestro coche están por debajo de su nivel de seguridad.  

4. Nivel del líquido de frenos. También puede informar respecto al  desgaste de las pastillas.  Si el nivel es bajo, las pastillas  seguramente ya están gastadas.  Los fabricantes recomiendan sustituir este líquido cada 2 o 4 años.

5. Ruidos y vibraciones. Las vibraciones pueden deberse a diferentes motivos y uno de ellos puede ser provocado por unas pastillas con desgaste irregular.

6. Aumento en la distancia de frenado. Necesitar cada vez más espacio para detenerse puede ser debido al desgaste de los elementos que conforman el sistema de frenos, en este caso las pastillas.

Para concluir, insistiremos de nuevo en la importancia que tiene revisar  el sistema de frenado para garantizar la seguridad de todos, ya que de él depende que  podamos frenar de manera eficaz y fiable.

Igualmente, destacar que aunque cambiar las pastillas de freno es una tarea relativamente sencilla y económica, NO son un elemento que se pueda comprar en un desguace, sino que hay que ir a webs de confianza para comprar pastillas de freno nuevas.  Esto se debe a que  participa en los sistemas de seguridad activa del vehículo, por lo que siempre deberá de sustituirse  por un dispositivo nuevo. Por ello, aconsejamos que se visite el enlace pastilla de freno, donde profesionales y expertos en el tema te ayudarán a conseguir las mejores pastillas del mercado con una relación en cuanto a calidad y precio insuperables.

¡No esperes más y consulta ya!