ENTREVISTAS Lucía Santiago, periodista especializada en deportes de la agencia EFE: “Cuando una mujer llega a la redacción de Deportes se duda de su capacitación”

Lucía Santiago, periodista especializada en deportes de la agencia EFE: “Cuando una mujer llega a la redacción de Deportes se duda de su capacitación”

Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira
Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira

Lucia Santiago trabaja en la Agencia EFE como periodista especializada en deportes de la Agencia EFE desde 2013, y dirige deporteymujer.com. Participó en el curso Género y deporte de la Universidad de Verano de Teruel.

-¿Qué conclusiones se han obtenido tras las ponencias y la mesa redonda del curso de la UVT?

-He detectado entre las mujeres un gran convencimiento por cambiar su realidad dentro del ámbito del deporte. Hablamos de deportistas, entrenadoras y árbitras, pero también de periodistas o responsables de la gestión, la administración o la dirección. La mujer quiere ser protagonista en todas las áreas del deporte. Está capacitada para serlo y para romper una barrera histórica.

-Allí se comentó que los medios de comunicación son especialmente reacios a caminar hacia la igualdad… ¿Discrepa, o entonamos el ‘mea culpa’?

-Existen datos que revelan que el ámbito de los medios de comunicación está lejos de ser igualitario. El espacio informativo que se le dedica a las mujeres deportistas es apenas del 4%. A menudo, además, bajo una mirada sexualizada y con un lenguaje infantilizado. Por otra parte, está el hecho de que, según datos de ONU Mujeres, un 88% de los reporteros y un 90% de los editores son hombres. Las redacciones son habitualmente entornos masculinizados y probablemente eso explique la resistencia a abordar el deporte con perspectiva de género.

-¿En qué fallamos?

-Durante mi exposición mostré algunos ejemplos: un ránking de las olímpicas más bellas, un titular donde se obviaba el nombre de Cory Cogdell para señalar que “la esposa de un jugador de los Chicago Bears gana una medalla olímpica” o el comienzo de una crónica del tercer puesto de Lydia Valentín en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro donde nos advertían de que la leonesa “nunca olvida el maquillaje ni el pintauñas” o que promete “ser flaquita cuando deje la halterofilia. Desgraciadamente, la información deportiva cae con demasiada frecuencia en estos absurdos.

-¿Los medios hablamos menos de deporte femenino porque interesa menos a la gente, o a la gente le interesa menos el deporte femenino porque los medios hablamos poco de él?

-Se ha dado por cierta la afirmación de que el deporte femenino no interesa sin haberles dado a las deportistas la oportunidad de ser relevantes en los espacios mediáticos. El año 2019 dejó algunos datos que chocan frontalmente con esa afirmación. El Mundial femenino de fútbol de Francia contó con grandes audiencias en todo el mundo, 1.200 millones de telespectadores en total. A los estadios asistieron más de un millón de personas. La camiseta de fútbol más vendida por Nike fue la de la selección femenina de Estados Unidos. La sociedad y las marcas empiezan a saber que el deporte femenino interesa. En los medios de comunicación, en cambio, detecto cierta resistencia a darse por enterados de que está cambiando la realidad del juego.

-¿Los jefes son menos receptivos que las jefas a la hora de dar cobertura a competiciones deportivas femeninas, o llevarlas a las portadas?

-Nunca he tenido una jefa. No diría que sea por llevar todavía pocos años trabajando sino más bien porque faltan más oportunidades para las mujeres. Lamentablemente, siento que eso es lo común en las redacciones de deportes. La presencia de las mujeres en los puestos de decisión de los medios de comunicación deportivos se hace necesaria para que la mirada sea completa y no sesgada y para que las deportistas sean más protagonistas, ya no solo en las portadas sino también en las páginas interiores. La representación femenina en las grandes competiciones deportivas supera el 40 por ciento y, sin embargo, su presencia en los medios sigue siendo testimonial. 

-¿El periodismo deportivo es vocacional en usted?

-El deporte ha estado siempre ligado a mi vida. En edad escolar, practiqué fútbol y atletismo. Durante mi infancia y juventud jugué al tenis de forma federada. En la actualidad participo en maratones y carreras de montaña. Además de practicarlo, siempre he devorado los periódicos y pasado mañanas, tardes y noches frente al televisor para seguir cualquier competición deportiva. Tenía claro que el deporte era el campo al que quería orientar mi carrera como periodista y me siento afortunada por haber participado como enviada especial en la cobertura de unos Juegos Olímpicos o de un Mundial de fútbol.

-¿Se ha encontrado con algún tipo de rechazo por el hecho de ser mujer y periodista deportiva?

-Existe la sospecha de que una mujer no sabe de deporte. Nadie da por sentado que una mujer que llega por primera vez a la redacción de deportes domina la temática. Más bien al contrario, se suele poner en duda su capacitación. 

-¿Cree que el periodismo ejercido por mujeres tiene algún tipo de sensibilidad especial? ¿O el periodismo es simplemente periodismo?

-El periodismo puede tener tantas sensibilidades como personas ejerzan su profesión. Será más rico cuanto más diverso.

Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira
Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira
Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira
Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira
Imagen de la periodista Lucía Santiago Loira