BAJO ARAGÓN El Gobierno de Aragón reconoce que el Hospital de Alcañiz “ha tocado techo” en capacidad de hospitalización

El Gobierno de Aragón reconoce que el Hospital de Alcañiz “ha tocado techo” en capacidad de hospitalización

El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus
El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus

La capacidad del hospital de Alcañiz en relación a los ingresos por Covid-19 “ha tocado techo” en los últimos días, según reconoció ayer, Perla Borao, gerente de los sectores sanitarios de Teruel y Alcañiz, en declaraciones a DIARIO DE TERUEL, si bien apuntó que, aunque hay camas reservadas para pacientes procedentes del Bajo Aragón en los hospitales Miguel Servet y San Juan de Dios de Zaragoza, por si el hospital de Alcañiz se quedara sin disponibilidad de camas, todavía no se ha derivado a pacientes Covid-19 a camas de hospitalización en la capital aragonesa. Sí han sido trasladados enfermos a las UCIs del Miguel Servet y del Obispo Polanco de Teruel, donde esta semana había cuatro pacientes, tres de ellos del Bajo Aragón. Se trata de una medida habitual en los pacientes críticos porque el hospital alcañizano no dispone de esta unidad.

Según Borao, el Miguel Servet “todavía dispone de muchas camas, así que no hay un número definido para ingresos procedentes de Alcañiz”, mientras que en el San Juan de Dios “tenemos cinco disponibles por si fuera necesario”. 

Además, la gerente del sector hizo hincapié en que “también en el Obispo Polanco se ha hablado con la gerencia para que Medicina Interna asumiera pacientes de Alcañiz si fuera necesario, tal y como ha ocurrido con la UCI, donde hay enfermos procedentes del Bajo Aragón”. No obstante, reconoció que “por cercanía y por relación familiar, la gente del Bajo Aragón tiene más tendencia y prefiere ir a Zaragoza”, de ahí que la mayoría de los enfermos que han sido trasladados a UCI están en la capital aragonesa.

“Hemos pasado unos días apuradísimos en los que la capacidad del hospital ha tocado techo con respecto a los ingresos por coronavirus, y eso nos ha obligado a  reforzar Medicina Interna por la sobrecarga de trabajo que llevan”, reconoció Borao. 

En este sentido, personal de Neumología ha reforzado a Medicina Interna y se ha suspendido la actividad quirúrgica “que podía demorarse”, manteniéndose las urgencias que no pueden posponerse. Una planta del hospital está dedicada a estos pacientes, mientras que las plantas quinta y sexta registran todos los ingresos relacionados con el virus.

La gerente del sector Teruel-Alcañiz informó que los ingresos “fluctúan y van a impulsos”, aunque este jueves se informó de un pico de 41 ingresos. Aún con todo, consideró que “el hecho de haber abierto la hospitalización domiciliaria ha permitido que la situación se estabilice”. 

En cualquier caso, desde que en 2015 se puso en marcha este sistema de atención a domicilio, es la primera vez que el hospital se ha visto obligado a suspender intervenciones quirúrgicas programadas, ya que “hasta ahora la hospitalización domiciliaria nos permitía tener a disposición suficiente número de camas en el hospital”, añadió.

La medicalización de la residencia Santo Ángel de Alcañiz también ha ayudado a la disminución de la presión hospitalaria. “Ha habido decesos, altas y hospitalización domiciliaria, y todo en su conjunto nos ha permitido hasta ahora ir recolocando a los nuevos pacientes, sin necesidad de tener que derivarlos a camas hospitalarias de otros centros sanitarios”, apuntó Borao, quien también se refirió a la unidad de hospitalización domiciliaria de la residencia Santo Ángel. “Ahora no teníamos posibilidad de medicalizar un hotel, puesto que ahora hay más actividad y no era posible, así que aprovechamos que el brote fuerte estaba allí -el centro residencial registró más de 70 positivos- se decidió aprovecharlo y montar allí la unidad, que atiende el equipo de Medicina Interna”. Hasta ahora “ha habido entre 15 y 19 ancianos” que han requerido de la atención en esta unidad. “Si su estado empeorara, se traerían al hospital”, puntualizó Borao. 

Otoño

La gerente del sector espera que en otoño “se rebaje la curva”, aunque “hay que tener en cuenta que es la época en la que se van a sumar otros gérmenes, que habrá que convivir con el virus de la gripe, etc y esto lo vemos como preocupante”. Y en cuanto a las posibilidades de reprogramar operaciones y retomar la actividad en las especialidades suspendidas, indicó que “se hará cuando se alivie la presión de ingresos”. Con todo, consideró que “retomar las intervenciones programadas es necesario, porque hay que atender a todo el mundo”.

Situación “crítica” en el Bajo Aragón con muchos focos de diferente origen

En relación a la situación general del Bajo Aragón, donde se han registrado brotes fuertes en Alcañiz, Alcorisa, Andorra e Híjar, la gerente del sector sanitario, Perla Borao, la calificó ayer de “crítica, porque hay muchos brotes, con focos de diferente origen”. 

Además, la responsable del Servicio Aragonés de la Salud recordó que hay varias residencias afectadas “y los mayores son las personas más vulnerables”. 

No obstante, insistió en que “se han dado casos entre la población joven también, y algunos de ellos están graves y han tenido que ser trasladados a la UCI”, por lo que pidió “responsabilidad” a la población. 

“Los brotes surgen por la relajación de las costumbres sociales, en reuniones familiares, etc, lo que ha supuesto que el virus se transmita fácilmente y hay casos en los que un solo infectado puede provocar hasta 40 contagios”, enfatizó la gerente. 

Con todo, Borao no escondió la “preocupación” ante cómo derivará la pandemia y las siguientes oleadas. 

“Atención Primaria está al límite por todo lo que conlleva atender a través de vía telefónica, que es más denso, más largo y más complicado para el profesional y el paciente, y después están los rastreos para detectar nuevos positivos y contactos estrechos”, recordó insistiendo en la necesidad de cumplir con las recomendaciones de higiene y distancias social.

El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus
El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus
El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus
El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus
El Hospital de Alcañiz lleva varias semanas con una altísima presión asistencial por los casos de coronavirus