COMARCAS Fuenferrada pide ayuda para restaurar su iglesia barroca, en estado de deterioro

Fuenferrada pide ayuda para restaurar su iglesia barroca, en estado de deterioro

Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes
Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes

El pequeño municipio de Fuenferrada pide ayuda urgente para restaurar su emblemática iglesia parroquial barroca Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVII. La iglesia fue gravemente dañada durante la Guerra Civil y necesita,  dado su grave deterioro, una restauración integral desde el pavimento, que está hundido, las pilastras, bóvedas con grietas y la cubierta que desde que cayó un rayo hace tres años entra el agua cuando llueve al interior del templo. El Ayuntamiento ha tramitado  la declaración de Monumento de Interés Local para que Patrimonio de la Diputación General de Aragón intervenga y se pueda iniciar la restauración de la iglesia con cargos al Fondo de Inversiones de Teruel como ha hecho en otras actuaciones de iglesias parroquiales de la provincia. 

El alcalde de Fuenferrada, Rubén Nicanor García Plumed, y el teniente de alcalde, Miguel Lázaro Fabra, expusieron el grave estado en el que se encuentra la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción y que necesita una urgente restauración integral, dado el deterioro que padece y que afecta desde el  pavimento a la cubierta. 

En la grave situación de abandono en la que se encuentra la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción y su restauración están los vecinos e hijos de Fuenferrada y el mismo párroco, que desde Montalbán atiende media  docena de parroquias de  municipios. “El párroco hasta planteó la venta de unos terrenos que tiene la iglesia para recaudar fondos con destino a ir reparando la iglesia”, comentó Miguel Lázaro. 

Fruto de la inquietud existente en el vecino, la descendiente de Fuenferrada y profesora, Beatriz Zaurín Sancho, solicitó a través de un informe apoyo hace un par de años a Patrimonio de la Diputación General de Aragón, para que fuera BIC, denegándolo pero marcó el camino a seguir para conseguirlo y acceder a ayudas. 

El Ayuntamiento de Fuenferrada  se puso manos a la obra y el pasado mes de julio aprobó la tramitación del expediente  para proceder a la declaración de la iglesia de Nuestra Señora de  la Asunción como Monumento de Interés Local. "Visto el deterioro que presenta la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, iglesia barroca del s. XVII, obra de mampostería, con tres naves, cubiertas con bóveda con medio cañón con lunetos donde destaca el presbiterio con arco triunfal de sección oblicua, decorado en el siglo XVIII con símbolos marianos y que representa el punto de encuentro y celebración de referencia para los habitantes de Fuenferrada, y las futuras acciones (obras, reformas,... ) para su protección y conservación que deban tomarse respetando la valía de los elementos que la conforman. En virtud de la normativa aplicable, el pleno ha adoptado el presente acuerdo: Iniciar de oficio el proceso de catalogación de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, ubicada en Fuenferrada, como Monumento de Interés Local. Fuenferrada, 15 de julio de 2020.- El Alcalde-Presidente, Rubén N. García Plumed”.

Miguel Lázaro reseñó que la iglesia de Fuenferrada fue muy dañada en la Guerra Civil española con la quema de retablos y santos y que desde entonces apenas se ha intervenido, produciéndose otros hechos tras la Guerra Civil,  caso de la caída en los años  ochenta del siglo pasado de la torre campanario o mucho más recientemente, hace tres años,  la caída de un rayo que abrió un boquete por el que entra el agua al interior del templo cuando llueve y causando humedad. 

En el informe realizado por Beatriz Zaurín Sancho basado en el inventario artístico de Teruel  de Santiago Sebastián López y en el artículo del “Desastre artístico en las Cuencas Mineras durante la Guerra Civil de José María Esparza” recoge que la iglesia parroquial de Fuenferrada fue saqueada y destruida totalmente en su interior, “respetando sólo las paredes que quedaron bastante dañadas, así como el pavimento del templo, siendo los desperfectos tasados en su fábrica de unas mil pesetas y de cinco mil el coste de su reparación. Estuvo destinada a dormitorios y a cocinas. También la ermita de San Felipe y Santiago se saqueó ascendiendo los daños a la cantidad de quinientas pesetas y su reparación a tres mil doscientas. En el informe se indica que se recuperó el armonio encontrándose en buen estado, que se han perdido los ocho retablos de la parroquial: el mayor, dedicado a la Asunción de la Virgen de estilo renacentista, y en el lado del Evangelio de Jesús Crucificado, San Blas, Rosario y las Almas. En el lado de la Epístola el retablo de la Purísima, la Virgen del Carmen y San Antonio Abad. El De las Artes 163 de San Blas es el más antiguo. Había un cuadro de este santo pintado sobre madera que era lo que más valor artístico tenía”.

“A su vez, se indica que todos los retablos destruidos estaban dorados y en buen estado de conservación, contando en su totalidad con dieciséis imágenes de talla. También se destruyeron otras imágenes que había. En la sacristía había cuatro cuadros: la «venida de la Virgen del Pilar», San Blas, Jesús Crucificado y Descendimiento. En cuanto a las jocalias de la iglesia se perdieron principalmente una cruz parroquial de estilo gótico con esmaltes, una custodia de plata, un cáliz, una naveta, un copón pequeño para viáticos, unas crismeras, una concha de bautizar y un relicario pequeño con reliquias de San Blas. También desaparecieron dos campanas grandes y una pequeña de la parroquia más otra de la ermita. Y por supuesto muchos ornamentos de tela. Nos da el sacerdote un valor aproximado de las pérdidas. En retablos doscientas mil pesetas, en objetos de plata dos mil cuatrocientas, en campanas cuatro mil quinientas y en ornamentos cuatro mil. Finalmente, la casa parroquial la destinaron a hospital y el archivo fue destruido en su totalidad”. 

Beatriz Zaurín Sancho afirma que “se conservan muy pocos documentos sobre el origen de esta iglesia porque todo fue quemado o saqueado durante la Guerra Civil” . 

En esta línea, Beatriz Zaurín recuerda que la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Fuenferrada disponía de una torre que ya no se conserva al hundirse , por este motivo hubo que retejar parte del tejado hace unos 40 años.

“En estos momentos la iglesia está muy deteriorada ya que nunca se ha realizado prácticamente ningún tipo de mejora. Hace unos 10 años Ibercaja realizó un remozamiento con piedra interior y exterior para evitar humedades en parte de la iglesia, pero considero que no se tuvo en cuenta la protección del bien en cuanto a su historia y en ningún momento se consultó su nivel de protección como bien mueble de más 300 años”.

“Como he nombrado anteriormente, la iglesia fue sitiada y fue utilizada como dormitorios y cocinas pero también se produjeron incendios en su interior con parte de los elementos religiosos (como por ejemplo el retablo mayor situado en la cabecera de la iglesia). Por este motivo y porque existen enterramientos, el suelo se encuentra en muy mal estado.Las imágenes religiosas fueron arrancadas y destruidas, por ello, se realizaron pinturas sustitutorias hacia 1955”.

Añade en el informe de Zaidín Sancho que “la bóveda de la cabecera tiene frescos de gran valor así como los que hay en las paredes laterales (se dice en el pueblo que en algún momento de la historia alguien vino a valorarlas, y que todas fueron realizadas por la escuela de Francisco Bayeu y Subías ). Es necesario una rehabilitación importante en dicha bóveda porque hace unos 3 años un rayo rompió parte de una cornisa. Las pilastras que inician la nave central también están en muy mal estado, así como las bóvedas de las naves laterales. En su día se abrieron grietas que se arreglaron cubriéndolas con yeso, pero tapando las pinturas que allí había”.

Pinturas murales decoradas del siglo XVIII en el presbiterio

En la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Fuenferrada, pese a los graves destrozos causados por la Guerra Civil, destacan en el presbiterio unas pinturas murales del siglo XVIII con símbolos marianos. Las pinturas murales se refieren a la Visión de San Vicente Ferrer, la Regina Apostolarum, Regina Patriarcarum, Salus Infirmorum, Rosa Mística, Turris Davídica, Turris Eburnea, Domus Aurea, Foederis Arca, Janua Coeli y Stella Matutina, que parecen inspirados en los grabados de los Klauber de Augsburgo.

Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes
Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes
Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes
Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes
Vista general de la nave central de la iglesia parroquial de Fuenferrada que está muy abandonada desde la Guerra Civil, sufriendo la quema de retablos e imágenes