BAJO ARAGÓN Las Cortes piden garantizar la disponibilidad del agua de la cuenca del Guadalope tras el cierre de la central térmica

Las Cortes piden garantizar la disponibilidad del agua de la cuenca del Guadalope tras el cierre de la central térmica

Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press
Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press

La Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de Aragón han aprobado este martes una proposición no de ley, presentada por el PP, para garantizar la disponibilidad del agua en la cuenca del río Guadalope tras el cierre de la central térmica de Andorra.

El diputado del PP, Ramón Celma, ha hablado de las consecuencias del cierre de la central térmica. Ha detallado que la cuenca del Guadalope "es un ejemplo de bien regulada, de buen aprovechamiento del agua y de pasar de agricultura de subsistencia o de resistencia a una productiva con grandes inversiones". Ha apuntado que esta situación genera riqueza y que se fije población, según ha informado Europa Press.

Sin embargo, esto se puede ver "truncado" por el cierre de la central térmica, que podría triplicar el coste del agua para todos los usuarios de la cuenca, lo que haría que los regadíos de la zona fuesen "inviables". "Me consta que el Gobierno de España sabe de este problema, pero también me consta que no ha puesto ninguna solución", ha afeado.

"Si en las Cortes de Aragón somos conocedores de este problema y no ponemos soluciones encima de la mesa, no estaremos haciendo nuestro trabajo". En este punto, ha señalado que si los partidos políticos que están en el Gobierno autonómico -PSOE, PAR, Podemos, CHA- no atajan esta situación "difícilmente podrán hablar de despoblación, de vertebración del territorio, del mundo rural y de defensa de los pueblos".

"Tenemos una zona en la provincia de Teruel en la que sabemos que funciona la agroalimentación, que tiene productos de máxima calidad, sabemos que hay jóvenes que quieren seguir ese trabajo, y ahora tenemos un grave problema", que es el coste económico de la gestión del agua.

La socialista Silvia Gimeno ha defendido que el PSOE está preocupado por la situación del cierre del central térmica. "Compartimos el análisis respecto al incremento de los costes a los usuarios" y ha recordado que esta PNL es muy similar a la que ya llevó el PP al Pleno de las Cortes el 25 de junio y que salió adelante.

Doble problema

El diputado de Cs, Ramiro Domínguez, se ha referido a los partidos que conforman el Gobierno de Aragón, en especial a Podemos, para aseverar que "con trasladar -al Ejecutivo central- no es suficiente, hay que luchar estos temas" y ha apuntado que se trata de "un asunto de voluntad".

En parlamentario de Podemos-Equo, Nacho Escartín, ha subrayado que en Andorra hay un problema doble: el agua de boca, que ha afirmado que es de muy mala calidad, y la necesidad de más usuarios para poder hacer frente al coste de los regadíos. "Oportunidades hay, y ha habido, y el PP nunca dijo nada en esos años en los que el excedente que no gastaba Endesa podría haber ido al agua de boca o a los regentes", ha apuntado, al tiempo que ha defendido que ahora el Gobierno de Aragón está trabajando.

El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha apostillado que esta situación es "otro de los daños" producidos por el cierre de la térmica. No obstante, ha señalado que el Ejecutivo aragonés ya ha tomado medidas dentro de sus competencias para ayudar a los agricultores y ahora "es necesaria una mayor implicación del Gobierno de España".

En representación de Vox, Santiago Morón ha recordado que hace poco más de tres meses del cierre de la Central Térmica de Andorra, "por razones ambientalistas y especialmente políticas", y ha afirmado que "ha traído consecuencias desastrosas, sin haber alcanzado una transición justa".

Por su parte, la parlamentaria del PAR, Esther Peirat, ha compartido "el fondo" de la iniciativa del PP. "Algunas de las medidas que deben llevarse a cabo para paliar este duro golpe -el cierre de la central- pasan por garantizar la disponibilidad del agua, reducir costes de la explotación e incrementar la capacidad del embalse".

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha señalado que este río es uno de los más regulados y ha evidenciado que la central térmica abarataba los costes necesarios para la elevación de aguas, pero ha disentido en las alternativas necesarias, ya que ha considerado que "lo importante es buscar alternativas" e implementar cultivos que rentabilicen el coste del agua y actividades económicas que asuman la demanda que tenía antes la central, entre otros asuntos. Por ello, no ha apoyado esta PNL.

Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press
Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press
Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press
Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press
Central térmica de Endesa en Andorra, en una foto de archivo. Europa Press