TERUEL La eurodiputada socialista Cristina Maestre aboga por que la UE establezca un marco jurídico para las zonas despobladas

La eurodiputada socialista Cristina Maestre aboga por que la UE establezca un marco jurídico para las zonas despobladas

Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones
Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones

La eurodiputada socialista Cristina Maestre abogó por que la Unión Europea establezca un marco jurídico propio para las zonas despobladas, más allá del reconocimiento explícito que existe hoy día únicamente para los territorios septentrionales del norte del continente. Maestre se pronunció así en la 18 Semana Europea de las Regiones y las Ciudades, en la que afirmó que hace falta una “verdadera estrategia europea para abordar el reto de la despoblación” y que las políticas de cohesión desempeñen un papel más destacado a la hora de abordar este problema.

Los socialistas europeos se posicionan así en la línea defendida recientemente por los gobiernos autonómicos de Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León, así como por las organizaciones empresariales de Teruel, Cuenca y Soria, en las alegaciones presentadas ante la Comisión Europea de cara al próximo mapa de ayudas para que la atención especial a los territorios con problemas de despoblación no se circunscriban exclusivamente a las regiones nórdicas europeas.

Cristina Maestre, que es portavoz de los socialistas europeos para esta cuestión en el Comité de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo, intervino por partida doble en la 18 Semana Europea de las Regiones y las Ciudades, un foro de debate de gran peso a nivel de Europa que condiciona el futuro de las políticas comunitarias. 

Durante su intervención en este foro defendió la transversalidad en la aplicación de políticas a nivel europeo que luchen contra la despoblación, con especial énfasis en la creación de oportunidades para facilitar el asentamiento de los jóvenes, romper con la brecha digital existente y facilitar la conectividad de las áreas rurales junto con otros servicios básicos, e incentivar políticas de apoyo a la familia mediante la conciliación y la atención a los mayores. Defendió igualmente un mayor apoyo de los fondos de cohesión para impulsar acciones que hagan más competitivos dichos territorios.

Primero intervino en un taller sobre “Cómo impulsar el desarrollo en las zonas despobladas de Europa”, en el que también participó la secretaria general para el Reto Demográfico del Gobierno de España, Elena Cebrián, y luego en una intervención desde Bruselas retransmitida en abierto por el foro en la que planteó las políticas que a su juicio deberían implementarse en Europa frente al cambio demográfico. Todas las sesiones del encuentro se desarrollan este año de manera telemática debido a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Tras repasar la situación de esta problemática que es común a toda Europa, pero que se manifiesta de manera especial en países como España, la eurodiputada aseguró que es preciso “elaborar estrategias conjuntas con los estados miembros” para hacer frente a los desafíos del cambio demográfico, la despoblación y el envejecimiento de las áreas rurales.

“Debemos tomarnos muy en serio los movimientos demográficos y sus factores para poderle dar a este asunto la importancia que merece y asignarle un papel destacado en la agenda europea”, dijo Maestre, quien consideró que “el reto demográfico es un asunto de primer orden que debemos abordar de inmediato”.

La eurodiputada socialista reconoció que la UE ha puesto en marcha en los últimos años numerosos instrumentos para abordar algunos aspectos del cambio demográfico, si bien advirtió que “aún no existe una estrategia europea general para abordar este asunto específicamente”.

Ante esta situación, Maestre abogó por adoptar políticas urgentes a nivel europeo para acometer este desafío. Entre las propuestas planteadas por los socialistas europeos y que detalló la europarlamentaria en su intervención en la 18 Semana Europea de las Regiones y las Ciudades, está la transversalidad de cualquier medida que se adopte.

Argumentó en este sentido que “hay que integrar las consideraciones demográficas en todos los ámbitos políticos y regulaciones; de lo que se trata es de darle una transversalidad a las políticas contra el despoblamiento en materias como la agricultura, el medio ambiente, la sociedad de la información, el I+D+i, el empleo, la educación, la política social y también el transporte”.

Necesidad de estrategia

Abogó por ello para que la Comisión Europea aborde esa estrategia global en toda la Unión, que es algo, destacó, a lo que se ha comprometido ya su presidenta, Ursula von der Leyen, con la intención de coordinar las acciones de la UE en varios ámbitos. “Bajo nuestro punto de vista, esa estrategia deberá priorizar la creación de oportunidades para atraer y retener población joven en todo el territorio”, explicó, priorizando en sus acciones a este colectivo además de garantizar la igualdad de oportunidades en lo que a servicios se refiere.

En este sentido, defendió que deben impulsarse políticas que garanticen “el empleo digno, sostenible y de calidad, la dimensión territorial de las políticas de promoción económica y el empleo, mejorar el acceso a las infraestructuras para aumentar la competitividad de los territorios con desafíos demográficos y así evitar la fuga de empresas”. También se refirió a algo que es fundamental en el mundo actual como es “la universalización de la cobertura de redes de alta capacidad, banda ancha, fibra óptica, que es muy importante, y también la dotación de servicios básicos del Estado del bienestar en territorios con desafíos demográficos”.

Maestre apuntó que es igualmente importante el transporte público “a escala local para garantizar el acceso a estos servicios públicos, y medidas concretas destinadas a la empleabilidad de los jóvenes y su emancipación”.

También defendió las políticas de apoyo a la familia y el fomento de la natalidad “incluyendo políticas de conciliación y atención a las personas mayores y dependientes”. 

Asimismo, la europarlamentaria socialista incidió en que la UE “debe establecer un marco jurídico para reconocer de forma específica a estos territorios con desventajas demográficas graves y permanentes con la finalidad de determinar marcos legales, instrumentos, financiación”. Recordó en este sentido que actualmente solo cuentan con ese marco los territorios septentrionales de la UE.

Cristina Maestre aseguró que son muchas las propuestas que están planteando para frenar la despoblación: “Podemos decir que algunas ya están incorporadas o en proceso de ser incorporadas, seguramente no al ritmo que quisiéramos, pero estamos todos en ello”. Añadió que en el Parlamento Europeo están en “permanente reivindicación”, y que estas demandas se están trasladando a la Comisión Europea, que ha empezado a tomar ya cartas en el asunto como la incorporación por primera vez de una vicepresidencia dedicada a la demografía y se ha comprometido a analizar el impacto que tiene con un estudio.

Mejorar la eficacia de los fondos estructurales y de inversión europeos

Para tener las mismas oportunidades para el desarrollo, la eurodiputada del PSOE, Cristina Maestre, aseguró ayer que las políticas de cohesión deberían desempeñar un papel “más destacado a la hora de abordar las cuestiones demográficas”. Argumentó que los fondos estructurales y de inversión europeos “deben mejorar su eficacia al abordar el cambio demográfico”. También debe tenerse en cuenta, dijo, la participación de los agentes locales, que calificó de “fundamental para garantizar este éxito; por eso tenemos que tener muy en cuenta a los ayuntamientos”.

Sobre el papel fundamental de los fondos de cohesión aseguró que el FEDER “debe contribuir a que las zonas con altos índices de envejecimiento, ruralidad y éxodo poblacional puedan mejorar sus infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, reducir la brecha digital y contar con mejores servicios públicos”. Admitió que son más costosos estos servicios cuando la población está dispersa que en las ciudades, pero argumentó que “los fondos han de ayudar a que los estados miembros puedan garantizar la igualdad entre ciudadanos y ciudadanas europeas independientemente de dónde vivan”.

Apostó también por la competitividad en esas zonas, para lo cual el Fondo Social Europeo es “muy importante para ampliar su potencial” con la creación de oportunidades, al igual que la PAC en lo que a desarrollo rural se refiere.

Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones
Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones
Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones
Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones
Cristina Maestre, durante su intervención por medios telemáticos en la 18 Semana Europea de las Regiones