TERUEL Controles en los puntos estratégicos de Teruel en las primeras horas de confinamiento perimetral

Controles en los puntos estratégicos de Teruel en las primeras horas de confinamiento perimetral

Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional
Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional

La primera jornada de confinamiento perimetral del término municipal de Teruel transcurrió ayer sin incidentes y con absoluta normalidad según el balance que realizó la Policía Local anoche, en el que destacó que más del 90% de las personas que entraban o salían de la ciudad llevaban justificante. Asimismo, indicaron que no se había detectado ninguna infracción y que los ciudadanos estaban siendo muy colaboradores. 

Desde la medianoche del miércoles se establecieron los primeros controles, en los que colaboran la Guardia Civil, la Policía Nacional y Adscrita y la Policía Local. A lo largo del día se establecieron en puntos estratégicos como la conexión de la carretera de Alcañiz con la vía perimetral de barrios, la carretera de Cuenca y el Polígono Industrial La Paz. Controles que se repetirán todos los días de manera intermitente hasta que finalice el confinamiento perimetral decretado por el Gobierno de Aragón este miércoles para frenar la curva ascendente de casos por coronavirus en las tres capitales de provincia aragonesas.

La alcaldesa de Teruel, que en la medianoche del miércoles, acudió a los controles para agradecer su labor a los agentes, destacó ayer que hasta la mañana de ayer, coincidiendo con las entradas y salidas de la ciudad para trabajar, había funcionando todo correctamente, sin grandes incidencias. “La gente está cumpliendo”, señaló, a pesar de que en algunos puntos se generaran retenciones de tráfico porque la policía pregunta a los conductores el motivo de entrada y salida a la ciudad. “En las primeras 12 horas no ha habido problema”, comentó. Y tampoco lo hubo a lo largo del día, según el balance facilitado anoche.

Como durante el primer estado de alarma, las personas que salían para trabajar llevaban justificante, ahora “ya se lo sabían y venían con él”, comentó uno de los agentes de la Policía Local que estuvo en el control de la carretera Alcañiz.

Aunque los controles se realizaban ya en los alrededores del casco urbano, Los turolenses se pueden desplazar tanto por Teruel como por sus diez barrios rurales, ya que el confinamiento perimetral abarca todo el término municipal.

Esta situación, que impide la llegada de visitantes a la ciudad, ha conllevado también el cierre de los recursos turísticos de Teruel.Además, el Ayuntamiento decidió el miércoles que a partir de ayer ya se aplicaban las medidas de la fase 3 -que en todo Aragón entran en vigor el lunes- en sus instalaciones municipales.  

El mercado que, al ser ayer jueves, se instaló en la ronda Damaso Torán, lo hizo solo con los puestos de alimentación y con las distancias de seguridad establecidas. En total, se instalaron 23 puestos, un número similar al de la semana pasada, cuando ya se pusieron solo los puestos de alimentación distribuidos por todo el espacio dedicado al mercado convencional porque se había entrado en la fase 2. Esto hace que los clientes tengan que buscar los puestos en los que compran habitualmente en otros emplazamientos entre los dos lados de la ronda.

Los aforos en los comercios minoristas se sitúan en un 40%  y dos metros de separación entre clientes y a partir del lunes será del 25%. En tiendas de alimentación será del 50%.

Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional
Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional
Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional
Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional
Control en la carretera de Alcañiz en colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional